miércoles, 30 de septiembre de 2009

Están matando a Honduras

Honduras camina hacia la dictadura. Una dictadura sin salida. Los propios golpistas saben que su situación, tanto nacional como internacional, es precaria. Pero no quieren dar marcha atrás, aunque sería el acto más lógico. El golpe de Estado habría triunfado si hubiese obtenido el apoyo, directo o silencioso, de la mayoría de la población, y los Gobiernos internacionales no hubiesen puesto demasiadas quejas. Pero Honduras no es un país africano o asiático, donde esta vulneración de los derechos humanos e intereses económicos están a la orden del día. Para Estados Unidos ya no es de especial interés jugar a la baza de la desestabilización latinoamericana. Venezuela está allí como líder espiritual de los Gobiernos y movimientos de izquierda indígena y revolucionaria de América Latina. Colombia es su contrapeso, tanto ideológico como militar. Esta vez, el amigo americano no vendrá a proteger los intereses de las oligarquías latinoamericanas.


Conscientes de ello, los golpistas se encuentras aislados. El único camino, lejos de la renuncia y de la vuelta al orden constitucional, es una huida hacia delante, pasando por encima de los derechos civiles como la libertad personal, libertad de expresión, libertad de asociación y de unión, libre circulación y los derechos de los detenidos, además de cerrar medios de comunicación hostiles al golpe, como Radio Globo y el Canal 36. Se ha declarado el estado de sitio “para preservar la paz”. Así es como mueren las libertades, en nombre de una mentira. Además, el estado de sitio durará durante toda la campaña electoral, planificada desde antes del golpe de Estado.


Está muy claro que los golpistas desean legitimarse por la vía electoral para lograr el fin de la hostilidad internacional. Pero una votación ilegal no puede legitimar un Gobierno. El escándalo levantado ante este atropello ha levantado el miedo entre las filas del Congreso Nacional de Honduras, y el golpista Micheletti ha tenido que dar marcha atrás, aunque, de momento, los medios de comunicación censurados siguen cerrados.


¿Cuál es la solución a la situación hondureña? ¿La vuelta de Zelaya? ¿La intervención de la ONU, sea esta en forma diplomática o militar? Las elecciones previstas no están suspendidas pero, ¿se podrán presentar todos los candidatos? Las elecciones, si se acaban reconociendo serían, bien la posibilidad de arreglo constitucional a la crisis política, bien la legitimación de facto de los sucesos posteriores al 28 de junio, día del golpe de Estado, aunque el resultado fuese contrario a los deseados por los golpistas y totalmente limpio y transparente.


Cuando en el año 44 antes de nuestra era fue asesinado Julio César, cesaristas y magnicidas llegaron a un acuerdo de amnistía para no volver a la guerra civil. El acuerdo fue efímero y Octavio y Marco Antonio vengaron la muerte del dictador. Entonces, ¿amnistía como garantía de vuelta al orden constitucional y alejar el miedo a una guerra civil? Los poderes fácticos que están detrás del golpe, ejército y oligarquía, no habrán desaparecido y seguirán siendo los mismos mandos y élites.


La renuncia de todos los mandos involucrados en el Golpe, la formación de un Gobierno de reconciliación nacional y nuevas elecciones presidenciales y legislativas que renueven los órganos de poder, es una idea deseable aunque hipotética, si ambas partes no renuncian a sus pretensiones. ¿Alguna de estas partes piensa realmente en las necesidades de los hondureños, más que perpetuarse en el poder? Tampoco la comunidad internacional debe permanecer impasible, ceñida únicamente al no reconocimiento del Gobierno golpista. Su no acción ha ayudado más a la muerte de la libertad que todos los golpes de Estado de la Historia.

martes, 29 de septiembre de 2009

¿Quién gana? Los pequeños partidos (y II)


Portugal

PS (socialistas): 36,56% (-8,4) y 96 escaños (-25)

PSD (conservadores): 29,1% (+0,3) y 78 escaños (+3)

CDS-PP (democristianos): 10,46% (3,2%) y 21 escaños (+9)

Bloque de Izquierda: 9,85% (+3,4) y 16 escaños (+8)

CDU (alianza de comunistas y verdes): 7,88% (+0,3) y 15 escaños (+1)


Como en Alemania, los grandes resultados los dan los tres pequeños partidos y, como allí, se consolida un quinto partido, el Bloque de Izquierda, y supera en votos y escaños a un clásico partido, los comunistas en este caso. La abstención, como en Alemania, también ha batido récords, aún más impresionantes, más del 40% de electores no han ido a votar. Es cierto que cuando no hay necesidad de cambios en el Gobierno la abstención aumenta. ¿Es sólo eso? ¿Apatía ante los grandes partidos y desconfianza hacia los pequeños? ¿Descontento con el sistema de partidos?


Los portugueses han sancionado que el Gobierno socialista ha podido hacer más con su mayoría absoluta. Les ha sabido a poco, pero no han querido devolver al Partido Social Demócrata al poder. Éste sigue en su segundo resultado más bajo en el nuevo siglo, el 29% de votos, con una subida mínima de porcentajes y escaños. Para ver la magnitud del desastre de los conservadores, con Aníbal Cavaco Silva como primer ministro llegaron a un techo del 50% de los votos. Si pensamos que la historia es cíclica, antes de ese 50%, conseguido en 1987, en 1985 obtuvieron el 29,9% (y formaron una gran coalición con el PS)... ¿Pasará lo mismo? Depende de cómo actúe el triunfante Partido Socialista.


Éste ha perdido no sólo la mayoría absoluta, sino la capacidad de pacto con una de las dos fuerzas a su izquierda. Sólo suma mayoría absoluta (116 escaños) sumando los diputados del Bloque de Izquierda y del Partido Comunista. Al otro lado del espectro político sólo necesita un aliado, el CDS o el PSD. Con el primero la alianza sería rara, aunque no improbable, pues ya existe el precedente de 1978. Con los social demócratas se pondría en marcha el llamado “bloco central”, como la grosse koalition en Alemania. Sus consecuencias serían las mismas que en Alemania para el PS (y entonces la historia cíclica del PSD se convertiría en cierta). Esta posibilidad es muy plausible, el electorado portugués es muy flexible, más que el electorado español (allí el suelo del PS es del 20% y su techo comprobado del 45%, por el 27% y el 50% del PSD, nuestros grandes partidos apenas oscilan un estrecho 10%, entre el 35 y el 45 por ciento). Esa flexibilidad es una virtud para la vitalidad de la democracia.


¿Qué situaciones pueden llevar al “bloco central”? Que la izquierda se niegue a colaborar con el PS. Los dos pequeños partidos de la izquierda se han llevado un gran chasco. El Bloque de Izquierda, pese a su ascenso imparable desde su fundación, no niega de participar en el Gobierno. Lo desea. Pero su ascenso no ha sido el esperado, de un 12% según sondeos. El Partido Comunista y el Partido Ecologista tampoco han tenido el resultado deseado, también de casi un 12% por las encuestas, y han sido relegados por CDS y Bloque de Izquierda de tercero a quinto partido, algo sin precedentes en la democracia portuguesa. Recogen el mismo sector electoral que obtenía el PCP en los ochenta, el 15% de los votos (en las europeas tuvieron el 21% y se esperaba el 25% en estas). Ambos deseaban que el PS perdiera la mayoría absoluta, pero que pudiese gobernar con los apoyos de uno de los dos. Compiten por el mismo espacio, la presencia en el Gobierno es siempre una gran oportunidad para imponerse sobre el otro directo competidor.


¿Querrán los dos entrar en el Gobierno? ¿Competirán en él? ¿Quiere el PS que participen en el Gobierno? Entonces la izquierda se vería una vez más derrotada por su incapacidad de llegar a acuerdos, como ocurre en Alemania entre SPD y La Izquierda. Obviamente, lo deseable sería un Gobierno socialista con el apoyo o participación del resto de la izquierda, comprometidos a sacar adelante una política con sentido de la realidad y transformista. Pero, ¿y si entregan al PS a los brazos del PSD? ¿A quién se culpabilizaría del retorno de la derecha al poder? Sarkozy ya pone en marcha esta estrategia en Francia, haciendo todo lo posible para que el NPA y el Frente de Izquierda tengan tanta relevancia que desgasten al PS y anulen las posibilidades de concentración de la izquierda.


El País de hoy publica que el PS y el CDS podrían alcanzar un acuerdo de Gobierno. En Portugal, el Diário de Notícias revela la negativa del sector más izquierdista del PS a un pacto de este tipo. El CDS ha desplazado al Bloque de Izquierda de la categoría de sorpresa política. El partido derechista estaba hundido en las encuestas (hasta un 2% del voto, muestra una vez más de la escasa base electoral de los partidos portugueses), su líder, Paulo Portas, había colaborado con el Gobierno de Durão Barroso como ministro de Defensa, el partido perdió muchos votos en las elecciones de 2005 y Portas hubo de dimitir. Su vuelta ha dado los frutos deseados a su partido y se ha alzado con el tercer puesto.


Definitivamente, el PS no lo tiene fácil en la nueva legislatura. Manuel Alegre (poeta y candidato socialista independiente a la Presidencia de la República) quiere que los tres partidos de la izquierda se entiendan. Como todo Gobierno, su ley más importante serán los Presupuestos. El CDS pide rebajas fiscales; el PSD la renuncia a las obras públicas, como la Alta Velocidad con España; la izquierda una política de nacionalizaciones públicas y una fuerte inversión social (a esto último el CDS no es ajeno, dado su componente democristiano)… A todo esto hay que añadirle la promesa electoral estrella del PS, como el matrimonio del mismo sexo. ¿”Geometría variable”, como las alianzas del PSOE? Son estos momentos cuando se desea un civismo de la izquierda comparable con el de los países nórdicos.


Por cierto que el rechazo de la candidata derechista a la Alta Velocidad con España no es algo extraño. Es algo que muy pocos se plantean en voz alta, menos Saramago, de más trascendencia mediática. Ferreira Leite fue la voz del miedo ancestral de Portugal a ser “comida” por España. Qué error comete. La unión. El iberismo. No debemos dejar de anhelar la supresión de las naciones (con sus fronteras) inventadas y trazadas por las élites, no por los pueblos, y avanzar en la unión. Iberia. ¡Europa!.

lunes, 28 de septiembre de 2009

¿Quién gana? Los pequeños partidos


Alemania

CDU/CSU (democristianos): 33,8% (-1,4) y 239 escaños (+13)

SPD (socialdemócratas): 23% (-11,2) y 146 escaños (-76)

FDP (liberales): 14,6% (+4,8) y 93 escaños (+32)

La Izquierda: 11,9% (+3,2) y 76 escaños (+22)

Los Verdes: 10,7% (+2,6) y 68 escaños (+17)


La segunda Gran Coalición alemana toca a su fin y el SPD pasa a la oposición, formando Gobierno democristianos y liberales. Ése es el resumen de la jornada electoral alemana. Sin embargo, hay muchos matices que hay que destacar. Por el lado de la Democracia Cristiana, Angela Merkel disfruta de una gran popularidad entre los alemanes, pero no se ha visto recompensada con más votos. Los ha perdido y la CDU tiene los resultados más bajos de la historia de Alemania (hay que recordar que en los momentos finales de Schröder tenía apoyos cercanos al 50%). Por otra parte, en las sucesivas elecciones regionales bajo Merkel ha ido perdiendo continuamente votos y mayorías absolutas, incluso en Baviera.


El SPD ha tenido también su peor resultado, el 23% de los votos, y paga así su permanencia en el poder con los democristianos, sus sucesivas crisis de liderazgo y su incapacidad de pacto con La Izquierda. Toda crisis es siempre una oportunidad y, si hay que sacar algo positivo del espantoso resultado socialdemócrata, es que la caída le sirva de revulsivo y, desde la oposición, regenerar su programa, vencer sus escrúpulos con el “escindido” Lafontaine y tener un liderazgo capaz de enfrentarse a la política del nuevo Gobierno en ciernes.


El Partido Liberal (FDP), al contrario que los dos partidos mayores, ha obtenido los mejores resultados de su historia. Su discurso es netamente neoliberal pero, ¿es ese discurso el que le ha hecho aumentar los apoyos? ¿Es un voto de castigo de la clase media a los grandes partidos? Es un voto de quien tiene mucho que ganar con las bajadas de impuestos y el abaratamiento del despido. La política económica de la Gran Coalición durante la crisis económica ha sido, no lo olvidemos, una política socialdemócrata, como las de otros Gobiernos conservadores europeos, muy “light” y restringida a ser un mero parche. ¿Cambiará con la entrada de los liberales en el poder?


Los liberales han demostrado ser capaces de gobernar con SPD y CDU con políticas bien distintas, desde la construcción del Estado de bienestar en los primeros años de la república de Bonn con los dos partidos a una política neoliberal con Helmut Kohl. El nuevo Gobierno tendrá un dilema: qué camino seguir, porque cada camino entraña dificultades para los dos partidos de la derecha. Si se impone una agenda neoliberal, además del desamparo que entraña para las clases bajas (aunque ninguna rebaja del Estado de bienestar alemán podrá equipararse a la situación de los Estados mediterráneos, ni siquiera los impuestos) Angela Merkel perderá ese “aura socialdemócrata” que la hace atractiva a la mayoría de alemanes. Si la política de intervención permanece, el FDP habrá defraudado a sus electores. Todo ello debe tenerlo muy en cuenta el SPD para retomar la iniciativa política. De momento, Merkel anuncia que la bajada de impuestos será dentro de, como mínimo, dos años. Pero la reducción de impuestos entraña también menos ingresos y déficit, que debe ser resuelto con la disminución del gasto, como quieren los liberales. La batalla para la oposición está a punto de comenzar.


En la izquierda, Los Verdes han pasado de cuarto a quinto partido pero ganando más apoyos y rebasando el 10% de los votos. Han recibido el voto de la juventud más concienciada con el problema ecológico, pero han perdido toda capacidad de influencia política: en el Bundestag no participan en el Gobierno, están en dos gobiernos estatales (con SPD y CDU) y en los demás, bien sin representación, bien en la oposición. La entrada de La Izquierda en muchos Landtag ha supuesto, si bien la pérdida de mayoría de la derecha, la incapacidad de las tres fuerzas de izquierda de cooperar, y Los Verdes ya no tienen escrúpulos a gobernar con la CDU si es preciso.


La Izquierda parece consolidarse, de momento, llegando a cuarto partido nacional con el voto de los parados descontentos con el SPD y los votos de buena parte del Este (donde llegan a casi segunda fuerza política). ¿Cuándo llegarán a entenderse el SPD y este “hijo rebelde”? ¿Habrá futuras coaliciones políticas, tan fructíferas como la de los países nórdicos?


El sistema de tres partidos de Bonn se ha roto por el de cinco de la Alemania unificada, pero no por ello la alternancia de dos grandes partidos. La alternancia SPD/CDU no se ha alterado, más que las breves Grandes Coaliciones. Aún es pronto para saber si el auge de los tres pequeños partidos ha sido una respuesta a la falta del antagonismo entre SPD y CDU o si el sistema de partidos camina de una bipolarización (nunca bipartidismo) fragmentada a una polarización fragmentada. Eso sí, la Democracia Cristiana sigue siempre como partido dominante (de los 60 años de democracia alemana, 40 han sido con la CDU en el poder).


El SPD debe pensarse todo lo planteado párrafos atrás. La consecuencia de sus errores ha sido bien castigada por la ciudadanía alemana, en retirada del voto o en la abstención (la más alta de todas las elecciones). Esas consecuencias son también válidas para el resto de grandes partidos socialdemócratas europeos. Luchas internas para conseguir el poder por el poder, recurso a pactos con fuerzas conservadoras para mantenerse en el Gobierno, imposibilidad de acuerdo dentro de la izquierda (las fuerzas de izquierda suman el 46% del voto por el 48% conservador) por un Gobierno efectivo son temas castigados por los ciudadanos. No vale para la izquierda no llegar a cambiar nada, porque entonces le sustituirá otro partido de talante socialdemócrata para llevarlo a cabo. Sí, otro partido socialdemócrata.


(Mañana, las elecciones en Portugal)

domingo, 27 de septiembre de 2009

Mañana, el análisis

Mañana hay que analizar, más tranquilamente, el resultado de las elecciones de hoy en Portugal y Alemania. Con los resultados preliminares, en Portugal el PS gana con el 37%, los conservadores del PSD y del CDS tienen el 32% y el 10%, el Bloque de Izquierda y la coalición de comunistas y verdes tienen el 7,9% y el 6,4%, respectivamente. En Alemania la CDU de Merkel tiene el 34% y consigue mayoría con los liberales (14%). Los socialdemócratas caen al 23% y verdes e izquierdistas tienen el 10% y el 12% cada uno. Sin embargo, la derrota es la mejor noticia para el SPD, porque su paso a la oposición debe ser un paso obligado a reconfigurar su programa y volver a ser alternativa.

viernes, 25 de septiembre de 2009

La ONU o las hijas de Zapatero


Zapatero, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, defendió el proyecto del multilateralismo, reflejado en la Alianza de Civilizaciones, la legitimidad del presidente depuesto de Honduras, la necesidad de reconocer a Palestina como Estado independiente para contribuir a la paz en Oriente Próximo, el aumento de la ayuda al desarrollo y a una economía globalizada más regulada que la que actualmente sufre una crisis gravísima, entre otras cosas.


Todo ello no es importante para un sector conservador de la sociedad. Es más, es peligroso. Peligroso evitar ver a culturas no occidentales como “retrasadas” o extrañas. Peligroso el mantenimiento de la legitimidad democrática. Peligroso cualquier interés contrario a los de Israel. Peligroso erradicar la pobreza. Peligroso el control de la economía globalizada.


Como hay que evitar hablar de ello, los conservadores intentan llevar la atención a la indumentaria de las hijas de Zapatero en la foto con Obama. Pues bien, hay que respetar la intimidad de la familia del presidente, como la de cualquier otra familia. No deja de ser tremendamente hipócrita que esos medios conservadores no tengan pudor en dar cabida en programas basura a famosetes que viven de hablar de sus hijos, con quién salen y con quién se pelean. Esos medios han degenerado, aún más si cabe, ese género televisivo y ya no tienen ninguna credibilidad. Hablemos de cosas importantes. Pobreza, globalización, democracia y cosmopolitismo. Observemos cómo el G-20 se está convirtiendo en el foro de países desarrollados y en vías de desarrollo más importante que el selecto club del G-8. El mundo no está únicamente en manos de ocho países, como la opinión pública no está centrada en las hijas del presidente.

jueves, 24 de septiembre de 2009

SIDA, un poco más cerca y un poco más lejos


Científicos de EE.UU. y Tailandia han encontrado una vacuna que reduce el contagio del SIDA en un 31% de los casos. A base de pruebas a 16.000 voluntarios, se abre la puerta a la esperanza de una futura vacuna universal. Aunque el camino de la ciencia siempre es polémico, pues estos miles de voluntarios se arriesgaron a contraer el SIDA y muchos de ellos lo han contraído. El avance será limitado, de momento, a la cepa del virus en Asia, distinta a otras cepas en el mundo.


Los Gobiernos del mundo tienen que apoyar sin reservas a la investigación científica, sin escatimar medios. El control del petróleo, del agua o de los minerales no tiene importancia frente a la lucha contra el SIDA. Éste debería ser la principal preocupación de los Gobiernos. Investigación científica a la vez que concienciación social.


En esto, no ayudan las declaraciones del Papa. Ratzinger declaró que la lucha contra el SIDA no vale ni el dinero ni la distribución de preservativos. ¿Qué queda entonces? Porque no defendió ni el respeto a la mujer, aspecto muy ausente en el continente africano ni la acción internacional contra la epidemia. Es una ilusión pedir la abstinencia sin más. El Vaticano no ayuda a millones de seres humanos por salvar sus vidas. Ni siquiera sus almas.


Tampoco ayuda el Congreso de los Diputados español. Porque la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo rechazó la propuesta del diputado Joan Herrera, de Iniciativa per Catalunya para reprobar al Papa por sus declaraciones. Joan Herrera llevó ante la comisión citada la misma declaración que aprobó el Parlamento Belga (en absoluto una cámara dominada por la izquierda, sino por democristianos y liberales). Los miembros del Partido Socialista se abstuvieron y los de las fuerzas conservadoras (PP, CiU y PNV) votaron en contra.


Se dice que “no es ni el momento ni el lugar”. ¿Qué otro lugar es mejor que la sede de los representantes de la soberanía nacional? Es un argumento lamentable. Los diputados socialistas de la comisión tienen la errónea convicción que criticar las terribles declaraciones del Papa es lo mismo que atacar a la Iglesia y, por tanto, a los católicos españoles. Que todos los diputados socialistas de la comisión sepan que quien va en contra del cristianismo no es la propuesta de Joan Herrera, sino las actuaciones de la Iglesia católica. Parece mentira que quienes pretenden llevar el discurso del “republicanismo cívico” limiten la acción de los representantes electos de los españoles. Los discursos no valen nada si no se acompañan de hechos prácticos.


Hoy es un día a tener en cuenta en la lucha contra el SIDA. Lamentablemente, no podemos incluir en esta la decisión de hoy del Congreso español.

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger