domingo, 30 de agosto de 2009

Elecciones en Japón y en Alemania

Hoy ha sido día de elecciones, nacionales para Japón, y regionales para Alemania. En el País del Sol Naciente, el elevado desgaste que venía sufriendo desde la retirada de Koizumi, el Partido Liberal Democrático, de centroderecha, ha ocasionado su pérdida del control del Congreso y pasará a la oposición. El PLD ha gobernado de forma ininterrumpida de 1955 a 1993, y de 1996 a 2009, cifras que sólo se pueden comparar a la larga era socialdemócrata sueca o la hegemonía del PRI o de la extinta Democracia Cristiana de Italia. Su sucesor, el Partido Democrático, con más de 300 diputados sobre 480, se proclama reformista, liberal y centrista. Realmente, tiene más semejanzas con el Partido Demócrata estadounidense que los grandes partidos socialdemócratas. Progresista, sí. Pero, al igual que ha ocurrido con la derecha sueca, la izquierda italiana o el PAN mexicano, la posibilidad de la vuelta del viejo partido hegemónico es muy grande.

El PLD japonés siempre ha representado los intereses de las grandes finanzas, la administración y el empresariado japonés. El Partido Democrático tiene, pues, la necesidad de regenerar el sistema político japonés o de buscar la perpetuidad con las mismas élites. No hay que olvidar que Yukio Hatoyama, el primer ministro electo de Japón, proviene de las filas del PLD. Pero también Romano Prodi venía de las filas democristianas.

Por otra parte, los Länder alemanes de Turingia, Sarre y Sajonia renovaban sus parlamentos regionales. La Unión Cristianodemócrata ha perdido apoyos, como la mayoría absoluta en los dos primeros Estados, y en el tercero un leve desgaste. Turingia y Sarre fueron conquistados por la derecha en los años de mayor desgaste del Gobierno de Schröder, como respuesta a su gestión. Ahora, las fuerzas de la izquierda (SPD, Verdes y La Izquierda) suman más apoyos que la CDU y los liberales. Sólo la resolución de la rivalidad entre socialdemócratas e izquierdistas pueden permitir nuevos Gobiernos progresistas. En Sajonia, la CDU no tiene problemas de mantenerse en el Länder.

El SPD, por su parte, apenas recoge las pérdidas democristianas. Aumenta moderadamente, pero son los tres partidos menores (liberales, ecologistas e izquierdistas), los que ganan a costa de los grandes partidos. La CDU se mantiene en niveles de apoyo muy bajos en los sondeos, del 35%, pero el SPD se mantiene 15 puntos por debajo. ¿Nuevo ciclo de multipartidismo fragmentado o crisis momentánea del bipartidismo? Lo cierto es que a la economía, con problemas desde la reunificación, no valen ni los grandes apoyos a la socialdemocracia o a la democracia cristiana. La gran coalición es un lastre, y parece que la suma de CDU-FDP en los sondeos nacionales será la que se lleve la victoria, y con ello la vuelta al programa neoliberal que enarbolan los liberales, y que ya llevaba Angela Merkel en 2005. Eso lleva a dos escenarios: el desastre de esa política económica para las clases humildes, no digamos ya para Alemania del Este, o el descrédito de la derecha. Para el SPD, la vuelta al poder como principal partido aún está lejos. Primero la credibilidad, el programa y la estabilidad (no es creíble un partido que ha cambiado cinco veces de liderazgo en cuatro años). Lo segundo, la victoria. Y esa sencilla regla parece que es muy difícil de aceptar.

sábado, 22 de agosto de 2009

Estados fallidos… orden fallido


Cada año, Fondo por la Paz realiza, y la revista Foreign Policy publica, el Índice de Estados fallidos. Mediante el uso de miles de fuentes de información y por diversos indicadores (tales como las presiones demográficas, desarrollo desigual o derechos humanos) los 177 Estados reconocidos son clasificados es su riesgo de fracaso.


Guerras, desastres naturales, problemas económicos, disputas entre las élites, corrupción… son muchas las cosas que llevan a que un Estado alcance los más altos índices de fracaso. Pero, ¿fracasan por sus propias características o más bien es un fracaso del orden internacional? Un orden internacional que se basa en la hegemonía de un solo país, y con relaciones internacionales basadas únicamente en sus intereses, alejados de aspectos tan necesarios como la solidaridad internacional o el respeto de los derechos humanos, contribuye en buena parte a este desastre.


¿Podemos esperar que la atención internacional se centre en los problemas de Yemen o Pakistán, o aún los de Myanmar? Yemen está camino de ser un nuevo Afganistán por el conflicto cercano de Somalia y el agotamiento de sus propios recursos; Pakistán, país aliado de Estados Unidos, es incapaz de controlar el terrorismo fundamentalista; el Estado en Myanmar se está deslegitimando por la férrea opresión que ejerce, y que no recibe ya atención internacional.


La atención vendrá, como muchas veces, cuando ya sea demasiado tarde. Cuando Yemen o Pakistán sean nuevos focos del terrorismo, o se instalen nuevos gobiernos, que desplacen a los viejos por su inoperancia, pero que no solucionarán los problemas de la población.


La crisis económica no hace sino empeorar la situación, ya de por sí precaria, de muchos países. Es el llamado efecto latigazo, en países muy dependientes del comercio de sus materias primas. Los precios suben de forma muy rápida y se desploman aún más rápido. Recordemos la crisis del precio de los alimentos en Asia. Mayor consumo, descenso de producción… y cambio climático.


Los que, desde hace treinta décadas, elevaron a la cualidad de sagrado la desregulación económica, la iniciativa individual como motor principal de creación de riqueza, la precariedad del Estado de Bienestar y un pragmatismo profundamente amoral en cuestión de alianzas con las dictaduras más abominables del mundo y la explotación desmesurada de los recursos, tanto humanos como del planeta, sin pensar en las consecuencias.


Si millones de personas pasan hambre o son represaliadas por sus gobiernos, no es por su falta de iniciativa individual, como lo achacan los paleoliberales. Es por favorecer como única iniciativa la de las altas finanzas, omnipotentes gracias a las pocas o nulas regulaciones, capaces de llegar a acuerdos con los peores tiranos o de explotar sin piedad a millones de trabajadores desesperados. Más de la mitad de la población muere de penuria por culpa de esa doctrina diabólica. Por culta de esa misma doctrina existe esta crisis.


Por lógica, por solidaridad humana y por moral, hay que responder. Una rebelión cívica. Pero de verdad. Los grandes esfuerzos que emplean algunos sectores sociales en su autoproclamada rebelión cívica bien pueden emplearse para, con más dureza si cabe, exigir un cambio del orden existente y no comportarse como marionetas. En el año 494 antes de nuestra era, los plebeyos de Roma se retiraron al Aventino como presión a los patricios, a los que no les quedó más remedio que ceder a sus peticiones. No habrá alternativa, socialdemócrata, progresista, o simplemente moral, al paleoliberalismo renqueante, si no hay dura respuesta desde abajo.


viernes, 21 de agosto de 2009

Impuestos

Es muy común en los conservadores españoles que cuando se habla de subir los impuestos a las rentas más altas, salten prestos a atacar la medida, en lo que no deja de ser una actitud hipócrita e insensible. Si algo bueno deben tener los conservadores, es la defensa encarnizada de la cartera de sus bases y propia.


No deja de resultar paradójico que aquellos que se arrogan ser los únicos defensores de España sean los que menos dispuestos están a ayudar al conjunto de la sociedad. Entonces España es sólo sus intereses. Javier Arenas, tan dispuesto como siempre a utilizar cualquier cosa contra la Comunidad Andaluza, pone como ejemplo a seguir el modelo de desarrollo de la costa de la región. ¡Oh, se creen que somos tontos! Contemplar el desarrollo de la costa andaluza es ver lo que décadas de atropellos urbanísticos han hecho a las playas, a las ciudades y al paisaje. Un crecimiento sin planificación que empieza a ser insostenible, si no lo es ya. Pero, para darle a Arenas su justa respuesta, ¿no es acaso la Comunidad de Andalucía la que está desarrollando los planes de ferrocarriles para resolver en parte el gran problema de desplazamientos de núcleos urbanos tan mal comunicados, sólo en carretera y autobús? El Corredor de la Costa del Sol y el Metro de Málaga, entre otros.


En definitiva, la “reflexión personal” del ministro Blanco debería convertirse en una propuesta que bien podría discutirse en Consejo de Ministros y aplicarse. No como una medida transitoria en estos momentos que cae la recaudación, sino plantearse muy seriamente los modelos económicos nórdicos. También implican un cambio de mentalidad, que muchos pasen de hipócritas a ver que el moralmente obligado ayudar más y pagar más cuanto más se tiene. Los que más ganan, que dicen creer en el Evangelio o los que dicen ser los defensores de la nación, que se vea hasta qué punto se sacrifican por la “patria”.


Viendo las respuestas de sus defensores, los conservadores, no se puede dejar de recordar en aquello que dijo Zapatero: patriotas de hojalata.


PD: en respuesta a la adivinanza que puse el 12 de agosto, hay que decir que Bitdrain se acercó más a la respuesta. Aunque el programa es agradable a la vista, la realidad fue que quedó en nada. El partido que redactó este avanzado programa fue, antes de alcanzar el poder, el Partido Nacional Fascista de Benito Mussolini. Por eso no bajemos la guardia ante esos nuevos partidos que se dicen de la libertad y que se están alzando en Europa.

lunes, 17 de agosto de 2009

El Conde Sisebuto

Joaquín Abati Díaz (1865-1936)

A cuatro leguas de Pinto
y a treinta de Marmolejo,
existe un castillo viejo
que edificó Chindasvinto.
-
Lo habitaba un gran señor,
algo feudal y algo bruto;
se llamaba Sisebuto
y su esposa, Leonor,
-
y Cunegunda, su hermana,
y su madre, Berenguela,
y una prima de su abuela
que atendía por Mariana,
-
y su cuñado, Vitelio,
Cleopatra, su tía,
y su nieta, Rosalía,
y su hijo mayor, Rogelio.
-
Era una noche de invierno,
noche cruda y tenebrosa,
noche sombría, espantosa,
noche atroz, noche de infierno,
-
noche fría, noche helada,
noche triste, noche oscura,
noche llena de amargura,
noche infausta, noche airada.
-
En un gótico salón
dormitaba Sisebuto,
y un lebrel seco y enjuto
roncaba en el portalón.
-
Con quejido lastimero
el viento fuera silbaba,
e imponente se escuchaba
el ruido del aguacero.
-
Cabalgando en un corcel
de color verde botella,
raudo como una centella
llega al castillo un doncel.
-
Empapada trae la ropa
por efecto de las aguas,
¡como no lleva paraguas
viene el pobre hecho una sopa!
-
Salta el foso, llega al muro,
la poterna está cerrada.
- ¡Me ha dado mico mi amada
-exclama-, ¡vaya un apuro!
-
De pronto algo que resbala
siente sobre su cabeza;
extiende el brazo y tropieza
con la cuerda de una escala.
-
- ¡Ah!... -dice con fiero acento.
- ¡Ah!.. -vuelve a decir gozoso.
- ¡Ah!.. -repite venturoso.
- ¡Ah!.. -otra vez, y así, hasta ciento.
-
Trepa que trepa que trepa,
sube que sube que sube,
en brazos cae de un querube,
la hija del conde,... ¡la Pepa!
-
En lujoso camarín
introduce a su adorado,
y al notar que está mojado
lo seca bien con serrín.
-
- Lisardo... mi bien, mi anhelo,
único ser al que adoro,
el de los cabellos de oro,
el de la nariz de cielo,
-
¿qué sientes, di, dueño mío?,
¿no sientes nada a mi lado?,
¿qué sientes, Lisardo amado?
Y él responde: - Siento frío.
-
- ¿Frío has dicho? Eso me espanta.
¿Frío has dicho? eso me inquieta.
No llevarás camiseta
¿verdad?... pues toma esta manta.
-
- Y ahora hablemos del cariño
que nuestras almas disloca.
Yo te amo como una loca.
- Yo te adoro como un niño.
-
- Mi pasión raya en locura,
- La mía es un arrebato.
- Si no me quieres, me mato.
- Si me olvidas, me hago cura.
-
- ¿Cura tú?, ¡Por Dios bendito!
No repitas esas frases,
¡en jamás de los jamases!
¡Pues estaría bonito!
-
Hija soy de Sisebuto
desde mi más tierna infancia,
y aunque es mucha mi arrogancia,
y aunque es mi padre muy bruto,
-
y aunque temo sus furores,
y aunque sé a lo que me expongo,
huyamos... vamos al Congo
a ocultar nuestros amores.
-
- Bien dicho, bien has hablado,
huyamos aunque se enojen,
y si algún día nos cogen,
¡que nos quiten lo bailado!
-
En esto, un ronco ladrido
retumba potente y fiero.
- ¿Oyes? -dice el caballero-,
es el perro que me ha olido.
-
Se abre una puerta excusada
y, cual terrible huracán,
entra un hombre..., luego un can...,
luego nadie..., luego nada...
-
- ¡Hija infame! -ruge el conde.
¿Qué haces con este señor?
¿Dónde has dejado mi honor?
¿Dónde?, ¿dónde?, ¿dónde?, ¿dónde?
-
Y tú, cobarde villano,
antipático, repara
cómo señalo tu cara
con los dedos de mi mano.
-
Después, sacando un puñal,
de un solo golpe certero
le enterró el cortante acero
junto a la espina dorsal.
-
El joven, naturalmente,
se murió como un conejo.
Ella frunció el entrecejo
y enloqueció de repente.
-
También quedó el conde loco
de resultas del espanto.
El perro... no llegó a tanto,
pero le faltó muy poco.
-
Desde aquel día de horror
nada se volvió a saber
del conde, de su mujer,
la llamada Leonor,
-
de Cunegunda su hermana,
de su madre Berenguela,
de la prima de su abuela
que atendía por Mariana,
-
de su cuñado Vitelio,
de Cleopatra su tía,
de su nieta Rosalía
ni de su chico Rogelio.
-
Y aquí acaba la leyenda
verídica, interesante,
romántica, fulminante,
estremecedora, horrenda,
-
que de aquel castillo viejo
entenebrece el recinto,
a cuatro leguas de Pinto
y a treinta de Marmolejo.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Juego de verano: adivinanzas

Os pongo el programa de un partido político, del que no diré su nombre. Con ello propongo que adivinéis a qué partido pertenece, qué ideología muestra… sin buscarlo por otras fuentes, como Internet, sólo por la lógica. Meditadlo bien, la solución la daré pronto.


Para el problema político:

a) Sufragio universal con escrutinio de lista regional y representación proporcional […].

c) Abolición del Senado

d) Convocatoria de una Asamblea nacional que tendrá como labor esencial establecer la forma de constitución del Estado.

e) Formación de consejos nacionales técnicos del trabajo, de la industria, de los transportes, de la higiene social, de las comunicaciones, etc., elegidos por las colectividades profesionales o de oficio; con poderes legislativos y el derecho de elegir un comisario general con los poderes de ministro.


Para los problemas sociales:

a) La inmediata aprobación de la ley que garantice y asegure la jornada de ocho horas.
b) Establecimiento de un salario mínimo.

c) Inclusión de los representantes obreros en la ejecución técnica de la producción industrial.
d) Traslado de industrias y servicios públicos a las organizaciones proletarias (aquellas que hayan adquirido la suficiente madurez moral y técnica para ello).

e) La nacionalización inmediata de los ferrocarriles y de todos los medios de transporte.
f) Modificación de las leyes sobre el seguro de vejez e invalidez. Establecimiento del límite de edad en 55 años en 1 lugar de 65.


Para los problemas financieros:

a) Establecimiento de un fuerte impuesto sobre el capital, de tal manera que obre como nivelador parcial de la riqueza.

b) Confiscación de todos los bienes propiedad de las órdenes religiosas.

De vuelta de vacaciones

El que escribe, en Gibraltar


"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger