miércoles, 30 de junio de 2010

Huelga de Metro de Madrid



Opinar sobre la huelga de los trabajadores del Metro de Madrid es difícil y no está exento de interés por varias partes. Es lógico que el ciudadano de a pie, el que acuda a su trabajo, un examen, o cualquier cita importante, pueda enfadarse. Pero echarle la culpa a los trabajadores del Metro de Madrid es una salida muy sencilla, a la vez que equivocada.

Para no entretenerse con este tema tan complicado, los trabajadores de Metro acuden a la huelga porque el recorte de salarios aplicado por el Gobierno de Esperanza Aguirre a todos los trabajadores públicos de Madrid rompe el convenio con los sindicatos de Metro. Los trabajadores de Metro no son funcionarios, sino que están sujetos a negociación colectiva. Los sindicatos del Metro intentaron negociar con el Gobierno de Esperanza Aguirre para llegar a un acuerdo.

Vulnerar el convenio colectivo supondría un grave precedente en la defensa y el respeto de los derechos de los trabajadores. Esta huelga no es exigir que no se lleven a cabo medidas, sino que se respete la ley y se negocie con los trabajadores.

Por supuesto, no hay que obviar el recurso de los trabajadores a impedir trabajar a otros compañeros, supuestas o agresias o, lo más notable, el incumplimiento de los servicios mínimos, cuestiones más que criticables. El afán antisocial de muchas administraciones ha llevado, comprobado está, a servicios mínimos abusivos, que la justicia no logra reconocer a tiempo. Un buen ejemplo son los ejemplos de los servicios mínimos en las huelgas en la sanidad, cuyo recurso puede demorarse años hasta una sentencia definitiva, en perjuicio de los derechos de los trabajadores.

Los trabajadores de Metro, por desgracia, no han tenido muchas alternativas dignas. Comprobamos la tremenda injusticia y desigualdad que se ejerce en muchos campos. Mientras las grandes fortunas escondidas en Suiza, a salvo de Hacienda, no sufrirán sanciones por sus delitos, los pequeños contribuyentes no disfrutan de esos privilegios. Mientras los grandes bancos, el poder financiero, los especuladores y todos aquellos culpables de la crisis se libran de dar un esfuerzo proporcionado a lo que han causado, son los trabajadores en quienes recae el mayor esfuerzo fiscal y salarial, además de la merma de sus derechos como trabajadores y como ciudadanos.

No quiero olvidar un paralelismo histórico, que sin duda le agradaría a la desgracia que gobierna Madrid, Esperanza Aguirre. A ella, que tanto le entusiasma emular a Margaret Thatcher, sin duda le habrá venido a la mente el pulso que mantuvo la "Dama de hierro" con los mineros en huelga de 1984, pulso que acabó ganando la primer ministro.

Por eso, tenemos que tener muy presente la Historia para razonar nuestros argumentos. La reacción de Aguirre a la huelga no es sólo porque quiera demostrar que su partido no es en nada proletario o social, sino porque quiere tumbar a los sindicatos, y con ellos los derechos de los trabajadores. Con ello, ya no habría límite para su soñado Estado liberal no intervencionista, antisocial y elitista.

Hoy, los ciudadanos debemos estar en solidaridad y comprensión con los trabajadores en huelga. Exigir servicios mínimos racionales y dejar trabajar libremente a los que quieran, por supuesto. Pero hoy la lucha es por los derechos de estos trabajadores, para que mañana sean los de todos, manteniendo un movimiento sindical sincero, por encima de la huelga general, ritual de las direcciones centrales de los grandes sindicatos, más preocupados por seguir viviendo a costa del Estado y de los trabajadores, no para los trabajadores.

martes, 29 de junio de 2010

Estatuto de Cataluña: Otra vuelta de tuerca constitucional


La esperada sentencia del Tribunal Constitucional no ha defraudado las expectativas: el Gobierno central lo recibe con alivio (era la sentencia más benigna que cabía esperar) y la Generalitat con una llamada a la movilización. En una palabra, a riesgo de ser calificado como pesimista, esto es una pena.

En líneas generales, estos cuatro años de recursos, deliberaciones, prórrogas de mandatos y declaraciones suponen el agotamiento del actual modelo constitucional. No por defectos de origen, que los tiene, sino por el fracaso de toda la clase política, nacional y regional. Podemos restarle legitimidad a las decisiones de un TC aún no renovado, pero eso supondría negarle validez al resto de sus decisiones, por ejemplo las relativas a la igualdad o, ¿y si se pronunciaran a favor de la constitucionalidad del matrimonio del mismo sexo? ¿No sería también ilegítimo? La acusación de ilegitimidad es muy peligrosa, y no está ahí el problema, sino en que tanto el órgano jurídico que vela por la constitucionalidad de las leyes, así como el poder judicial ordinario, se encuentran subordinados a las decisiones, mayorías e intereses políticos de ciertos grupos, nunca del interés general. El actual modelo ha fracasado a la hora de crear un poder judicial independiente.

La lectura sesgada que se hace del derecho constitucional es evidente. La Constitución de 1978 es la fuente de todos los poderes constituidos en España, desde los locales a los nacionales, pasando por los autonómicos. Las leyes, y los estatutos lo son, se deben supeditar a la Constitución, y para eso existe un Tribunal Constitucional encargado de velar por la constitucionalidad de la ley. Que Montilla exiga la integridad de una ley, el Estatuto, pese a tener artículos declarados inconstitucionales, porque "es lo que quiso el pueblo de Cataluña" no es ignorancia política, es manipulación. No se puede engañar a la gente manipulando el derecho constitucional. Una ley no es sagrada por haber sido votada en referéndum o acordada en los parlamentos nacional y catalán, sino que debe ser constitucional. Esas son las reglas del juego, si no se cumplen se acabó la ley y se acabó el Estado.

Ahora bien, muy importante, no se ha atacado a Cataluña. Eso es lo que nos quiere vender la partitocracia catalana. Se ha atacado a los intereses de grupos políticos y de poder de hacer y deshacer a su antojo el marco constitucional, según más convenga a sus antojos.

Los políticos catalanes quieren relacionar la constitucionalidad o no del Estatuto con un ataque a la nación catalana. ¡Oh!, ¿acaso no le conviene eso a una clase política tocada por la corrupción en la oposición y por la ineficacia en el Gobierno regional? Los políticos son buenos actores y, si la gente se deja, les pueden desviar la atención de la crisis con nuevos cuentos: España ataca, España es mal negocio. Ahí es donde se revela el fracaso del actual modelo constitucional, fracaso, no lo olvidemos, de la clase política. A los ciudadanos nos quedan dos opciones: tragarnos sus mentiras, enarbolar las banderas y darles cuatro años más de lo mismo, o abrir los ojos y ver la razón de sus actos e intereses, que no son los de la ciudadanía.

Cada vez más estoy convencido del suicidio del socialismo catalán, sometido al nacionalismo y a los intereses de las élites catalanas. Esquerra caerá, el PP caerá, ICV caerá, el PSC se suicidió y siempre quedaran los de siempre, CiU, para que nada cambie. Es tan claro cómo se engaña a la gente que no se puede leer una noticia sin sentir naúseas. ¿Tan fácil nos engañan?

Lo peor de todo es que año a año consiguen mentirnos cada vez más. Hay crisis y estamos muy enfadados con ellos, pero no importa, no se irán, tienen cuento nacionalista para administrarlo. Nos olvidaremos de la crisis con el Mundial, con el Estatuto y con lo que se inventen luego. En el camino, destruirán el Estado del bienestar, la solidaridad y la convivencia, pero no importa, todo sea por mantener sus esferas de poder y el reparto de influencia, las dádivas y las recompensas a los agradecidos. Los ciudadanos, como siempre, aguantando, no sin culpa.

Aullemos por Cataluña, por España y por la verdad. Aullemos contra ellos.

lunes, 28 de junio de 2010

Eguiguren, Batasuna y EA


Hace pocos días venían de Euskadi dos noticias de gran interés. Una, el presidente del Partido Socialista de Euskadi, Jesús Eguiguren, pidiendo al gobierno vasco el liderazgo del proceso de paz y la reconciliación entre vascos, teniendo presente como punto final la legalización de Batasuna y algún tipo de compromiso entre vascos, ya que "hay unas realidades que no debemos olvidar". La otra, es el acto conjunto entre Eusko Alkartasuna y representantes de Batasuna, sin nombrar a ETA, acordando unir fuerzas para construir el tan buscado "Polo Soberanista".

La reflexión del presidente de los socialistas vascos entra dentro de la lógica de la racionalidad, así que bastantes de las críticas a su iniciativa han sido demagógicas.
Lo que se plantea es poder discutir de todo con dos cuestiones esenciales: consenso (nada podrá resolverse sin un acuerdo general en Euskadi) y condena y fin de la violencia (única barrera que separa a Batasuna de la legalidad). Simplemente, Eguiguren augura el futuro más racional pero, por desgracia, aún no el inevitable.

El
acto de EA-Batasuna, ¿significa la fagocitación del pequeño partido nacionalista por Batasuna? Son de esa opinión de politólogos. Eusko Alkartasuna, partido independentista socialdemócrata, nació como escisión del PNV, y su recorrido electoral parte del 15,84% (13 diputados) de 1986 al 8,69% (6 diputados) de 1998, último año en que concurrió en las elecciones regionales para formar un acuerdo con el PNV, hasta las de 2009, donde volvió a presentarse en solitario, quedándose con un 3,68% y 1 diputado.

En consecuencia,
EA ha ido perdiendo su espacio político, y el acuerdo con Batasuna sería la única vía para su supervivencia electoral, esperando recibir sus votos, que mayoritariamente ya van para Aralar, a la que también buscan atraer al nuevo Polo (por fuerza electoral, tendría que ser ésta, como partido mayoritario en la izquierda abertzale). ¿Este acuerdo supone la radicalización del partido socialdemócrata y una preocupación más laxa por la búsqueda de la paz? Realmente, sería una pena que esto fuera así.

Está claro que pese a su extrema debilidad, ETA sigue siendo una constante en la política vasca y nacional. Pese a toda la polémica que pueda tener la Ley de Partidos, parece evidente que sin ella no se habría presionado adecuadamente a Batasuna para empezar a soltar lastre. Los españoles ya no vivimos en la dictadura franquista, ahora existe realmente un Estado de derecho donde las propuestas deben pasar inevitablemente por el apoyo ciudadano, basado en las elecciones libres, el respeto a la libertad y conforme a las reglas de mayorías y respeto de las minorías. Una democracia, imperfecta (lo son todas), pero democracia, al fin y al cabo. Los viejos discursos no tienen validez, nadie oprime más que ETA.

Sería una verdadera inmoralidad pensar que la existencia de ETA es lo único que mantiene a raya cualquier proyecto serio de independencia de Euskadi
. No son pocos los que creen que es el precio a pagar, pero no es más que la constatación de su incapacidad política. Hay mucho en juego: cómo llegar al poder en la dialéctica de polos nacionalista/no nacionalista, cómo mantener sus estructuras de dominio y clientelismo sobre la sociedad, cómo no perder influencia política para las pequeñas opciones... una gran serie de combinaciones donde ha ocurrido de todo: ver un acuerdo PSOE-PP, que en el resto de España es imposible; un PNV que aún sin poder se comporta como si Euskadi fuera suyo; una IU que ha llegado a subordinarse al nacionalismo de derechas y al lenguaje confederalista; y una izquierda abertzale en el dilema de definirse ante la violencia.

Verdaderamente, el discurso nacionalista ha traido mucho daño. Tras el nacionalismo, la reescritura de la historia y el ensalzamiento de una identidad común pero diferenciadora siempre está lo mismo, o los mismos: la lucha de élites por el control de la sociedad. No hay naciones enfrentadas, no hay historias de glorias milenarias ni pasados utópicos ni perfectos, sólo bloques dominantes, intereses contrapuestos y muchos tontos útiles. La historia, cuando está condicionada por las relaciones de poder, deja de ser historia para ser cuento. Sinceramente, no sólo espero que se acabe el "problema vasco", y que se hable solamente de Euskadi con normalidad, sino que también se hable de ciudadanos y de libertad.

sábado, 19 de junio de 2010

Qué vergüenza para el Instituto Cervantes: censura a "república"

Qué vergüenza: el Instituto Cervantes, en su concurso "Tu palabra favorita", ha hablado primero de "sabotaje" y luego de "fallo informático" para no tener que dar a conocer la palabra favorita en castellano más votada por los participantes de Internet. Esa palabra iba a ser, con mucha seguridad, "república", por encima de "limón".

Aunque no me parezca el medio adecuado para defender un sistema mejor de gobierno, la institución ha decidido que prime lo "políticamente correcto" por encima de la votación democrática y, de paso de la decencia. Señores, cuando se procede a una elección por medios democráticos, se respeta el proceso, se dan a conocer los resultados y, en ningún momento, se procede a manipular o censurar la votación. De los medios de comunicación "progresistas", Público señala esta farsa; El País, en su artículo "Una fiesta de la lengua de Cervantes", sólo se limita a señalar que se ha producido un gran número de propuestas y "por eso se bloqueó la página web de la institución".

Una excusa barata y lamentable. Ya vemos que la defensa de valores progresistas y de la libertad tienen un límite en este mundo de estómagos agradecidos y lacayos del poder. Una simple palabra, "república", tiene un infinito poder para provocar el miedo de "demócratas" de pacotilla.

Creo que debemos de abandonar tanta hipocresía. Está muy bien decir lo bueno que era Saramago, pero no olvidemos qué pensaba y por qué hay que seguirle: llegará el día en que nos tengamos que preguntar Quién ha firmado esto por mí. El mejor modo de honrar a un gran hombre es mantener vivo su espíritu. ¿Vamos a dejar que se muera el espíritu de la libertad?

Hoy mi confianza en las actuales instituciones democráticas decae un poco más. Qué vergüenza, qué vergüenza...

viernes, 18 de junio de 2010

Aullemos, dijo el perro


"Nacemos, y en ese momento es como si hubiéramos firmado un pacto para toda la vida, pero puede llegar el día en que nos preguntemos Quién ha firmado esto por mí"

Ensayo sobre la lucidez, 2004

Gracias, Saramago, por darnos un poco de lucidez en este mundo de ceguera

Lo que el velo esconde


La aprobación, en varios ayuntamientos catalanes, como Barcelona, Lleida o Tarragona, o pequeñas localidades de Cataluña, como El Vendrell o Vic, entre otras, de decretos o mociones para prohibir el uso del burka y el niqab en instalaciones públicas ha creado polémica. El burka es una túnica que tapa a la mujer completamente de pies a cabeza y el niqab es el velo que sólo deja los ojos al descubierto. Estas normativas no impedirían el uso del hiyab, el velo que cubre sólo el cabello, de estas tres la prenda más utilizada por las mujeres de religión musulmana y de origen árabe.

Pero, ¿qué se esconde tras estas medidas? La polémica está de actualidad en los últimos días. En Madrid impidieron la escolarización de una niña, de padres inmigrantes marroquíes y nacida española, en un colegio de Pozuelo por usar el hiyab. En Cataluña son un número importante los municipios que empiezan a restringir el uso del burka y del niqab en las instalaciones municipales. Podríamos estar de acuerdo con la medida en tanto que esas prendas son degradantes para la mujer, son de uso minoritario y no se restringe el hiyab, con lo cual no sería una medida antimusulmana sino defensora de los derechos de las mujeres.

Sin embargo, no es ésa la cuestión principal. En Cataluña las elecciones regionales están muy próximas y todos los partidos calientan motores. Mientras CiU aspira a volver al Palau de la Generalitat, el PSC mantener sus pobres resultados y el resto de pequeños partidos quedarse como están, todos temen a Josep Anglada, líder de Plataforma por Cataluña (PxC). Sí, le están haciendo una publicidad excelente (mencionarle en estas líneas es hacerle publicidad gratuita, por desgracia). Plataforma por Cataluña es una formación de extrema derecha que defiende la cultura occidental, los valores cristianos (identidad, familia...) y la exclusión de los inmigrantes, sobre todo si vienen de países árabes. No critica el islamismo radical, sino que venga aquí. "Aquí no cabemos todos", reza la web de este partido, una afirmación compartida también por el Partido Popular y su líder(?), una simplificación bastante ignorante o interesada del fenómeno de la inmigración.

Este partido extremista
va marcando la agenda política de Cataluña, provocando una neerlandización de la política catalana, a imagen y semejanza del Partido por la Libertad (PVV) de Geert Wilders, con un gran punto: el Islam como amenaza a nuestra sociedad occidental y la inmigración como invasión. Eurabia, Cataluñistán... es decir, explotar el miedo de la gente a lo diferente, dicho en otras palabras: xenofobia. Y esta xenofobia está impregnándose en el resto de partidos políticos, sin posibilidad de escaparse a este debate.

Tenemos, por una parte, la defensa a ultranza que hace el PP de prohibir los símbolos musulmanes, la complicidad de CiU y lo que es peor, la falta de posiciones firmes en la izquierda: ni PSC, ni ICV ni ERC ni sus homólogos a nivel nacional saben qué decir ni qué defender. A lo más, todos optarían por rechazar la extensión de estas medidas municipales a la vez que, sin embargo, se declaran contrarios al uso de estas prendas. En la izquierda parece existir una auténtica contradicción entre la defensa del multiculturalismo (respetar el uso del velo) y del feminismo (rechazar el velo).

Si no podemos confíar en los partidos de izquierda para defender la visión progresista de la sociedad, tenemos que hacerlo los ciudadanos progresistas. Hay que hacerse varias preguntas: primero, ¿cuántos burkas hemos visto por la calle?; segundo, ¿es contrario el uso del velo islámico a la defensa de los derechos de la mujer? Hay que tener en cuenta que en los países árabes y musulmanes existen movimientos de defensa de los derechos de la mujer, cuyas integrantes usan el velo hiyab, como también el niqab, por elección propia. Del uso del hiyab, incluso del niqab, podemos tener la constatación de que en la mayoría de casos es por propia decisión. No así del burka, prenda no islámica, sino afgana, de imposición claramente machista. Una pregunta: aquel que viste a la moda, ¿viste libremente?

¿Qué se consigue con la prohibición? Esconderlo, pero sólo de las instalaciones públicas. En la calle seguirán existiendo. Quizá los que nos preocupa es ver cosas diferentes a nosotros (xenofobia), costumbres que chocan con nuestra concepción occidental. Es un valor y una obligación respetar las costumbres. Hace poco, en un centro comercial, pude ver a la vez una monja, con su toca y su túnica, al lado de dos mujeres musulmanas, con su velo y su túnica. ¿Diferencias? Puede que solo en cuestiones teológicas...

Prohibir no hace que se deje de usar. Es más, lo puede reforzar y en mal sentido. Nuestros valores han de ser los de la integración de todos los individuos en una sociedad pluralista y libre, adaptando, incorporando o respetando aquellas costumbres que no entran en contradicción con los derechos individuales. En cambio, mantener la exclusión del diferente, que ni siquiera es ya inmigrante, es español (por adopción o nacimiento), hace que se refugien en aquellos símbolos y guetos que refuercen su identidad. No estamos muy lejos de la banlieue francesa.

Son la integración, la apuesta por la educación y la defensa de la libertad los medios que no sólo pueden arrancar los últimos vestigios del machismo, sino que realmente propicien el libre uso de la prenda que deseen, así como de la religión y costumbres que quieran seguir. Ésos son los valores progresistas que debe defender la izquierda y el resto de la sociedad.

Enlaces de interés:

"Ni imponer ni prohibir el hiyab"
Declaración programática de PxC

martes, 15 de junio de 2010

Elecciones federales en Bélgica: ¿Continuidad, reforma o disolución?


Flandes (Partidos neerlandófonos)
Nueva Alianza Flamenca (N-VA, derecha separatista): 27,8% y27 diputados*
Cristianos Demócratas y Flamencos (CD&V, democristiano): 17,3% y 17 diputados*
Partido Socialista-Diferente (SP.A, socialdemócrata): 14,6% y 13 diputados (-1)
Liberales y Demócratas Flamencos (Open VLD, liberal): 13,6% y 13 diputados (-5)
Interés Flamenco (VB, extrema derecha separatista): 12,3% y 12 diputados (-5)
Verdes! (Groen!, ecologista): 6,9% y 5 diputados (+1)Lista Dedecker (LDD, liberales populistas): 3,7% y 1 diputado (-4)*CD&V y N-VA obtuvieron en coalición en 2007 el 29,6% y 30 diputados

Valonia (Partidos francófonos)
Partido Socialista (PS, socialdemócrata): 37,6% y 26 diputados (+6)
Movimiento Reformador (MR, liberal): 22,2% y 18 diputados (-5)
Centro Democrático Humanista (CDH, democristiano): 14,6% y 9 diputados (-1)
Ecolo (ecologista): 12,3% y 8 diputados (=)
Partido Popular (PP, liberal): 3,1% y 1 diputado (+1)

El rompecabezas belga es como una bomba de relojería que no se sabe cuándo va a estallar. Se acaba un período, 2007 a 2010, que marca la extrema degradación de la vida política del reino federal de Bélgica. Las negociaciones para formar nuevo gobierno tras las elecciones de junio 2007 duraron ¡9 meses!, con la interinidad del liberal Verhofstadt como primer ministro, hasta que se formó el gobierno de Yves Leterme, en marzo de 2008. Este gobierno cayó en diciembre de 2008, por las desavenencias entre los partidos flamencos y valones por el estatus de "Bruselas-Halle-Vilvoorde" (BHV). En el cinturón de municipios de Bruselas, territorio neerlandófono, existe una importante población francófona, a la que se le tiene reconocido poder votar por partidos francófonos, circustancia que no ocurre en ningún otro territorio flamenco o valón, y que los neerlandófonos consideran discriminatorio.

Ésta cuestión es la fuente de problemas que han marcado la inestabilidad de los últimos años y la caída de gobiernos. Cuando Vam Rompuy fue designado Presidente del Consejo Europeo, la formación del nuevo gobierno Leterme fue una ardua negociación. Sin embargo, el gobierno entró en punto muerto, y los liberales flamencos lo hicieron caer por no llegar a una resolución sobre el BHV. Y es aquí donde estamos, en las elecciones que, supuestamente, deberían ser la solución a la crisis política.

La coalición entre los democristianos flamencos (CD&V) y los republicanos, derechistas y secesionistas del N-VA se rompió. En un país donde el voto es obligatorio, la Nueva Alianza representa una alternativa nueva en el desacreditado espectro político flamenco. Aunque distante ideológicamente, recomiendo la lectura del artículo de Álvaro Vermoet en Libertad Digital. En mi opinión, la N-VA de Bart de Wever ha llevado un discurso nacionalista a la vez que europeísta. Su lema "Necesarios en Flandes, útiles en Europa" resume ese mensaje, al que no le falta la ironía al no mencionar Bélgica.


Esa moderación y la novedad de un partido que puede defender mejor los intereses flamencos puede ser la clave que le ha dado la victoria. Todos los demás partidos flamencos, menos Verdes!, han perdido votos, desde sus antiguos aliados democristianos, a los liberales, ligeramente a los socialistas, a los fortuynistas de Lista Dedecker y sobre todo a la extrema derecha del Vlaams Belang, quizá la mejor noticia. La ambigüedad en la que han jugado los partidos tradicionales, entre federalismo, nacionalismo y "cordón sanitario" contra el extremismo separatista se ha acabado: ahora el partido separatista es moderado, ha tenido participación en el gobierno y, lo más importante, es el más votado.

Algo muy impresionante de estos países, como los Países Bajos o Bélgica, es su necesidad de recurrir a gobiernos de coalición. El VVD neerlandés apenás supera el 20%, el N-VA flamenco supone el 17% nacional. Cualquier gobierno estable pasará, sin duda, por el apoyo que el N-VA, reacio a encabezar el ejecutivo, al siguiente partido en liza, el Partido Socialista flamenco.


Si se llega a producir, sería una ocasión histórica. Después de décadas, el primer ministro sería valón y socialista, además de ser de padres italianos, Elio di Rupo. En Valonia, región menos desarrollada y poblada que el norte flamenco, se ha producido otro giro político. El PS valón obtiene uno de sus mejores registros electorales a la vez que las formaciones ultras desaparecen. El Frente Nacional valón, la copia francófona del Vlaams Belang, pierde sus votos y sus representantes. El liberal y derechista Partido Popular, que se declara bilingüe y aspira a ser de implantación federal, entra en el parlamento con un diputado.

Ahora bien, ¿estas elecciones suponen la constatación del agotamiento de modelo federal belga? ¿Se camina a la desintegración del país en una confederación débil para, posteriormente, llegar a la separación total? Estas elecciones, como las de Quebec o las de Escocia, siempre han captado la atención de los nacionalismos periféricos de España. Es inevitable tenerlo en cuenta. Pero, a día de hoy, nada parece indicar el fin del actual marco legal. Los nacionalistas escoceses no son hegemónicos, los separatistas quebequeses han sido derrotados en las últimas elecciones regionales de 2007 y 2008 y en Bélgica todos los partidos han jugado a la carta nacionalista y se han quemado la mano con ella.

En palabras de Álvaro Vermoet, "si en Bélgica hay hastío, descontento y desapego hacia los partidos tradicionales, es porque éstos han traicionado a sus electores". Según las encuestas, apenas el 9% de los flamencos y el 4% de los valones apoya la separación del país, cifras muy inferiores a las que se pueden registrar en Quebec, Escocia, País Vasco o Cataluña, por ejemplo, que oscilan entre el 20 y el 50%. Así, el N-VA sería como el PNV o CiU en España, partidos de centro-derecha que son esencialmente partidarios de la independencia de sus regiones, pero votados por un espectro electoral muy variado, independentista o no.

El voto, debemos tenerlo en cuenta, no es un cheque en blanco. Las consignas que lance un partido no implican que su electorado vaya a seguirlas sin más, cual rebaño de ovejas. Estos son tiempos donde a los partidos les cuesta más transmitir sus consignas en la sociedad, donde la relación votante-partido se difumina y las formaciones tradicionales atraviesan una crisis de legitimidad. Las patologías políticas e institucionales de los partidos y sus cargos son cada vez peor toleradas. Pasotivismo es la palabra. Ello explicaría el sentimiento de indiferencia ante los resultados electorales, la abstención, la caída de la socialdemocracia o las consultas soberanistas realizadas por aquellos que viven de la confrontación, pero que no dan respuestas a la gente.

En una visión ingenua, ¿cómo podría cambiar Bélgica? Está claro que su sistema federal es una aberración política, impropia de un país serio como es Bélgica. Toda su evolución política, derivada de la cuestión lingüística, ha sido una engañifa de la clase política belga para justificar su existencia. Sin duda, la peor traición es la del socialismo belga, la más cruel demostración que el internacionalismo se acabó hace mucho tiempo, cediendo en una cuestión más propia de la burguesía y del viejo nacionalismo romántico del siglo XIX.

Ya es muy tarde pedir el fin del actual sistema político belga. ¿Qué se gana acabando con las fronteras lingüísticas, si han enseñado durante años a flamencos y valones a vivir a espaldas uno del otro? Y sin embargo la gente es plurilingüe y le da igual lo que digan sus políticos, ellos se siguen considerando belgas. Sí, sin duda hay que acabar con esas fronteras y censos lingüísticos más propios de la ingeniería sociopolítica de la más reaccionaria utopía. Y sí, sin duda es cada vez más notorio la necesidad de acabar con aquellas clases políticas que traicionan a sus electores por debates estériles.

Sepámoslo de una vez, el nacionalismo nunca ha llevado su proyecto político a cabo por la presión de las masas, sino por la voluntad de las élites que mandan y han querido mandar. De una vez, dejemos de ser nacionalistas, seamos patriotas "y que tu país sea donde te lleven los pies".

viernes, 11 de junio de 2010

Elecciones en los Países Bajos


Resultados:
VVD (liberales de derecha): 20,4% y 31 diputados (+9)
PvdA (socialdemócratas): 19,6% y 30 diputados (-3)
PVV (extrema derecha): 15,5% y 24 diputados (+15)
CDA (democristianos): 13,7% y 21 diputados (-20)
SP (socialistas de izquierda): 9,9% y 15 diputados (-10)
D'66 (liberales de izquierda): 6,9% y 10 diputados (+7)
GL (verdes): 6,6% y 10 diputados (+3)
CU (calvinistas): 3,3% y 5 diputados (-1)
SGP (protestantes): 1,8% y 2 diputados (=)
PvdD (defensores de los derechos de los animales): 1,3% y 2 diputados (=)

Posibles coaliciones (mayoría absoluta en 76 diputados):
VVD+PvdA+D'66+GL (coalición "púrpura): 81 diputados
VVD+PVV+CDA (coalición de centro-derecha): 76 diputados
PvdA+SP+D'66+GL (coalición de centro-izquierda): 65 diputados
VVD+PvdA+CDA (coalición de unidad nacional): 82 diputados
VVD+PVV+D'66 (coalición liberal): 65 diputados

El resultado de las elecciones neerlandesas va a dar mucho juego en las negociaciones para formar un gobierno de coalición. De primeras, hay que fijarse en los sondeos electorales de la campaña electoral, mostrando la
caída paulatina de la democracia cristiana de primer a tercer lugar, y el desinfle de la opción anti-islámica del Partido por la Libertad de Wilders, que en algunos momentos se situó en primer lugar. Aunque la sorpresa ha sido que tal desinfle no era tan acusado, al quedar por encima de las predicciones de los sondeos y sobrepasar a la CDA, cuyo resultado ha sido el peor en toda su historia y perder su condición de principal fuerza política. La etapa de Jan Peter Balkenende, primer ministro democristiano (2002-2010), ha tocado a su fin.

En su lugar,
el liderazgo del gobierno corresponderá sin lugar a dudas a Mark Rutte, dirigente del partido liberal VVD que, por primera vez, accederá a la jefatura del gobierno. Una coalición alternativa liderada por el socialdemócrata PvdA, que juntara al Partido Socialista (SP), Demócratas'66 e Izquierda Verde, no tiene los apoyos suficientes en los Estados Generales.

Existen muchas opciones para lograr un ejecutivo más o menos estable. La preferida por los liberales, VVD+PVV+CDA, reuniría a toda la derecha, tendría mayoría ajustada en el Parlamento,
tendría pocos miramientos en cuestiones de inmigración o estrechez hacia el Islam, programa estrella de Wilders, y podría plantearse sin muchos problemas recortes sociales para reducir el déficit y austeridad económica. Una alianza con los partidos progresistas, PvdA y D'66, aceptaría igualmente recortes presupuestarios pero manteniendo el desvelo por la cuestión social, necesitando además el apoyo de la Izquierda Verde, que entraría por ver primera en el ejecutivo neerlandés. Una coalición semejante ya funcionó de 1994 a 2002 con el socialdemócrata Wim Kok, con PvdA, VVD y D'66, la coalición "púrpura", precisamente la que aprobó los matrimonios del mismo sexo. Una última coalición bastante probable es la "unidad nacional", con liberales, socialdemócratas y democristianos, libres de partidos extremistas como el de Wilders para acometer las reformas económicas.

Quiero centrarme en una posible coalición, la de centro-derecha.
Implicaría la participación obligada del Partido por la Libertad en el gobierno. Siempre ha sido un duro debate la participación o exclusión de estos partidos en los gobiernos nacionales: el partido democristiano austríaco fue muy criticado por incluir en su gobierno al FPÖ de Haider, en Bélgica los partidos flamencos practican el "cordón sanitario" contra el ultraderechista Interés Flamenco. La extrema derecha austríaca, actualmente, se halla dividida, la flamenca en decadencia. Sin duda la participación del PVV podría repetir la situación de 2002-2003, cuando el primer gobierno Balkenende incluyó a la Lista Pim Fortuyn (LPF) en su gobierno, que cayó por los conflictos de este partido, y en las siguientes elecciones el partido desapareció. Es decir, la participación del PVV, heredero del "fortuynismo", podría demostrar su inconsistencia como partido de gobierno, la de su programa y de la insensatez que provocaría violentar la convivencia social entre neerlandeses. Ello, a costa de sacrificar un gobierno, una legislatura y provocar nuevas elecciones.

Finalmente, quiero destacar los resultados de otros partidos neerlandeses. No es agradable seguir viendo el
paulatino descenso de la socialdemocracia del PvdA, lejos de mejores resultados electorales de los años 50-90 (entre 30 y 55 escaños), y su incapacidad, junto la de la socialdemocracia europea, de saber conjugar política social con buena imagen de gestor económico. Si hay que destacar, es que el ascenso del PVV no proviene de los votos socialdemócratas, como ocurrió con Pim Fortuyn, sino de la caída de los democristianos y, muy probablemente, del Partido Socialista. Éste, que en 2006 logró una espectacular tercera posición, queda relegado a quinto partido, sin duda tiene mucho que ver con su nula capacidad de influencia para formar parte de un gobierno estable. El otro partido que más crece, los social-liberales de D'66, son la apuesta de los progresistas que sí tienen más facilidad para participar en el gobierno y mantener el Estado del bienestar. Por otro lado, la Izquierda Verde (GL), recupera el nivel de diputados de finales de los años 90, con un electorado que viene en su mayor parte del Partido Socialista.

¿
Cuál es exactamente el ideario del Partido por la Libertad? Geert Wilders, su líder, es un antiguo miembro del partido liberal VVD, y su partido recoge las aspiraciones del asesinado Pim Fortuyn: no es conservador, sino que tiene ideas liberales llevadas al extremo, mantener la economía de mercado capitalista, poner freno a la inmigración, sobre todo de los países musulmanes, y una idea de ser neerlandés como europeo, cristiano, contrapuesto a lo que no reuna esas condiciones. Esa idea de mantener una democracia a la defensiva es destruir la democracia, además de expresar una profunda intolerancia y un evidente racismo, disfrazado de cuestión religiosa. ¿Pero acaso no es su modo de lucha de civilizaciones de Samuel P. Huntington? Perdemos lo que nos caracteriza, el respeto a los derechos civiles, como puede ser la libertad de expresión o el derecho a las minorías. No podemos reaccionar negándolos, sino difundiéndolos, porque por encima de las culturas son universales, ya que aseguran la convivencia pacífica.

El programa del PVV se centra en la frustración y en la búsqueda del chivo expiatorio como fuente de todos los males, costumbres no ajenas a la historia europea. Pero esos odios no son programa de gobierno. El mantenimiento o auge de la extrema derecha se debe a que el miedo que provoca (ya tuvo Europa a Hitler) y al aislamiento en la oposición, un excelente medio para desgastar al gobierno y al resto de fuerzas políticas y seguir conquistando apoyos. Una hipotética participación ministerial podría revelar a la opinión pública la esterilidad del odio como programa político, unido a que el resto de la sociedad y los medios de comunicación encabecen una crítica constante a su ejercicio de gobierno, si la hubiera, y consigan retirarle todos los apoyos.

Por último, os pongo el enlace del blog de Andrés Boto, que también trata estas elecciones.

jueves, 10 de junio de 2010

La exclusión de la carroza de Tel Aviv: anti-israelismo, discriminación y mala gestión de la noticia


Primero un breve resumen de lo que ha pasado: a raíz del ataque bárbaro, desmedido y pirata del ejército israelí a la flotilla turca, la FELGTB y COGAM han pedido a la delegación del ayuntamiento de Tel Aviv que no participe en la marcha del Orgullo, el 3 de julio, ya que el ayuntamiento no ha condenado el ataque a la flotilla y no pueden garantizar su seguridad. A raíz de esto, Colegas, colectivo LGTB cercano al Partido Popular, acusa a la organización de dejarse llevar por la ola antisemita, los medios de la derecha ultraliberal, como Libertad Digital, aprovechan para hacer apología de las actitudes piratas del ejército de Israel.

Ante la ola de reacciones, donde también está la opinión pública progresista ha visto mal la gestión de la noticia por los organizadores del Orgullo, éstos han tenido que defenderse, primero diciendo que venían a promocionar el turismo a Tel Aviv (buena capital para el turismo LGTB, por cierto, la más liberal de Oriente Próximo), y posteriormente anunciando que buscan la colaboración con organizaciones LGTB israelíes, que signifique participen y resuelvan este desaguisado es otra cuestión que aún está por verse. Una actuación muy pobre y lamentable.

Tenemos la mala gestión de los organizadores de la marcha del Orgullo LGTB, a los que se les ha venido encima la patata caliente de lidiar con lo que iba a suceder: que les acusen de discriminación y antisemitismo, idea en la que coincido bastante, y de buscarse apresuradamente una salida claramente rápida e improvisada.

Está claro que, ante una noticia de este calibre, la derecha mediática, sin liberarse aún de una notoria pulsión homófoba, iba a aprovecharla para atacar el Orgullo y lo que representa, volviendo a la apología y al victimismo del sionismo más radical. Lo que tampoco me sorprende es que una buena parte de progresistas justifiquen la decisión y la mezclen con el asalto a la flotilla.

El ayuntamiento de Tel Aviv no es sólo una corporación municipal electa que puede condenar o no las acciones del ejército israelí, sino que también representa a todos los ciudadanos de Tel Aviv. No se debe eximir al ayuntamiento israelí de criticar su decisión, pero es un acto de agravio para sus ciudadanos, un desplante y una descortesía, más aún para aquellos ciudadanos que defiendan la lucha por la igualdad de derechos para el colectivo LGTB. La decisión no perjudica a Israel o a sus instituciones, sino a sus ciudadanos. El Orgullo no es para discutir todo lo que se hace bien o mal en el mundo, sino para manifestarse y continuar la reivindicación por la igualdad de derechos.

Con ello, me puse a reflexionar, como ya hice una vez en este blog, del persistente antisemitismo (o anti-israelismo, para el que lo prefiera) que existe en la izquierda española, antisemitismo que nace del dualismo entre Israel/malo contra Palestina/buena. ¡Ah! ¿Es que acaso son tan simples las cosas? Quizás para los necios. ¿Acaso Israel no es un Estado de derecho, democrático, además de tener un ejecutivo militarista y un ejército que practica un verdadero apartheid sobre Gaza y Cisjordania? Pero, ¿acaso Palestina, o cualquier país vecino, tienen un Estado (o embrión de Estado) de derecho, o respeto por los derechos humanos? Además de poseer una administración verdaderamente corrupta, neopatrimonial, cuya élite es parásita de los recursos del Estado. ¿Es que no somos capaces de ver más allá de nuestros dogmas? No vemos que la legislación es totalmente indecente cuando establece penas de prisión o muerte para los homosexuales, no vemos que la mujer está totalmente tutelada por el padre o el marido, pero sí vemos que Marruecos es muy malo cuando se trata de la cuestión del Sáhara Occidental. ¿Acaso la estructura del Estado marroquí no se diferencia sensiblemente de la argelina, la egipcia, siria o lo que hacen y quieren hacer la élite palestina?

Recomiendo urgentemente que busquéis El cumpleaños de Laila, una película palestina, y veáis el diálogo entre el juez y el ministro. Os recomiendo Poder y regímenes en el mundo árabe contemporáneo, de Ferrán Izquierdo Brichs para que veáis la naturaleza del poder en estos países, lo mismo que Elecciones sin elección de Luciano Zaccara e Ignacio Álvarez-Ossorio.

En definitiva, qué decepción que los organizadores del Orgullo LGTB, líderes de un colectivo que tanto ha sufrido, tantas persecuciones ha tenido, tantas muertes ha tenido, tantos odios ha recibido, se convierta en un nuevo verdugo contra otros que también fueron, en su día, los parias de la Humanidad. Israel insulta al pasado de los judíos comportándose igual que Hitler, pero los líderes LGTB han obrado igual.

Qué decepción, no sé si con estas circunstancias merece acudir un año más al Orgullo, si no es un Orgullo por la libertad y el respeto a la diversidad.

miércoles, 9 de junio de 2010

Tres años de Árbol Socialdemócrata


El 7 de junio este blog cumplió sus tres años de vida. Como no quiero repetirme, la valoración del segundo cumpleaños sigue siendo válida para el tercero. Este blog y su autor no han dejado en ningún momento de defender, a través de las palabras, el pensamiento crítico y la verdadera libertad.

Sí, ésa es la palabra más importante para el hombre. Libertad. Sólo con libertad nos podemos desarrollar como personas y cultivar las virtudes, empresa siempre difícil, no en vano somos siempre pecadores. Seres débiles, en definitiva, cuya salvación no está en otro mundo sino en éste, salvación a través de la sociedad, salvación de la sociedad y salvación de nuestro entorno. El hombre, ya lo dijo Aristóteles, es un ser social por naturaleza. Sin libertad nos vemos mutilados, dejamos de actuar en sociedad para integrar una masa anónima, fácilmente manipulables por aquellos que nos quieren dominar.

Si este blog y su autor han tenido una evolución destacada en estos tres años, es en la negación a aceptar todo dogma y toda dominación impuestos en beneficio de unos pocos. Este blog bien puede ser un relato más, una creación literaria limitada en la búsqueda de una identidad, en la manera de ser útil a la sociedad. Por otra parte, este blog puede ser también el relato del fracaso en la búsqueda de la libertad, una isla en mitad del mar, un árbol solitario en un territorio árido, aislado de los otros islotes y árboles de la libertad y de la verdad, incapaces como somos, derrotados como estamos, en salir de la caverna y redimir todas nuestras calamidades como raza.

Llegados a este punto, no tengo inconveniente en proclamar que, en la línea de escritos anteriores, antepongo mis pensamientos a los pensamientos ajenos. No por vanidad, sino por originalidad. Aquellos más interesados en reescribir permanentemente la Historia, adaptada a sus intereses, cual Ministerio de la Verdad orwelliano, tienen altavoces y repetidores de sobra para sembrar nuestras mentes de mentiras, confundirlas, aislarlas y manipularlas. Sí, esta línea está harto repetida en este blog, pero seria de necios anunciar que hemos conseguido el Reino de los Cielos en la tierra.

El año pasado dediqué el aniversario a homenajear a aquellos amigos que, con sus bitácoras, participan de la creatividad en Internet, sin duda la oportunidad más democrática y universal que puede tener el hombre para difundir sus mensajes más allá de los océanos y establecer lazos con personas que, en otras circunstancias, nunca tendríamos oportunidad de conocer. Pero este año será diferente, este año quiero homenajear a lo más importante que tiene un blog, sus lectores.

No conozco los nombres de todos aquellos que, consciente o inconscientemente, con buena o mala fe llegaron a este blog y se detuvieron a leer sus líneas. Pero este es mi más sincero homenaje, gente maravillosa como David López, Rodrigo Puerta, David Pérez, Arianna Bruguera, Borja Fernández, Pablo Urbiola, Iván Llera, Patricia García, Elena Sanz, Richard Merhi, Rob Lizzardi, Jorge Fonts, Oier Garmendia, Dion Baillargeon, un largo etcétera, personas que, casualidad del destino o del arquitecto del universo, he conocido a lo largo de estos años.

Esto es por todos vosotros.
"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger