miércoles, 27 de febrero de 2008

La deportación le significa la muerte

NOTICIA EL PAÍS

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/estudiante/lucha/ser/deportado/Iran/ejecucion/novio/sodomia/elpepusoc/20080226elpepisoc_5/Tes

Un estudiante lucha por no ser deportado a Irán tras la ejecución de su novio por sodomía
ISABEL FERRER - La Haya - 26/02/2008

Seyed Medhi Kazemi, un estudiante homosexual iraní de 19 años que pidió sin éxito asilo político en el Reino Unido, esperaba ayer en Rotterdam ser devuelto a Londres después de haber intentado obtener, también en vano, refugio en Holanda. El joven, cuya petición de asilo ha sido rechazada por Londres, que pretende deportarle de vuelta a Irán, teme por su vida si regresa a su país. Su novio desde los 15 años, llamado Parham, fue ejecutado allí en abril de 2006 acusado de sodomía, y la policía iraní ya ha cursado una orden de arresto para llevarle a su vez a él a juicio.

La presencia de Medhi en suelo holandés ha sido fortuita. Trataba de llegar de forma clandestina a Canadá, pero fue detenido por los agentes de fronteras en Alemania. Según la asociación Everyone Group, un colectivo sin ánimo de lucro surgido en Italia contra la discriminación y la xenofobia, "la policía germana le remitió a Holanda pensando que tendría más posibilidades de ser acogido".

El problema es que Medhi ha requerido asilo por el mismo motivo en dos países de la UE, hecho rechazado por el Convenio de Dublín, que establece los criterios para determinar el refugio. "En un caso así, sólo se le puede enviar a Londres, donde pidió quedarse en primer lugar. Es cierto que Holanda, al igual que otras capitales, tienen una lista de lugares especiales como Somalia, Irán o Irak, cuyas políticas en materia de religión y orientación sexual son evaluadas antes de aceptar o denegar un asilo", señalaron anoche portavoces del Ministerio de Justicia. "Aunque éste sea un caso del que oficialmente no podemos hablar, tampoco cabría dicha excepción por la doble petición efectuada", concluyeron las mismas fuentes.

Roberto Malini, Matteo Pegoraro y Dario Picciau, fundadores de Everyone Group, pidieron ayer de forma oficial a la UE y al Alto Comisario de Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, "que paralicen la deportación de Medhi Kazemi y descalifiquen la política de asilo del Reino Unido".

martes, 26 de febrero de 2008

Si no vamos ellos vuelven


Valoración sobre el debate Zapatero-Rajoy

¡Qué gran alegría poder disfrutar de debates electorales! Desde 1993 España no ha vuelto a celebrar debates para las elecciones generales por la desidia y miedo de la derecha. Cuanto menos se sepa, mejor. Hasta que vieron su error.

¿Ganador? Ninguno. Perdedores, tampoco. En mi opinión ha habido un empate, más por la falta de dureza de Zapatero puesto que podría haber sido mucho más contundente en todos los temas del debate. Los marcos de referencia, que tanto invoca George Lakoff, Zapatero no supo huir de los marcos de Rajoy e imponer los suyos propios, imponiendo su mensaje y la realidad según el Partido Socialista. Lo que queda en la retina del espectador (y votante) es la contundencia y un mensaje dirigido sin posibilidad de una réplica más contundente. Zapatero estuvo muy convencido, eso sí, de lo que decía y defendía.

De Rajoy no podría decir, sinceramente, que haya estado por encima de “normal”. Para mí hay cuatro cosas en las que ha caído su argumentación:
-decir que España importa delincuentes, volviendo al discurso xenófobo de asociar delincuencia con inmigración.
-no conocer la “regularización del bonobús” del gobierno conservador del que formaba parte.
-acusar al Presidente del Gobierno de “agredir a las víctimas”. Si la legislatura con menos víctimas del terrorismo que ha habido, el intento de llegar a la paz y al fin de la violencia es agresión… ¿qué opinará el conservador de los años que ETA asesinaba a más de 100 personas al año?
-eludir todas las preguntas que le refirió Zapatero sobre la propuesta conservadora de volver al trasvase del Ebro. Rajoy es muy experto en hacer oídos sordos a lo que no le interesa, sufre de una “sordera electoral” crónica y esperpéntica.

Como siempre de los gráficos y datos podemos hacer mil manipulaciones. Si como dice el conservador había dos millones de parados y ahora doscientos mil más… hay más parados, sí, pero si se oculta que ha habido tres millones de nuevos empleos y ha aumentado la población activa y la cotización a la Seguridad Social… entonces son buenas cifras, ¿no es así?

Criticar por criticar. Sin propuestas. No se ha atacado ni mencionado la pretensión conservadora de eliminar derechos sociales. Que Rajoy se siga poniendo al lado de Sarkozy y Merkel: Sarkozy se enfrenta por fin a que los franceses se despiertan y ver su verdadera cara, el déficit comercial francés se dispara, el poder adquisitivo se resiente por la congelación de salarios (en eso Rajoy es experto en Administraciones Públicas) y la inflación sube; y de Merkel, su gran coalición hace aguas por la vuelta al discurso social del SPD y su entendimiento, espero que fructífero, con Die Linke.

Por lo demás, fue un debate-batidora de los argumentos que se han venido masticando durante este cuatrienio por ambas partes, un más de lo mismo que me aburrió hasta cierto punto.

El segundo debate sí creo que será el debate decisivo, que más cale en las opiniones del electorado y pueda empujar al voto hacia una de las dos opciones. Y Zapatero, si gana ahí, gana. Pero la izquierda para ganar, o es contundente, o no mueve a las urnas.

Sí a la España Progresista


Sarkozy prosigue su hundimiento


Hasta su primer ministro le supera en los sondeos // Todo lo que intenta se estrella contra un obstáculo insuperable

ANDRÉS PÉREZ, corresponsal - París - 25/02/2008 19:34

Nicolás Sarkozy espetó un "¡lárgate gilipollas!" este fin de semana que está dando la vuelta al mundo por Internet, aparentemente dirigido a un abuelete que se negó a darle la mano en el salón de la agricultura de París. Pero ese "gilipollas" pronunciado por Sarko el Irascible era en realidad un grito de impotencia frente a cosas mucho más serias: contra una curva de popularidad infernal y contra serios nubarrones en el horizonte de Francia.

Sarkozy es un hombre que pierde los nervios con cierta facilidad, y hasta ahora había logrado transformar esa fragilidad en un supuesto punto fuerte de imagen. Así se ganó la reputación de hombretón sin pelos en la lengua, al plantar cara en octubre pasado a un grupo de pescadores y, meses antes, al hablar mal de los jóvenes de las barriadas.

Rodeado por un dispositivo de seguridad sin precedentes en la historia de esta República, Sarko apostaba por las subidas de testosterona gratis.

Lo de este fin de semana fue diferente. La atmósfera era tranquila y la situación en que se encontró Sarkozy, frente a un individuo que no quería darle la mano, es un escenario archiclásico que todos los hombres políticos del planeta saben torear con algo de compostura y mucha hipocresía.

Si Sarkozy perdió los nervios, ello se debe a un tablero político y social totalmente al rojo, que va a hacer de 2008 el annus horribilis de la grandeur francesa. El estadista que se había imaginado a sí mismo como el hiperpresidente de las exportaciones ha cosechado un déficit comercial récord. El presidente del poder adquisitivo no hace nada en favor de los salarios y, además, su país entra en la espiral de la inflación (2,8% interanual).

La aureola se rompió y el descenso de popularidad, que empezó con las huelgas de otoño y la visita de Muammar Gadafi, se volvió meteórico a partir de enero, cuando de hiperpresidente Sarkozy pasó a ser el presidente en vacaciones constantes, con Carla Bruni colgada del brazo.

Sarkozy, que soñaba con provocar una revolución en las instituciones, tendrá que conformarse con una primicia histórica: por primera vez en la V República, el jefe de Estado es menos popular que el primer ministro.

Ahora, Sarkozy ha diseñado una estrategia basada en el principio "un día, una medida" para intentar retomar la iniciativa.

Pero la política de su Gobierno parece ser una larga lista de bandazos, a menudo populistas, con medidas imposibles y otras incoherentes, como un proyecto de instaurar la detención de por vida para personas juzgadas de antemano locos de atar -censurada parcialmente por el Consejo Constitucional-, o la marcha atrás en su intento de hacer que cada niño de 2008 cargue con la memoria de uno de los 11.000 chavales exterminados por los nazis en Francia.

El último revés vino de la justicia. Fuentes judiciales informaron ayer que el Tribunal Supremo no aceptará la retroactividad para que los delincuentes considerados peligrosos para la sociedad sean ingresados en centros de retención tras cumplir la condena inicialmente impuesta por la Justicia.

Veltroni ofrece un nuevo proyecto para Italia

NOTICIA EL PAÍS

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Veltroni/presenta/programa/desarrollo/modernizacion/Italia/elpepuint/20080226elpepiint_10/Tes

Veltroni presenta un programa para el desarrollo y la modernización de Italia
El líder del Partido Democrático promete recuperar el empobrecido sur

MIGUEL MORA - Roma - 26/02/2008

Una Italia nueva ya!". Walter Veltroni, el líder del Partido Democrático, presentó ayer en Roma, al ritmo optimista de sus eslóganes electorales -el otro es el célebre "si può fare"-, su decálogo de ideas, los "diez pilares" para construir un país "más moderno y más rápido".

El PD propone que el sueldo mínimo sea de 1.000 euros y dar 2.500 por hijo
Según Veltroni, Italia tiene cuatro problemas básicos: la ineficacia económica, la desigualdad, la escasa libertad de los ciudadanos para diseñar su vida, y la escasa calidad de la democracia. Para superarlos, el PD propone un plan "
ambicioso pero realista": reformas institucionales, económicas, laborales y educativas, todo bajo el paraguas de la seguridad. En lo social, Veltroni da vía libre al testamento biológico, propone tibiamente derechos para las "parejas que conviven establemente" y afirma que mantendrá tal cual la actual ley del aborto.

"
Ni promesas ni anuncios imposibles de cumplir". Así resume el líder del centro izquierda su programa electoral, que apela al voto de los jóvenes con conceptos como el "ambientalismo del fare (ecologismo productivo)", y que expresa su intención de sanear el sistema, la política, la justicia, su deseo de innovar en todos los órdenes, su apuesta por el Sur, su llamamiento a que las mujeres sean "el eje del nuevo desarrollo".

La propuesta más llamativa es la reforma institucional. El PD quiere una sola Cámara de 470 miembros, y un Senado compuesto por 100 parlamentarios. El modelo, basado en el doble turno francés, suena a revolución: considerable ahorro, desaparición de docenas de partidos y, de paso, jubilación de cerca del 40% de los elegibles el 13 y 14 de abril. En cuanto al Gobierno, Veltroni propone un gabinete "enjuto", con 12 ministros y no más de 60 miembros.

Como medidas económicas, propone reducir progresivamente el gasto público y la cuota del IRPF; se dará apoyo a los precarios (salario mínimo, 1.000 euros) y a las familias (2.500 euros de bono fiscal por el primer hijo), créditos blandos para los jóvenes, subvenciones a los alquileres. Y liberalizaciones: teléfonos, transportes, carburantes.

La prioridad es modernizar el país, recuperarlo del "
retraso acumulado", buscar un "desarrollo de calidad". La fórmula es compleja: infraestructuras + seguridad + medioambiente. Pero concreta: más gas y menos petróleo, alta velocidad, energías limpias, banda ancha para todos, menos burocracia. Empezando por el sur, el olvidado y hoy, todavía, maloliente "Mezzogiorno". "Su crecimiento es el crecimiento de Italia", dice Veltroni, que promete cambiar "drásticamente" la forma de utilización de las ayudas de la UE.

La bajada de impuestos se hará de forma selectiva: primero "
los trabajadores dependientes, los contribuyentes leales, los autónomos que pagan demasiado". Y hay un plan para subsanar lo que Veltroni llama "las tres patologías": la baja tasa de ocupación, la baja natalidad y la alta tasa de pobreza infantil. Si gana, hará más guarderías, activará el plan contra la violencia doméstica, "se invertirá lo que nunca se ha invertido" para incorporar a la mujer al trabajo.

domingo, 24 de febrero de 2008

Sarkozy: suma y sigue


http://www.elpais.com/articulo/internacional/Sarkozy/Pirate/pobre/gilipollas/elpepuint/20080224elpepuint_4/Tes
Noticia El País

Puede que la caída libre que experimenta el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en las encuestas de popularidad le esté pasando factura en el ánimo, bastante enervado últimamente. El último incidente se produjo ayer en el Salón de la Agricultura, una feria de muestras en París, cuando llamó "gilipollas" a un ciudadano, presumiblemente partidario de la oposición, que pidió al presidente que no le tocara mientras éste recorría la feria saludando a diestro y siniestro. Eso sí, sin perder la sonrisa.

El diario
Le parisien ha colgado en su edición de Internet un vídeo sobre la visita de Sarkozy al Salón de la Agricultura, un paseo por una feria que debía haber sido un baño de multitudes. Tras pronunciar un discurso en el que pidió incluso que la gastronomía francesa fuera declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, Sarkozy comienza un paseo por la feria abriéndose paso rodeado de sus guardaespaldas y saludando a izquierda y derecha: "Bon jour, bon jour, merci!" (“¡Buenos días, buenos días, gracias!"), repite sin cesar.

En un momento dado, alguien abuchea -o muge- y Sarkozy se acerca a saludar a un ciudadano que, apretado entre la multitud, le pide que no le toque. Sin torcer el gesto, es verdad, Sarkozy se enerva y se produce el siguiente intercambio:

Ciudadano: - Eh, no me toques.
Sarkozy: - ¡Entonces, pírate!.
C: - Que me ensucias.
S: - ¡Entonces pírate, pobre gilipollas!

Sin perder la sonrisa, Sarkozy sigue en este momento su visita, estrechando manos, aunque hay un reflejo de nerviosismo en su expresión.

No es la primera vez que Sarkozy se enzarza con un ciudadano. Hace algunas semanas, durante un viaje a la Bretaña, tuvo otro intercambio con un pescador de Bretaña que desde la distancia le echó en cara la diferencia de sus salarios y le vituperó con un insulto de contenido sexual. Entonces Sarkozy se indignó e invitó al pescador a bajar a decírselo a la cara, pero el marinero no accedió: "
si voy te pego en la cara, así que mejor que no".





Como ya he comentado en otras ocasiones el papel de Presidente de la República es un cargo institucional que simboliza la nación francesa al completo. Sarkozy no ha cumplido con ese papel, que tan bien ejercieron De Gaulle, Giscard d’Estaing, Mitterrand y Chirac. Sarkozy ejerce una política demasiado partidista, y, tal como vemos en sus meteduras de pata e insultos, impropia para su puesto. Insultando a un ciudadano francés, ¿qué pasaría en España si el Rey o el Presidente del Gobierno insultaran a un ciudadano como lo hace él?

El comportamiento del ciudadano, que pronuncia un “que me ensucias”, es incorrecto en ese comentario, pero Sarkozy no debía haber entrado a ese nivel, y en el incidente con el pescador lo mismo, y mucho menos retarlo. Teniendo claro un séquito de guardaespaldas, se hace muy valiente (prepotente).

En Marzo Francia vive elecciones municipales: que le pongan en su sitio, como en su día le pusieron a Chirac en 1997 en las legislativas.

Activismo contra la homofobia, viva Noruega

El desinfle conservador


Pizarro se desinfló. Su demagogia se quedó hueca, su catastrofismo causó rechifla frente a la tranquilidad y experiencia de Solbes para manejar el tema económico. Logros del cuatrienio frente a vaticinios insulsos y mezclas de terrorismo y economía. Pizarro debe tener ganas también de debatir de lo que no toca en un encuentro específico sobre economía, pero hasta ahí se desinfla igualmente.

Por fin, un milagro: la derecha ha reconocido su derrota en el debate. Menos él, que debe de vivir en una realidad paralela. Es casi como presenciar un milagro divino: la derecha reconoce la realidad en la que vive, desde el partido conservador hasta el coro mediático.

Rajoy es aficionado a esconder el bulto: no habla de Lamela, no habla de Gallardón, no habla de que él como mucho es solo la cara de la campaña y nada más. Ahora no ha reconocido abiertamente que Pizarro pudiera ser ministro de Economía si la derecha ganara. Pero, ¿no es para eso porque se afilió al partido y se incorporó a sus listas? Pizarro tiene un afán obsesivo por quitar y quitar: Ministerio de Vivienda, Oficina Económica, privatizar pensiones, quitar agua al Ebro… en quitar derechos sociales como la adopción eso se lo deja a Rajoy. Si Pizarro sigue quitando se quedará sin nada, ¿será solo diputado? Rajoy se ha acobardado, el partido conservador huye de su fichaje estrella y desdice sus propuestas desacordes con el programa electoral.

Primero el caso Aguirre-Gallardón, luego el silencio por la resolución del caso Lamela, otro silencio más ante su derrota al fallar el Constitucional que la Ley de Igualdad cumple con la Constitución, el anuncio de eliminación de derechos sociales, los autoplagios a las campañas electorales de Guatemala y México, y ahora… el desinfle Pizarro.

Rajoy demuestra más y más su nula capacidad de liderazgo. Yo sigo repitiendo, ¿quién quisiera dejar España bajo su gestión? Seria más rápido dejar todo en manos directamente de Doña Cuaresma, que tanto manda por las espaldas.

sábado, 23 de febrero de 2008

Manifiesto del Árbol Socialdemócrata

La campaña más reñida de la historia de la España democrática ha comenzado. Se enfrentan de nuevo dos conceptos de entender España: por un lado la España reformista, social y abierta y por otro la España nacionalista, reaccionaria y crispadora.

Y estos calificativos son ciertos, en referencia a la derecha, me atrevo a decir que por desgracia. Nunca antes ha estado tan en peligro los avances sociales como en 2008: la izquierda que no se mueve a defender el mantenimiento de las reformas y la derecha monolítica con un solo pensamiento, que es que la izquierda jamás, jamás y jamás.

La movilización de la izquierda es más esencial que nunca. La victoria no puede ser por la mínima: la izquierda o es fuerte en el Parlamento o caerá, y ahí está Italia para dar una muestra de que no hay que depender de una amalgama de partidos. La izquierda debe gobernar y apoyarse en sus votos, como única garantía del mantenimiento de la política reformista.

La izquierda ha cometido errores, se ha quedado corta, no ha sabido imponer su postura. Ese último error es el fatal: marcar el discurso político frente al adversario da mucha más ventaja. El Gobierno socialista ha realizado grandes logros en este cuatrienio en muchos campos: no ha sabido darles la importancia necesaria. Porque esos logros son lo que se hayan en peligro, no se han vendido como deberían haberse hecho para ahondar la distancia frente al partido conservador, no se ataca con la suficiente dureza los puntos flacos conservadores: el caso Gallardón, el desinfle Pizarro, la no renovación de la cúpula, la deriva ultraconservadora, la fragilidad de Rajoy, la caída de los centristas y la subida de los halcones son cada vez más y más alarmas rojas que se ciernen sobre el futuro. Unido a un sector de sus apoyos mediáticos y sociales envalentonados y rayando la petición de revancha. Hay quien no aprende de la historia, hay quien insulta el evangelio de Cristo en su nombre.

La necesidad de la victoria de la izquierda radica en mantener las reformas, y en propiciar un nuevo terremoto en el seno de la derecha española, que lleve bien a la rectificación y se homologue a la CDU alemana, los Moderados suecos, la UMP francesa y el PSD portugués; y se aleje de las tácticas berlusconianas, del populismo de Haider y cualquier xenofobia y extremismo como el Vlaams Belang y Fortuyn. Sólo entonces la alternancia izquierda-derecha podrá ser bien aceptada por todos los españoles. Bien eso, bien llevar a la verdadera fractura de la derecha entre el búnker conservador y el centroderecha moderado, y que cada uno busque la hegemonía derechista. El partido conservador actual es peligroso porque es un atrapalotodo, una amalgama del centro a la extrema derecha unido por el objetivo que antes comentaba: la izquierda jamás, jamás y jamás.

Por ello, yo recomiendo el voto para el Partido Socialista Obrero Español, y para Izquierda Unida, ésta última con muchas reservas. Si algo es la izquierda es protesta, es presión. Protesta por un mundo mejor, presión para no desviarse del camino marcado. Y cuando más apoyos consiga la izquierda más libre será de seguir esa vía: la vía de la socialdemocracia, sin cortapisas, sin peligros, con toda una mayoría social para abrir y asentar la sociedad alternativa, la sociedad libre.

Os pido que votéis ante todo, con libertad. A quien sea, por supuesto. Votad conforme a vuestra conciencia e interés, votad por amor a la democracia y al mantenimiento de los derechos que se hayan en peligro.

jueves, 21 de febrero de 2008

El autoplagio

En 2004 el lema del partido conservador era “Juntos Vamos a Más”, que pasaría por ser muy original si olvidamos el del 2000: “Vamos a Más”. A más no se si irán, pero a falta de inventiva son unos ganadores.

Y ahora, 2008, los mismos, porque son los mismos, vuelven a autoplagiarse. “Con cabeza y corazón”, es el lema conservador. Antonio Solá, asesor de imagen de Rajoy y quien decide y mucho en la campaña conservadora, fue responsable de las campañas del Partido Patriota de Guatelama (PP) y del Partido Acción Nacional de Méximo. La campaña del PP versión guatemalteca era “Mano dura, cabeza y corazón”. Ole, tenemos que instituir los Premios a la Pereza y como ganador vitalicio al Partido Popular.

Es de agradecer, eso sí, que quiten el “mano dura”, allí ya lo habrán interpretado (y ganó el candidato socialdemócrata), y aquí nos lo ahorran. Porque esa mano dura a ver como la interpretan los españoles, y quizás venga a la memoria cierto generalísimo.

El partido conservador español no deja de ser como su homónimo centroamericano, un partido ultra, catastrofista y apelante del miedo, y Antonio Solá un socio director de Ostos&Solá, que asesora a los grupos ultras satélites del Conglomerado Conservador, muy activos para demostrar su afán homófobo, liberticida en tanto a pedir la prohibición del aborto y la defensa a ultranza para obligarnos la religión que muchos no queremos impuesta.

Se retratan muy bien, sin esconderse. Partido Popular, el Partido de la homofobia, la muerte de la libertad y la mano dura contra los que no comulgamos con ellos. No os escondáis, id con esa sinceridad.

De fascistas de siempre y fascistas por un día


Estos días hemos sido testigos de actos de verdadero bochorno y vergüenza colectiva. Dolors Nadal, María San Gil y Rosa Díez han sido abucheadas en diversos actos de sus partidos por militantes de extrema izquierda. Independentistas catalanes, independentistas gallegos y no sabría calificar a los jóvenes de la Complutense que insultaron a Rosa Díez más que de completos fascistas.

Como muchas veces he dicho, los extremos se tocan, “antifascistas” y los verdaderos fascistas pierden las pocas diferencias para alcanzar las mismas características: odiar, insultar, vejar, reprimir, silenciar, crispar…

España es un país democrático, muchos defendemos hasta la saciedad su mantenimiento, que es el mantenimiento de la libertad.
Nadal, San Gil, Díez…por mucho que sus planteamientos nos puedan parecer anticuados, erróneos, conservadores, taimados, y existen también los que le parecen que tienen razón; ellas, como todos sin excepción, tienen derecho a manifestar su opinión y hacer llegar la de su partido, como si viniera Le Pen a hablar en un mitin de xenofobia o Aquilino Polaino de homofobia, nuestra obligación es respetar la libertad de expresión. Si no nos gusta lo que dicen, nos callamos y punto, somos libres de ni escuchar, ni de asentir, ni de ir.

Los que impiden esa libertad son fascistas. Vistan como se vistan, ni quieren “liberar” Galicia, ni piden socialismo los jóvenes de Esquerra (raro y penoso que un partido nacido como burgués, liberal, progresista y federalista en 1931 se haya denigrado en radical, populista, independentista, ilógico y cercano a la izquierda extraparlamentaria, pero es seguro que los orígenes de ERC sus jóvenes los desconocen, sino, se habrían ido a otro sitio).

Ralla la hipocresía que los que defiendan con uñas y dientes a estas tres señoras sin embargo se congratulen de que otras personas, por el mero hecho de ser de partidos que no son el que prefieren (prefieren a Ciutadans, UPyD o PP, tres caras para una misma moneda). Que prefieren un partido más que a otro, es legítimo, es perfecto. Que callen a unos actos y ataquen a otros, es hipocresía y poca vergüenza.

Lo mismo podríamos decir de Díez o San Gil, aquí voy a dar una de cal y otra de arena. Porque como denuncian y recuerdan blogs como, entre otros, A torre da derrora, A sueldo de Moscú o el de José Luis Prieto, en 2003 ocurrió algo.

Y es que en 2003 en Andoain, María San Gil, Rosa Díez y Gotzone Mora insultaron con idéntica pasión que estos fascistas a Josu Jon Imaz. ¡Otro demócrata! Eso que tanto PSE, como el PP y el PNV y un miembro de Batasuna condenaron el asesinato de Joseba Pagazaurtundua. ¡Qué habría pasado si el PNV no lo hubiera condenado! Al PNV, partido que no defiendo y considero en una órbita ilógica, lo insultaron, ¿a santo de qué? Ese día esas tres mujeres se convirtieron en fascistas por un día, lo mismo que esos tres grupos de radicales.

Es decir, que es muy fácil pedir respeto para uno mismo, pero no para dar ejemplo de ello. ¡Cristo predicó con el ejemplo! Por eso no puedo recibir a bien nada de lo que digan estas personas, su sentido de la realidad es tan retorcido que me inspiran mucha lástima, y espero que lleguen un día a recapacitar sus actos, no lo que piensen.

Por eso digo, una de cal y una de arena. Por muy heroínas que se consideren, no están por encima del resto de ciudadanos, y, como el resto, también están obligadas, por decencia y sentido de la moral y ética, a dar ejemplo y mostrar un mínimo de educación y ejercicio democrático.

miércoles, 20 de febrero de 2008

La necesidad de la participación política


Estamos a poco más de un día del inicio de la campaña electoral. No viene de más recordar lo que significa el acto de elecciones y la democracia.

No somos ya siervos, no somos ya súbditos. En este país muchos han luchado por conservar el derecho a ser considerados y reconocidos ciudadanos; mucha sangre vertida por luchas, odios y viejos rencores.

Mucha gente se aparta de la política. Es un tabú, un foco de discusión, de sentimientos viscerales y siembra de rencores. Los políticos son perversos, maquiavélicos, ambiciosos, carentes de escrúpulos, mentirosos, corruptos… etcétera etcétera. Eso, achacado a todos los políticos. Algunos lo dicen, pero esos algunos hablan desde el estereotipo y la información inexistente.

Porque nosotros, como ciudadanos, no solo existimos a la hora de pagar impuestos o emitir el voto. Somos, como colectivo unido, la soberanía nacional, el poder supremo. Como tal, ejercemos nuestra opinión, crítica y protesta ante los actos de nuestros representantes elegidos, que son, no lo olvidemos, quienes detentan el poder efectivo.

Pero esos representantes no dejan de ser eso, representantes elegidos. No están ahí por obra de la gracia divina, nacimiento o sorteo. Emanan de la voluntad popular, y, lo que se puede dar, también se puede quitar.

Detrás de muchos ellos siempre hay una gran masa de personas, ya sea desde los asesores hasta los militantes de los partidos. Todos son gente en su casi unánime mayoría personas humildes y honradas, con ideas firmes y sinceras, que trabajan por construir un proyecto positivo, sea cual sea su ideología.

El político es, ante todo, una persona, y como tal es víctima de los mismos defectos y virtudes que el resto de los mortales. No es un dios, no es un ser todopoderoso, no lo sabe todo ni conseguirá arreglarlo todo. Podemos creer o no en su palabra, podemos dejarnos guiar ciegos o hacerlo desde la sensatez, podemos darles una total confianza o una valoración crítica.

No somos borregos, no somos una masa ignorante. El ser humano siente muy en lo profundo de su ser la necesidad de creer en algo, un sentimiento cuasirreligioso, tener la fe en algo, pase lo que pase. Muchos sienten esto hacia muchas ideologías, pero en ideologías no hay dogmas de fe. No tenemos que creer a nadie ciegamente, simplemente tener presente las limitaciones que le son impuestas a todo ser humano y que la realidad condiciona mucho nuestras aspiraciones y actos.

De ello es necesario participar. Participar siempre. La democracia participativa es la aspiración del socialismo. Socializar los medios de producción es un término que se va quedando obsoleto. La socialización de la democracia, la extensión de las responsabilidades y decisiones del poder es la nueva aspiración. El poder participativo local, el control ciudadano, la elaboración de normas rígidas de rendición de cuentas. La mejora, en fin, del sistema actual a uno mejor.

No participar es la muerte de la democracia. La democracia no es un sistema rígido y fuerte, no es una vieja autocracia, no es un sistema totalitario, basado su poder a base del terrorismo de Estado. La democracia se asienta sobre el poder ciudadano, si pierde ese apoyo, la democracia muere a favor del sistema totalitario. Ejemplos la historia nos los ha dado, bastantes dramáticos, por cierto.

El descontento al sistema tiene su opción del voto el blanco: se participa, se expresa la crítica. Que muchos lean “Ensayo sobre la lucidez” de José Saramago, y lo comprendan.

La espalda a la democracia de quienes no quieren participar, no importará mucho para ellos, porque el día que se deje de votar, no pasará nada, porque no habrá más elecciones. No habrá más elecciones, más voluntad popular, más soberanía nacional, más libertades ni más derechos. La democracia habrá sido asesinada para investir con el poder absoluto a un nuevo Hitler.

Sarkozy convierte una redada policial en un plató de televisión

http://www.publico.es/050231/sarkozy/francia/redada

El arresto de unos delincuentes es seguido en directo por decenas de cámaras

ANDRÉS PÉREZ - Corresponsal en París - 18/02/2008 21:36

El populismo de Sarkozy parece no tener fin. Este lunes se sacó un nuevo conejo de la chistera ante una audiencia que el 9 de marzo debe renovar sus ayuntamientos. Nada menos que 1.100 policías invadieron al alba la ciudad de Villiers-le-Bel, en el extrarradio de París, con material tan apropiado como helicópteros, mazas y un blindado, seguidos por decenas de cámaras de televisión.

El objetivo oficial era dar caza a 39 personas implicadas en delitos graves durante los disturbios en el barrio en otoño pasado. El motivo extraoficial era otro: intentar encarrilar la campaña electoral para que regrese al terreno de la paranoia, utilizando a esta barriada rebelde como carnaza.

Los 1.100 policías llegaron hacia las seis menos cuarto de la madrugada con órdenes de detención dictadas por tres jueces de instrucción. Todo en regla para tres presuntos delitos de gravedad extrema.

Se trataba de echar el guante a los supuestos autores de una "tentativa de asesinato en banda organizada contra agentes de policía", de una "tentativa de homicidio voluntario con agravantes" y de un "incendio", según fuentes policiales. Todos esos delitos fueron presuntamente cometidos a finales de noviembre, cuando miles de jóvenes de Villiers-le-Bel se sublevaron tras la muerte de dos adolescentes aplastados por un coche patrulla.

En aquella revuelta, un policía fue apaleado y se produjeron graves incidentes en los que hubo disparos con pistolas lanzacohetes, fusiles de caza y carabinas de aire comprimido contra un puñado de agentes, Se registraron 100 heridos, la mayoría vecinos.

Ayer, la policía cumplió su misión en tres horas. Penetró en los inmuebles, localizó a los individuos que buscaba, los detuvo y se fue. Total: 35 detenidos, 17 de ellos por su presunta participación en disparos contra los agentes; otros 13 por una agresión contra un comisario y cinco por incendiar una biblioteca.

Presencia de televisiones
Lo que no cuadró en esa espectacular redada policial fue la prensa gráfica y audiovisual que acompañó a la comitiva. ¿Por qué había decenas de televisiones y de fotógrafos en el momento del despliegue policial y, en algunos casos, incluso antes del despliegue? Simplemente porque alguien advirtió que Villiers-le-Bel iba a convertirse en un enorme plató.

Fuentes de la policía consultadas el lunes por Público subrayaron que "en una operación de este tipo, con cientos de agentes porque se teme la acción de bandas organizadas, lo normal es que sólo unos pocos policías sepan de antemano donde van a intervenir, mientras que el resto sólo lo saben instantes antes de salir". La "filtración" previa al show, por lo tanto, no pudo venir de un agente de base ni de un sindicato policial, sino de los responsables de la operación.

Este corresponsal contactó el lunes con la presidencia de la República, con la fiscalía, con el gabinete de la ministra de Interior y con la dirección de la Policía Nacional. La pregunta era simple: "¿Ya está abierta la investigación para determinar quien "filtró" la operación, poniendo así en peligro la vida de los agentes, si tan peligrosos eran los presuntos criminales?".

Frank Louvrier, consejero de imagen y mano derecha de Nicolas Sarkozy, afirmó que "el presidente no tiene por qué dar instrucciones al respecto". La fiscalía adoptó idéntica actitud. El gabinete de la ministra Michèle Alliot-Marie recalcó que "deploraban" la filtración, pero no tenía nada que anunciar sobre una investigación.

martes, 19 de febrero de 2008

La insensatez del asunto Kosovo



Antesdeayer Kosovo ha proclamado su independencia. Es un nuevo capítulo y problema más de la historia de la desintegración de Yugoslavia y de su mosaico étnico.

La Unión Europea ha dado una demostración más de su incapacidad de unión. Alemania, Francia y Reino Unido ya han reconocido el hecho kosovar. España se sigue resistiendo.

Yo defiendo el planteamiento de Miguel Herrero de Miñón: Kosovo no es una nación ni es un territorio de etnia albanesa. Kosovo es una región histórica, tan histórica como puede serlo Asturias de España, de Serbia. Ahí existen sus más importantes monasterios ortodoxos y ciudades forjadoras de Serbia.

Al desmembrarse el Imperio Otomano a partir de inicios del siglo XX, esas zonas anteriormente ocupadas por los turcos fueron ocupadas por gente de habla albanesa frente a la población histórica serbia. La limpieza étnica desatada por Milosevic durante la descomposición yugoslava y su opresión llevó a esa población albanokosovar a defenderse del genocidio que suponía el dictador. Ahora bien, acabado el dictador, asentada la democracia y con miras tanto Kosovo como Serbia a Europa, se ha tomado el camino más tonto para echar abajo esas pretensiones.

Un Estado inviable, corrupto, pequeño, sin recursos apenas, empobrecido, en tensión. No es un candidato a entrar en la Unión.

A Serbia se le ha llevado al camino de la radicalidad, un alimento del nacionalismo más rancio, valga la redundancia. Si se la quería llevar a la senda europeísta, mala pata, no es el camino.

Tampoco esto es, ni como Montenegro, un ejemplo de independencia ni para Euskadi, ni Cataluña ni para Córcega (que piense mucho Sarkozy también los efectos de bendecir actos como el kosovar).

Montenegro decidió poner fin a lo que quedaba de Federación Yugoslava y seguir su propio camino: Montenegro no es Serbia. Kosovo es parte integrante del Estado serbio, su territorio.

Kosovo en todo caso podría albergar un derecho de autodeterminación de existir una “opresión”, que en la era Milosevic es entendible. Que digan Euskadi o Cataluña cuándo han sido oprimidos desde 1978.

Europa no parece recordar su propia historia. ¿Qué han sido Italia y Alemania desde la Edad Media hasta 1870? Un mosaico de Estados débiles. El crecimiento alemán coincidió con su unificación, Italia como potencia desde su Risorgimento. ¿Qué se supone que busca Europa? ¿Unidad o división? La división trae debilidad. El futuro y la supervivencia de Europa descansa sobre la unidad de los europeos.

El nacionalismo sólo demuestra su egoísmo y egocentrismo: el futuro es Europa, Europa unida.

Por añadir, es muy triste ver la desaparición o inexistencia de casos sangrantes como es el Kurdistán o el Sahara Occidental. Territorios divididos entre diversos países, ocupados por intereses económicos, oprimidos. ¡Ellos existen!
¡KURDISTÁN LIBRE!




sábado, 16 de febrero de 2008

L'Appel républicain de Marianne

http://www.marianne2.fr/L-Appel-republicain-de-Marianne_a83903.html?PHPSESSID=5ee29a0ab1a743497a526470d440e04d

Nous reproduisons ci-dessous un appel, publié dans Marianne, signé par dix-sept personnalités de la droite, du centre, de l'écologie et de la gauche républicaine. A situation exceptionnelle, rassemblement inédit...

© Baya Kanane
Il se passe de drôles de choses dans notre République. L'actuel Président avait bien promis la rupture. Rupture il y a, mais pas seulement telle qu'elle avait été annoncée. Un gouvernement marginalisé, dont le travail s'avère pré-mâché par les conseillers du Prince. Rupture.
Un Président qui semble déserter la fonction, parlant tour à tour comme croyant ou comme laïc. Rupture.
Un Président qui veut mettre la politique en chiffres, comme s'il s'agissait de vendre des petits pois. Rupture.
Un Président qui entend diriger ses équipes comme un manager d'hypermarché, distribuant bons et mauvais points, primes ou sanctions. Rupture.
Un Président qui reste chef de parti et dont le domaine réservé est davantage la Mairie de Neuilly que la politique de défense. Rupture.
Un Président qui prétend substituer au débat contradictoire traditionnel entre majorité et opposition la mise en scène des divergences entre ses courtisans et ses ministres. Rupture.
Un Président qui affirme devoir être heureux pour gouverner le pays. Rupture.
Un Président qui annule ses rendez vous du soir et du matin pour vivre pleinement son couple. Rupture.

La liste est longue des stupéfiantes innovations, que, volontairement ou involontairement, Nicolas Sarkozy a introduit dans la politique présidentielle. Ce nouveau cours suscite donc des inquiétudes, une anxiété même. C'est cette anxiété, qui risque bien de s'amplifier dans les semaines et les mois à venir, que traduit l'appel républicain de dix-sept hommes et femmes politiques que nous reproduisons ci-dessous. On ne doit pas se tromper sur sa signification : si des personnalités politiques de premier plan qui ont l'habitude de s'affronter sur la scène publique depuis des années, prennent le risque de s'afficher au bas d'un même texte à quelques jours d'un scrutin dont le président lui a annoncé qu'il serait politique, si cet appel a recueilli la signature de plusieurs hommes et femmes politiques de la droite républicaine, c'est bien que le contexte politique créé par huit mois de sarkozysme est totalement inédit. A lire. A méditer.
Avant d'agir ?

Pour une vigilance républicaine

Les soussignés se réclament de sensibilités très diverses, et ils ont sur un certain nombre de sujets importants des positions très différentes, mais ils ont malgré tout en commun un certain nombre de convictions et de valeurs qu'ils entendent réaffirmer.
- Leur attachement au principe républicain et, en conséquence, leur refus de toute dérive vers une forme de pouvoir purement personnel confinant à la monarchie élective.
- Leur attachement aux fondamentaux d'une laïcité ferme et tolérante, gage de la paix civile. - Leur attachement à l'indépendance de la presse et au pluralisme de l'information.
- Leur attachement aux grandes options qui ont guidé, depuis cinquante ans, au-delà des clivages partisans, une politique étrangère digne, attachée à la défense du droit des peuples et soucieuse de préserver l'indépendance nationale et de construire une Europe propre à relever les défis du XXI° siècle.

Au-delà de leurs divergences, les soussignés tiennent à rappeler leur engagement à défendre, séparément ou ensemble, ces impératifs, comme toujours cela fut fait au cours de l'Histoire de la République.

Pierre Lefranc, ancien chef de cabinet du Général de Gaulle
Dominique de Villepin, ancien Premier ministre
Ségolène Royal, ancien ministre, Présidente de la région Poitou-Charentes
François Bayrou, ancien ministre, député des Pyrénées-Atmantiques
Jean-Pierre Chevènement, ancien ministre
Corinne Lepage, ancien ministre
Nicolas Dupont-AIgnan, député de l'Essonne
Bertrand Delanoë, maire de Paris
Maurice Leroy, député de Loir-et-Cher
Nöel Mamère, député de la Gironde
Jean-Christophe Lagarde, député de la Seine-Saint-Denis
Marielle de Sarnez, conseillère de Paris
André Gérin, député du Rhône
Arnaud Montebourg, député de la Saône-et-Loire
Jacqueline Gourault, sénatrice du Loir-et-Cher
Jean-Pierre Brard, député de la Seine-Saint-Denis
Jean-Paul Bled, président des Cercles universitaires d'études et de recherches gauliennes

viernes, 15 de febrero de 2008

El Mesías es la revolución

No deja de haber numerosos partidos u organizaciones que sigan proclamando la revolución proletaria, sea de la corriente que sea: marxistas o anarquistas.

En el caso anarquista, la revolución es una forma más de sus ideales utópicos, e ingenuos. Y es que el anarquismo murió exactamente cuando dejó de haber verdaderos anarquistas: Proudhon, Bakunin o Kropotkin, sus ideólogos básicos. Tras ellos el anarquismo ha vivido de sus enseñanzas o ha derivado en un terrorismo marginal. Porque el anarquismo no ha planteado su modelo alternativo ni ha conseguido llevar a cabo en ningún sitio su experimento libertario con éxito. En 1936 cuando el Estado republicano se vino abajo por el golpe militar y la formación de las milicias los anarquistas intentaron llevar a cabo su “revolución social” a la par que luchar contra los rebeldes. Así les fue: derrota tras derrota y Durruti hubo de reconocer que primero estaba la disciplina y ganar la guerra que los experimentos anarquistas. Actualmente el anarquismo no deja de ser un “anti todo”. Sin proponer, más que ideas vagas e imprecisas, sólo protestando contra lo establecido. O peor, derivar a la violencia “antifascista”: el anarquismo deja de ser una ideología de liberación frente a la “opresión” para convertirse en ideología de violentos y opresores, dirimiendo sus diferencias con el otro extremo, neonazi, a base de peleas o asesinatos. ¿Diferencias entre antifascistas y neonazis? Ni una.

En el campo del marxismo, la “revolución” únicamente se ha dado donde es por todos conocido: el antiguo mundo soviético. La Unión Soviética, Cuba, China, Corea del Norte, Camboya, Vietnam… no incluiré a las democracias populares de Europa del Este por no haber vivido una revolución sino más bien la imposición de un gobierno por el dictado de Moscú. El resto vivió una guerra civil y un proceso revolucionario en serio, aunque lo derivado de esas revoluciones hayan sido la imposición de las dictaduras no del proletariado sino de un partido o una persona. La revolución soviética derivó de la abolición de la explotación del hombre por el hombre a la explotación del hombre por el Estado, la revolución cubana a la órbita soviética y al fracaso de una vía democrática frente al antiguo régimen de Batista, la revolución china a las atrocidades de Mao y a un capitalismo salvaje, Corea del Norte a la mayor penuria y miseria de sus ciudadanos y la implantación de una dinastía de dictadores y ya hablar de los jemeres rojos de Camboya… sus millones de asesinados hablan por sí solos.

Esto es la traición a la revolución, la perversión a sistemas totalitarios que necesitan el terror para mantener el poder en manos de una nomenclatura de privilegiados, en países donde supuestamente no había clases sociales. La derivación de estos regímenes manifestó su fracaso de entregar el poder efectivo al pueblo en democracia total y en la eliminación de los grupos oligárquicos. Destruyó esos grupos, sí, pero rápidamente creó unos de nuevo cuño.

A finales del siglo XIX el Partido Socialdemócrata Alemán era el partido modelo de la II Internacional Socialista. Era el partido socialista con más implantación, el más numeroso, el más organizado. Todos los otros partidos lo imitaban.

Karl Kaustky era uno de sus máximos ideólogos, y teorizaba sobre el devenir futuro del derrumbe del capitalismo y la implantación de la sociedad socialista. El programa de Kaustky mantenía los principios del marxismo de la lucha de clases, la revolución, la preparación del proletariado y la dialéctica derivada de esto, y a la par defendía la actuación reformista y parlamentaria de los diputados del partido, a cada elección más numerosos.

Para Kaustky era muy importante teorizar cómo se daría el paso del capitalismo al socialismo. Las premisas eran cómo hacer la revolución, cuándo hacer la revolución y con qué hacer la revolución. Sin embargo Kautsky desechó la idea de que el SPD fuera el provocador de la revolución: la revolución acabaría llegando por la degradación del capitalismo, y sería cuando el SPD obtuviera el poder.

Pero así, descartada la vía insurreccional, Kautsky defendía también la llegada al poder por la vía democrática. Así el SPD se hacía parlamentario, de masas, abierto a los trabajadores y basado en una férrea disciplina para la unidad de acción. Todo resumido simplemente: el SPD es un partido revolucionario que no hace revoluciones.

El partido consigue así conquistas sociales en el parlamento, su oposición parlamentaria al poder liberal le hace obtener mejores resultados con un objetivo: llegar al poder, y, desde él, transformar la sociedad desde la legalidad democrática. Así pues, el SPD es revolucionario en los fines, no en los medios. La revolución se aleja en el tiempo, es como la espera del Mesías que vendrá a liberar a los hombres.

Y esa conquista del poder es lo que para Kaustky es la dictadura del proletariado preconizada por Marx. No la dictadura autoritaria, sino el gobierno de la clase obrera, que a partir de una mayoría parlamentaria imponer su programa socialista y enfrentarse a la voluntad popular a través de las elecciones para que ésta le renueve o no el poder. Es decir, la forma democrática se mantiene, el pluralismo político se mantiene. La sociedad socialista sería la democracia más pura. Kautsky luego sería un renegado para el comunismo, por atacar la dictadura soviética al negar ésta la democracia y el pluralismo, máximas según las que no era posible el socialismo.

Más allá fue Eduard Bernstein. Lo que Kautsky no se atrevió a reconocer nunca, que la revolución nunca llegaría, lo dijo Bernstein. Él dijo lo que todos hacían pero no querían reconocer: el capitalismo no mostraba signos de degradación sino que las crisis periódicas les seguían bonanzas periódicas. Así, el revisionismo de Bernstein proclamaba un socialismo no antisistema, sino, como el Partido Socialista Belga, un partido prosistema. El partido se fundamentaría en la justicia social, la práctica reformista parlamentaria y el mantenimiento en el sistema liberal-democrático: el socialismo es la culminación de las reformas liberal democráticas.

Por mucho que el revisionismo fuera tachado de anatema y condenado por el SPD y la II Internacional, lo cierto es que se impuso y dio forma a la socialdemocracia del siglo XX frente a la socialdemocracia del XIX a caballo entre el parlamentarismo y la revolución.

Tras la I Guerra Mundial los partidos socialistas abandonaron la idea revolucionaria, merced a la deriva totalitaria de la Unión Soviética en formación. La socialdemocracia entró en crisis y se enfrentó al nuevo comunismo, minoritario en la mayoría de países. Pero la socialdemocracia aceptó por fin las tesis revisionistas y se puso a la cabeza de la defensa a ultranza del sistema democrático, y consiguió la incorporación de la mayoría de la clase obrera al sistema, cuando, a la llegada al poder, se sentaron las bases de las prestaciones sociales y del sistema del bienestar.

En Suecia el Partido Socialdemócrata llegó al poder en la década de los 30 y permaneció en él hasta nuestros días con apenas tres breves intervalos. En esos 70 años construyó y potenció el sistema del bienestar y llevar a Suecia de un país perdido del norte en un país modelo y puntero del siglo XXI.

En Italia el Partido Socialista Italiano se vio desgarrado por la división de los socialdemócratas y los comunistas, y por el acoso del fascismo creciente, que asesinó a uno de sus dirigentes, Matteoti, y la protesta de abandono del parlamento por parte de la oposición democrática fue la señal del fin de la democracia italiana en manos del fascismo, con vía libre para la reforma de la legalidad hacia la dictadura.

En Alemania el SPD fue parte de diversos gobiernos de coalición con el Partido del Centro católico y otros partidos liberales, siendo casi el puntal de la República de Weimar frente a comunistas y nacionalsocialistas, ambos cada vez más fuertes. Como todo el mundo sabe esta parte de la historia, qué decir que ante la presión y victoria nazi le siguió la pesadilla del III Reich.

En España el Partido Socialista llegó a la II República muy dividido en dos tendencias: la más socialdemócrata partidaria de ayudar a sostener y consolidar la república, y la más marxista partidaria de llegar cuanto antes a la república socialista. Lo que en otros partidos socialistas de Europa ya no defendían, una parte del PSOE aún prefería. Y así que cuando la derecha católica ganó las elecciones esa facción socialista se inquietó: ya se había consolidado la dictadura mussoliniana y Hitler acababa de llegar al poder. Y la derecha defendía el sistema corporativista italiano y admiraba a ambos fascismos. Así, queriendo evitar seguir el mismo camino que sus partidos hermanos muchos dieran el primer paso de hacer estallar la revolución. Que fracasó. Y en la guerra civil el PSOE fuera junto al Partido Comunista el apoyo casi único, por desaparición o incompetencia de los demás, de defender lo poco que quedaba de legalidad republicana para hacer frente al bando rebelde, cuyas simpatías por los fascismos estaban muy claras.

Así, la revolución demostró su incapacidad para levantar la nueva sociedad.

El comprobado complejo de la derecha


Mariano Rajoy, candidato a la derrota por el Conglomerado Conservador, estuvo en el programa de La Sexta de Andreu Buenafuente. Su definición como verdadero socialista antes que Zapatero es ya la nueva ocurrencia.

Concretamente ha dixo: “El socialismo y el señor Rodríguez Zapatero no tienen nada que ver”, y Zapatero “no defiende los postulados del socialismo clásico, los he defendido yo, la nación de ciudadanos libres e iguales, los españoles iguales”.

En verdad yo prefiero pensar que la derecha no guarda ningún complejo de inferioridad frente a la izquierda, pero son ellos mismos quienes se consideran acomplejados.

Que Rajoy “el rojo” se defina como mayor socialista es una incongruencia. De ser así, ¿por qué es candidato de un partido conservador con un programa electoral conservador? La derecha ha tenido mucho interés siempre en decir que iban, otra cosa es que consiguieran llegar, al centro. De centro progresista se han llegado a llamar, de centro reformista también. ¿Más eufemismos? Si es muy simple: decir que se es de derechas tiene una connotación negativa. Para la izquierda es obvio que la derecha es una connotación negativa, ¡pero si ellos son de derechas no pasa nada! En el campo de la ideología no hay dogmas revelados, que ellos se definan como derechistas, como liberales, como conservadores… aquí son muchos años que no se mata a nadie por ser de una ideología contraria. Ya no somos bárbaros, aunque algunos aún quisieran volver a las cavernas del franquismo.

Que Rajoy, que el Partido Popular, diga que ha defendido mejor el socialismo que el propio Partido Socialista es rallar en lo absurdo. Entonces tenemos que las propuestas xenófobas, los comentarios de Arias Cañete, la eliminación de derechos a un sector de la población, los comentarios homófobos de gente como Javier Arenas o Ana Mato sobre la adopción para homosexuales… ¿eso es el socialismo que defiende Rajoy? Porque eso no es ni de lejos una nación de ciudadanos libres e iguales, es una nación egoísta, chovinista, egocéntrica, homófoba y desigual.

Rajoy necesita urgentemente un libro de teoría política para comprender en qué consiste la socialdemocracia posterior a 1945 y más en concreto la socialdemocracia que se está generando en los inicios de este siglo: la llamada Tercera Vía.

Igualdad, libertad, oportunidades, justicia social, democracia… son los postulados del socialismo. Rajoy no defiende nada de eso. Aquí, en España, quien defiende eso es y ha sido siempre el Partido Socialista. Desde que Pablo Iglesias fundara el Partido en 1879 ha defendido la emancipación de la clase obrera, el fin de las injusticias, la democracia y la regeneración del sistema que entonces –la Restauración- estaba vigente. Murió el sistema de la Restauración y los socialistas pusieron sus esperanzas para la clase obrera en la regeneración prometida por Primo de Rivera. Muerta esa vía, la defensa a ultranza del sistema democrático al igual que hizo el SPD o el Partido Socialista Italiano frente a Hitler o Mussolini y sucumbiendo al final frente al fascismo. Y en la nueva democracia defendiendo el sistema, construyendo el Estado del Bienestar y extendiendo los derechos sociales. 129 años de lucha por la igualdad, libertad, oportunidades, justicia social y democracia.

Los hechos son los hechos: 2004-2008 ha sido el mayor cuatrienio de reformas sociales y de progreso en este país (dependencia, matrimonios, violencia de género, subida del salario, pensiones, infraestructuras, educación, estatutos, televisión…). Un verdadero programa progresista para España. Con errores, con fallos de comunicación, obviamente. Sigo manteniendo que la ley de educación es un parche que no contenta a nadie.

Rajoy “el rojo” ya no engaña a nadie. Allá la derecha con sus complejos.

jueves, 14 de febrero de 2008

El debate nacional

Por fin. Cedió. El Partido Popular retira sus protestas y acepta la propuesta del Partido Socialista para que sea la Academia de Televisión la que haga el debate en señal abierta a las televisiones que quieran emitirlo.

Estas cosas en la primera gran democracia del mundo, que es Estados Unidos, serían imposibles. Allí hay una gran cultura democrática y desde Nixon todos los candidatos han dado la cara en los debates para defender sus propuestas. No solo desde los dos candidatos presidenciales, sino también entre los candidatos a las primarias de los dos partidos. El que no debate automáticamente queda desacreditado.

Y eso es lo que quería Rajoy. Ya rechazó en 2004 debatir, y así le fue. Aunque tampoco creo que un debate le haga un gran favor, sabiendo cómo le ha ido en todos los debates que ha sostenido con Zapatero en el Congreso de los Diputados.


En cualquier caso, es una gran alegría para nosotros en tanto que como ciudadanos tenemos derecho a que los candidatos a la presidencia comuniquen sus propuestas y las sometan al debate. En una sociedad tan avanzada y mediática como en la que vivimos, se quedan más cosas, más imágenes y más gestos por muy mínimos que sean, que en cambio esté disponible para el público toda la información electoral necesaria (programas electorales, propuestas, candidaturas…)

*entrada publicada también en

L'Italia al voto



http://www.elpais.com/articulo/internacional/Arranca/campana/Italia/elpepuint/20080214elpepiint_6/Tes

http://www.elpais.com/articulo/internacional/partido/familia/elpepuint/20080124elpepiint_6/Tes

*Recomiendo leer sendos artículos de El País para quien pueda perderse con los datos de mi entrada.

Después de asistir al bochornante espectáculo de la caída del gobierno de centroizquierda de Romano Prodi por la traición y cálculos de la UDEUR, Italia se ve una vez más llamada a las urnas para renovar de forma prematura el Parlamento.

Y es que los italianos están hartos de sus políticos, pero los votan. No confían en ellos, no confían en Berlusconi ni en los viejos socialistas, todos unos corruptos por el negocio o la política durante el pentapartito. Ya casi ni siquiera en los herederos del partido más limpio durante aquella época, el viejo Partido Comunista Italiano. Sus herederos están en diáspora desde 1991: el actual Partido Democrático de Walter Veltroni, Izquierda Democrática, Refundación Comunista y los Comunistas Italianos, estos tres últimos unidos con la Federación Verde en la coalición La Izquierda Arcoiris.

El mapa político italiano se reconfigura: Berlusconi une su partido en coalición con la ex fascista Alianza Nacional (recalco, ex fascista, algo de alegría al menos que Fini haya dejado al fascismo italiano a la marginalidad de Alessandra Mussolini, aliada por desgracia de Berlusconi) en el Pueblo de la Libertad. No deja de ser curioso que la derecha hable de libertad y se coaligue con la secesionista y xenófoba Liga Norte de Bossi y la fascista Mussolini, en Italia; y en España clame contra los que no comulguen con su idea de España, a saber, nacionalistas, progresistas, inmigrantes y homosexuales.

Los democristianos de UDC se descuelgan de Berlusconi. Ojalá fuera verdad, pero en el caso de victoria del centroderecha no dudarán en sumarse a él y no a Veltroni: la laicidad de la izquierda para eliminar una incesante injerencia vaticana en la política (UDC y UDEUR, los más grandes restos de la desintegración de la corrupta Democracia Cristiana). Ni siquiera la UDC, pese a mantenerse partidaria de la necesidad de la reforma electoral, se ha atrevido a dar su apoyo a un gobierno de transición dirigido por el democristiano progresista Marini. El poder llama mucho, y las injerencias vaticanas mandan más.

Como ya mencioné, la izquierda comunista, ecologista y los antiguos miembros de los Demócratas de Izquierdas disconformes con el Partido Democrático, se han unido en La Izquierda-Arco Iris. Si sirve de sumar fuerzas para un grupo de izquierda a la izquierda del PD, perfecto, si dan su apoyo serio (y no repetir la experiencia de Bertinotti en 1998 abandonando al gobierno Prodi de entonces) a un futuro gobierno de centroizquierda, tanto mejor.

Llevo destacando desde hace unos meses el acontecimiento de la reunificación del Partido Socialista. El PSI se hundió electoralmente como justo castigo a la corrupción ejercida desde el poder, y los socialistas emprendieron la llamada “diáspora”. Nuevo PSI, Los Socialistas, Socialistas Democráticos, Constituyente Laica Liberal Socialista, Democracia y Socialismo, etcétera, etcétera, etcétera. Los italianos son muy aficionados a dividir y escindir a la quinta potencia todos sus partidos políticos, y así también les va. Todos ellos han vuelto a la formación de un renovado Partido Socialista, que por desgracia como pone la noticia de El País, apenas tiene un 0,5% de apoyos: quizás sea el recuerdo a los actos anteriores a 1994. Por otra parte, veo realmente mal que la alianza de Partido Democrático-Italia de los Valores (un partido loable, Di Pietro en su etapa de fiscal consiguió remover los cimientos políticos italianos con la Operación Manos Limpias y descubrir la corrupción y los contactos con la Mafia del pentapartito italiano) no recurra a la suma del PS, aunque su inicio sea un partido mínimo, pero es de esperar por todos que sus candidatos no tengan en absoluto nada que ver con la corrupción anterior. Todo socialista corrupto deja de ser socialista: es un traidor. A sus principio, a su conciencia y a lo que es peor, a los ciudadanos.

La izquierda, muerta la Unión, comete una torpeza política dividiéndose, conociendo el espantoso sistema electoral impuesto por Calderoni (quien mismamente reconoció que era “una cerdada”) para trabar la victoria de la izquierda. Calderoni puede estar orgulloso: la fragmentación parlamentaria dada por la ley se ha llevado por delante la Unión y las esperanzas de los italianos.

Veltroni es un buen líder. Su gestión en la alcaldía de Roma ha sido ejemplar, sin estridencias (no como Don Carnal alcalde de Madrid). La preservación del casco histórico de Roma es encomiable, aunque yo personalmente haya sufrido ver la mitad de los obeliscos (robados desde Augusto hasta los Papas) tapados por las obras de restauración, o el horrible empedrado de las calles para mantener su vestigio histórico.

Italia no se merece volver a Berlusconi. Si dicen que el ser humano es el único animal capaz de tropezar dos veces con la misma piedra, Italia ya llevaría tres veces. Ni me planteo, eso sí, denominar “coglioni” a quienes no voten al centroizquierda, como en 2006 él denominara a quien no le votara. Experiencias así también sufrimos en España en 2004 cuando la derecha ladraba su rencor por las esquinas. Me permito recordar esa frase de Aznar referidos a los pacifistas contra la guerra.

¡Ojalá Italia se libere de volver a una derecha berlusconiana! Libre de Berlusconis, Bossis y referéndum para un pseudofederalismo que contente al secesionismo de la Liga Norte. Pero, que aprendan de España. Al nacionalismo, ninguna esperanza. Al nacionalismo se le disminuye con los hechos, la verdad y el rigor histórico.

Sarkozy c'est fini (de LLUÍS BASSETS)


LLUÍS BASSETS

EL PAÍS

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Sarkozy/c/est/fini/elpepuint/20080214elpepiint_12/Tes

Los franceses tienen un problema. Creían que tenían un superpresidente, un hipergobernante, que les sacaría de la depresión y de la decadencia, y ahora se dan cuenta de que tienen un presidente como han tenido muchos otros, enfermo, limitado en sus funciones, al que hay que cuidar y proteger mientras se organizan las cosas para que Francia funcione y el Gobierno y las instituciones cumplan con su cometido. No es una situación insólita: también estuvieron enfermos y disminuidos Pompidou y Mitterrand, y el primero murió de la dolencia en el Elíseo; y Chirac se convirtió en un engorro paralizante durante buena parte de su presidencia. La enfermedad que sufre Sarkozy no tiene la gravedad del cáncer de próstata de Mitterrand, pero afecta a un órgano tan vital como es el ego, que sufre de una hipertrofia probablemente irreversible. Siendo una persona tan joven y activa, sobre todo sentimentalmente, la dolencia es seria y de tratamiento difícil.

Las encuestas dan una idea de la gravedad de su situación, cuando todavía no se ha cumplido un año de la elección. Su popularidad se halla en caída libre, en contraste con la buena imagen de su primer ministro François Fillon, algo que invierte el tradicional orden de las cosas, que obliga al Gobierno a actuar de fusible. Cuanto más se acerca el 9 de marzo, fecha de las elecciones municipales, más crece el nerviosismo entre los candidatos del partido presidencial y más se temen las intervenciones de Sarkozy que puedan restar votos. Su partido se halla dividido y enfrentado, por las tensiones que ha creado el propio presidente, la última de las cuales ha sido meter los dedos en las candidaturas de Neuilly, la ciudad de la que fue alcalde. Han salido a la luz pública las tensiones entre el Ministerio de Exteriores y sus asesores. El trato que ha proporcionado en público a unos y otros, incluso a sus colaboradores más íntimos, es el propio de un monarca caprichoso y atrabiliario hacia sus lacayos. Vejados e insultados sus asesores por el propio señor del Elíseo, puenteados los ministros por los asesores presidenciales y los parlamentarios por las comisiones especiales a las que se les encargan las grandes tareas de reforma, Sarkozy se dirige hacia un altivo aislamiento personal que sólo puede conducir a la ira o a la melancolía. Incluso su impopularidad es extravagante: no se debe a su inaplicado programa reformista, sino a su comportamiento personal.

El trono que Sarkozy ocupa fue diseñado como escabel para un diálogo transatlántico con la Casa Blanca. De Gaulle quería ser el tercero en discordia en un mundo bipolar, un soberbio matiz occidental a la confrontación con Moscú. Este biznieto liberal y proamericano de De Gaulle (después del nieto Chirac y del hijo Pompidou) se ha instalado con poderes acrecentados por su ambición y su idea personalísima de la presidencia. Pero una vez obtenida, se ha dedicado fundamentalmente a sí mismo, como un adolescente narcisista, ocupado en sus sentimientos y placeres. El poder puede proporcionar muchos, pero la prudencia aconseja no hacer mucha gala de ellos. Sarkozy hace lo contrario y se refocila en la temeridad y en la exhibición.

Tres han sido los puntos por donde se ha roto el personaje: la economía, que no ha experimentado mejora alguna; su ideario, más neocon e incluso teocon que gaullista, manifestado en sus criterios sobre la laicidad ajenos a la cultura republicana; y su vida íntima, aireada y expuesta ante los medios como nunca antes había sucedido. Ha fracasado como rey taumaturgo, que por su imposición de manos debía incrementar la capacidad de compra de los franceses, hasta verse obligado a pronunciar la frase maldita que rompe los sortilegios: "¿Qué esperáis de mí? ¿Que vacíe unas arcas que ya están vacías?". Como rey filósofo, ha suscitado las mayores reservas respecto a las tradiciones republicanas, sobre todo cuando ha expresado con desenvoltura sus simpatías intelectuales por el Papa en Roma. Y sólo ha triunfado plenamente en su papel de sultán en el serrallo, con los ropajes que más interesan al gran público y, por lo que se sabe, también a sus pares, fascinados por su capacidad de seducción, su buen gusto y sobre todo su desparpajo, rayano en la desvergüenza. Pero ahí lo que ha conseguido deprime de nuevo a muchos franceses: ha puesto la República a la altura del Principado de Mónaco.

martes, 12 de febrero de 2008

Un blog de jóvenes: Aluche con Zapatero


Quiero anunciaros la creación de un nuevo blog, del que yo también formo parte: Aluche con Zapatero.

Como ya he puesto en la primera entrada, que os transcribo aquí también, es un blog de jóvenes de barrio para dar sus ideas desde la simple óptica de ser gente de a pie como somos, sin más motivo que la verdad y la victoria de la izquierda.

¿Para qué nace Aluche con Zapatero?
Nuestra pretensión es servir como una plataforma de apoyo más al proyecto de la izquierda española y de la socialdemocracia que representa el Partido Socialista Obrero Español y José Luis Rodríguez Zapatero.

¿Quiénes somos?
Somos jóvenes del distrito de Latina y Carabanchel, de ahí el nombre del blog por uno de sus barrios más emblemáticos, Aluche. Aluche era un barrio obrero del extrarradio de Madrid, surgido para dar cabida a las oleadas de inmigrantes del campo a la ciudad. Muchos de sus habitantes son originarios o descendientes de extremeños, andaluces, castellano manchegos y castellano leoneses. Somos, por tanto, jóvenes madrileños de familias de muy diverso origen. Nuestro origen es inmigrante. Nuestro barrio se ha degradado desde hace muchos años por la desidia de los gobiernos municipales, que sólo ven en Aluche un caladero de votos para luego no hacer nada, o peor, hacer y dejarlo peor todo como estaba.

Somos de izquierdas porque creemos en valores básicos como la libertad, la igualdad y la solidaridad. Nuestro mayor afán es el fin de las injusticias y llegar a una sociedad más justa, más próspera, más libre y más democrática. La democracia es un valor sagrado para nosotros. No hemos conocido la Transición, no hemos sufrido la dictadura, nuestra cultura desde el nacimiento ha sido la España democrática.

Nos gusta esa España democrática. Nosotros no somos nacionalistas, no creemos en el nacionalismo. El nacionalismo es una ideología que hunde su raíz moderna en el egoísmo, la insolidaridad y el chovinismo. Ésos no son los valores de la izquierda. Creemos en la España plural, unida, abierta y libre. Este país es nuestro país, hemos crecido en él y somos parte de él. No es una bandera, un territorio ni una historia llena de sangre, España es para nosotros nuestra patria de libertad.

No somos dogmáticos. Un gran valor que tenemos es el respeto máximo hacia la opinión contraria. Como dijo Voltaire: “no estoy de acuerdo con lo que piensas, pero daría mi vida por defender tu derecho a decirlo”.

¿Qué vamos a hacer?
Expresar nuestra libre opinión. Queremos compartir nuestras ideas, nuestros pareceres sobre la actualidad, las elecciones, las propuestas electorales y nuestras reflexiones. Es un debate abierto, estamos muy encantados si se participa comentando las entradas que vayamos subiendo. Desde el respeto, desde la verdad, así escribiremos. Así esperamos también que sean vuestras opiniones.

Los derechos no se quitan



cosas como las propuestas conservadoras son a las que nos tenemos que enfrentar

porque ser distintos no es igual a un trato diferente

porque los derechos son universales, son inalienables y son anteriores al individuo

porque los que defendemos y luchamos por la conquista de derechos no nos callamos

porque no defendemos el odio ni tenemos miedo

porque nos conduce un afán de libertad, un amor infinito a la humanidad

una gran esperanza para la felicidad

porque nadie nos puede arrebatar derechos

porque el que lo hace es un tirano

y los ciudadanos tenemos el derecho de impedir que existan tiranos

YO, ESTOY POR LA LIBERTAD

¿Y TÚ?

propongo que todos aquellos que tengan un blog y que lean esta entrada manifiesten también su defensa de la libertad frente a las propuestas homófobas y reaccionaria de la derecha española

¡Unidos, podemos!

Sarkozy se cae


Pasada la euforia inicial por la victoria de Nicolas Sarkozy, por la ilusión de la derecha europea por la pretensión de reformas polémicas y el estilo omnipresente del Presidente de la República, el Jefe del Estado francés va de capa caída.

Porque su discurso es lo que muchos franceses querían oír. Pero su hacer no se corresponde con su afán reformista, no de reforma positiva, sino de reforma en negativo: reducir la sociedad y aumentar el Estado.

Sarkozy cargaba contra la inmigración, la “escoria” de las barriadas francesas, los delincuentes y los viejos políticos. Pero la realidad existente es que Francia está tocada desde el corazón mismo de la V República: la monarquía republicana.

Al igual que Italia, Francia posee una clase política muy monolítica y longeva, por no decir acaparadora de cargos. Un diputado de la Asamblea Nacional es muchas veces alcalde, u ocupa otros cargos institucionales. La Asamblea pierde su poder de control al Gobierno por depender éste del Presidente de la República, y no ser un órgano que debe su supervivencia al legislativo. Cierto es que sin una mayoría en la cámara no se puede gobernar, pero no es la Asamblea quien elige gobierno, es por el Presidente. Y así la cámara pierde la preeminencia y someter al Gobierno al control de los diputados, que son los representantes de la Nación. Así es la república presidencialista.

¿Cuál era por ejemplo la propuesta del Partido Socialista, de Ségolène Royal? La puesta en marcha de la reforma de la República, que desembocara o no en una VI República, pero una República más ágil, más dinámica, más participativa. Menos controlada por una oligarquía política acaparadora de cargos e ineficaz.

La propuesta de “plan Marshall” de Sarkozy para las barriadas francesas ha quedado en mucho menos dinero del que fue previsto y de que el Ministerio de Vivienda se enfrenten las dos mujeres que la dirigen: la conservadora Christine Boutin y la izquierdista Amara, por la gestión de lo poco que se queda el proyecto y quién se hace cargo, si el gobierno central o el local. Como muchas reformas: en nada, Sarkozy ha dejado su dinamismo inicial.

Por otra parte, la omnipresencia de Sarkozy ha sido más por su vida privada que por la labor institucional. Para nada me planteo criticar o elogiar lo que haga en su vida privada, si deja a su mujer y al poco se casa con una famosa modelo y cantante, no me interesa lo más mínimo. Sí que haya sido él precisamente quien se ha buscado esto y dar una notoriedad inmensa de su estilo de vida, creyendo seducir al ciudadano francés presentándose como “uno más”, con sus problemas familiares y sentimentales. No, el cargo que ocupa es muy importante y debe dar una imagen impecable: el Presidente de la República es el símbolo de Francia. Eso tampoco le ha impedido prohibir que se cuente de su vida privada lo que no le interesa, pero es algo inevitable al exponer al público su intimidad: la prensa del corazón vende mucho, y cuanto peor, mejor.

domingo, 10 de febrero de 2008

^ ^ Yo también estoy con Zapatero ^ ^


^ ^ Yo también estoy con Zapatero ^ ^




El inefable Cañete, el camarero y la destrucción de los derechos

Hace unos días, el inefable Cañete, como lo denomina Rafael Simancas, se quejó de que “ya no quedan aquellos camareros maravillosos que teníamos, que le pedíamos un cortado, un nosequé, mi tostada con crema, la mía con manteca colorada, cerdo, y a mí uno de boquerones en vinagre y venían y te lo traían rápidamente y con una enorme eficacia", y, por si fuera poco, de acusar a los inmigrantes de colapsar las urgencias en base a que “alguien que para hacerse una mamografía en Ecuador tiene que pagar el sueldo de nueve meses, viene aquí a urgencias y tarda un cuarto de hora".

Arias Cañete, secretario ejecutivo de Economía y Empleo del partido conservador, o no sabe o actúa conforme a lo que viene siendo la dialéctica y programa de la derecha española para agarrar los votos de los extremistas, de los xenófobos. Su máxima: “inmigración=problema”.

Porque en la Constitución recoge el derecho a la sanidad, recoge el derecho al trabajo… ¿el señor Arias Cañete y por extensión los conservadores intentan incumplir tales derechos para un sector de la población? ¿En base a qué hechos sólidos se queja Cañete? Ninguno.

Porque, los inmigrantes, como muchos del resto de ciudadanos, no tenemos en mente acudir a la sanidad privada, si ya, pagando impuestos, sostenemos la pública. Que el señor Cañete y los de su clase económica acudan a donde quieran, son libres, el resto no tenemos el mismo desahogo económico. Y un inmigrante, es, ante todo, un ciudadano, un trabajador, que cotiza y paga sus impuestos, que sostiene al Estado y a la sociedad española, y, como tal, tiene todo el derecho a gozar de los derechos que la Constitución ampara.

No es, por cierto, por inmigrantes el colapso de la sanidad. Hay niños, hay personas mayores, que necesitan más de la atención médica, y faltan médicos y muchos pediatras. ¿La alternativa del conservadurismo? Ir a la privada, pagando claro, y muchos a sus amigos.

Eso es un hecho, el ejemplo es la Comunidad de Madrid, gobernada por Doña Cuaresma, perdón, Esperanza Aguirre. Prometió reducir listas de espera quirúrgicas a un máximo de 30 días, si no, dimitía. ¿Qué hizo? ¿Mejorar la sanidad pública? ¿Aumentar el número de médicos y cirujanos? No, transferirlos a la privada, pagando los madrileños con los impuestos el fracaso neoliberal de cumplir su promesa y mejorar la sanidad pública, esto es, ¡mejorándola! Es muy simple, si se mejora la sanidad, la sanidad es mejor, si se traspasa a la privada la sanidad pública sigue igual. Es un parche. Y Doña Cuaresma, sin dimitir.

Simancas, en el Círculo de Bellas Artes el pasado Viernes, hizo una observación muy acertada: si el gestor público, sea en la sanidad o en la educación, manifiesta que la educación o la sanidad son un fracaso, que hay fracaso escolar, etcétera… ¡está manifestando su incapacidad para mejorar tales servicios públicos! Y por ello debería simplemente irse.

¡Qué mejor política puede haber, que la de pretender la integración de los inmigrantes, que la de asegurar el Estado de Bienestar, por encima de todo! Algo que es de la izquierda, y que también podría ser de la derecha, ¿por qué no? Pero la derecha es así, y no está viviendo ella en esos problemas, lo ve desde fuera, bajo sus clichés, sus estereotipos y sus miedos. Miedo al diferente.
Ese miedo ya lo ha vuelto a proclamar. "Les quitaría el derecho", dijo Rajoy, rehén del Conglomerado Conservador. Y es que quiere impedir que las parejas del mismo sexo puedan adoptar. ¿Por qué?

Me detengo en algo de importancia: "Les quitaría el derecho"… les quitaría… ¿quitar un derecho? ¿Desde cuando los derechos se quitan? Desde la Independencia Americana y la Revolución Francesa se proclamó “los derechos son propios del hombre, inalienables, los derechos sólo se pueden respetar y preservar”. ¡Está ya retrotrayéndose a la reacción conservadora antiliberal! Pero, ¿no se dice el Partido Popular, Doña Cuaresma a la cabeza, ser liberal? Rajoy ha vuelto a caer. Suma y sigue.

Cuando aún mantengo el temor de que en el supuesto caso de victoria conservadora la ley de matrimonios fuera mancillada, aunque Rajoy haya asegurado que no la tocaría. Pero es que la derecha busca el voto del extremo, ese extremo ya lo he mencionado, xenófobo, pero también es un extremo homófobo. Todo lo resumen en una cosa: el odio.

Y es pues, que se constata esto como una medida de contentar al extremo, muy enfadado pensando que no podrán impedir a varios miles de personas ser felices y formar una familia con todos los derechos y deberes.

Ante lo cual, ¿qué futuro se plantea? La existencia de que seguirá habiendo personas que sigan adoptando, pero cuyos hijos no tendrán otro padre o madre, aunque lo tengan en la realidad, pero no será jurídicamente padre o madre suyo. Serán hijos en situación precaria ante lo que le pueda pasar al que es su padre o madre legal. Desiguales, por tanto, y eso es inconstitucional. Lo mismo, como la ley no puede ser retroactiva, no podrá disolver las familias ya constituidas, y habrá por tanto personas que disfruten de unos derechos que no existan y otras personas que no puedan tener ni eso. Más desigualdad, más inconstitucionalidad.

Cuando la derecha clama defender la familia, ¿en realidad lo hace? Ya vemos que no, porque en esto, lo importante es la felicidad de los hijos, a que tengan dos padres que los mantengan, les eduquen y les cuiden, y estén protegidos frente a cualquier imprevisto. Y la derecha se niega a esa felicidad de los hijos, por tener miedo al diferente.

viernes, 8 de febrero de 2008

jueves, 7 de febrero de 2008

¿A qué tiene miedo la derecha?

El Partido Popular muestra sus reservas a la propuesta socialista de emisión en abierto de los dos debates electorales para las cadenas que quieran, en vez de ceñirse a debates únicamente en Antena 3 y Telecinco. ¿Qué problema existe ante una propuesta mejor y más abierta? No se obliga a ninguna cadena a transmitirlo, pero ante la evidencia de ser de interés general, de las expectativas de la ciudadanía y su muy posible alta audiencia, ¿por qué unas cadenas sí y otras no?

Más bien, me temo, ¿nos dejará la derecha sin la posibilidad de un debate electoral? Está muy bien que pueda existir un debate entre los principales partidos representados en el Parlamento, pero las posibilidades reales de que un partido llegue a la cabeza del gobierno se quedan en dos: Partido Socialista y Partido Popular.

No me extrañaría nada que la derecha buscara las excusas más peregrinas para evitar acudir a un debate, desde 1993 España no ha tenido un nuevo debate electoral a escala nacional. ¿Por qué? Porque la derecha perdió las elecciones.

¿Es ese el motivo? Sería la segunda señal descalificadora del proyecto alternativo conservador, la primera fue la demostración de la nula autonomía y autoridad de Rajoy dentro del Partido Popular. El miedo, la inferioridad moral e ideológica de la derecha. ¡Pero inferioridad por sus propios actos y convicción! Personalmente dudo tanto de una supuesta superioridad moral de izquierda como de una inferioridad de la derecha, la adscripción a tal o cual ideología no me parece motivo para calificar positiva o negativamente a una persona, todo lo contrario que hacen otros.

Pero es la propia derecha, la que tiene conciencia de inferioridad. Porque, de lo contrario, ¡acudiría gustosa a cuantos debates se hagan! ¿Tiene miedo de repetir los debates del estado de la nación, ganados uno tras otro por Zapatero esta legislatura? ¿Tiene miedo de demostrar a la sociedad que las propuestas conservadoras, privatizadoras y neoliberales queden por los suelos bajo los hechos realizados y las propuestas progresistas del Partido Socialista?

En Estados Unido cualquier candidato que se negara a debatir en el acto implicaría su derrota, es necesario que cualquier candidato defienda su programa e intente tumbar el programa adversario.

Y se niega el Partido Popular a un debate en Televisión Española porque no es plural. ¿Lo era con Urdaci? ¿No lo es ahora cuando el director general de TVE fue consensuado por los dos grandes partidos? ¿Creen que nos creemos esos motivos?

En cambio defienden que el debate entre Solbes y Pizarro se haga en Telemadrid. ¡No podían elegir una mejor! Critican a TVE por supuesta falta de pluralidad y encumbran a Telemadrid, ya aficionada a la práctica propaganda de partido y a la manipulación sistemática de la realidad, para desgracia y tortura de sus trabajadores. ¿De verdad cree la derecha que podemos tragarnos sus tesis?

miércoles, 6 de febrero de 2008

De vuelta

¡Muy buenas tardes!

Vuelvo tras superar, espero que con éxito, la prueba de los exámenes semestrales, con nuevas fuerzas para afrontar esta precampaña y campaña electoral.

Hace unos días recibí la grata noticia de formar parte de Red Progresista (www.redprogresista.net), una blogosfera de amigos progresistas, que reúne ya a más de 200 blogs de izquierdas. Es necesaria la unión y el intercambio de información e ideas para asentar el pensamiento de la izquierda fuertemente en Internet.
"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger