miércoles, 4 de junio de 2014

Por un PSOE de los ciudadanos y no de los caciques


El PSOE está en un momento muy delicado. No le falta programa (la Conferencia Política) ni candidatos con ganas a encabezarlo en un momento muy duro. Pero al PSOE le sobran conservadores: conservadores ha habido entre los dirigentes, que no quieren arriesgar sus puestos por abrirse a la ciudadanía, que no quieren que la militancia pueda tener mayor capacidad de decisión. Y así hemos tenido "primarias a la andaluza" o declaraciones de apoyo a una posible candidata hechas por secretarios generales regionales sin haber hecho una consulta siquiera a sus ejecutivas o comités regionales. ¿Y qué más puestos tienen? El de jefe de la oposición, y poco más, y en el camino que van en 2015 no podrían ni tener eso. Sólo luchan por los puestos de la derrota. Patético.

Pero también ha habido conservadores en la militancia. Y es que todos esos que nos avergüenzan no estarían ahí si no es por nosotros. Sí, yo incluso voté a uno de ellos una vez. Pero lo vergonzoso es cómo les hemos aupado, cómo se ha jaleado a esos líderes como si fueran salvadores mesiánicos. Y también, cuando alguien como Beatriz Talegón apareció en los medios demandando un partido distinto (no nos descubrió el Mediterráneo, simplemente salió en los medios), la respuesta que se hizo fue brutal. ¡Qué miedo! La peor respuesta a las nuevas demandas es cerrarse.

El PSOE tiene 135 años de historia, un recorrido y una épica que ha dado lo mejor, y en ocasiones lo peor, por configurar la España del pasado, la del movimiento obrero, la de la democratización y la inclusión de las masas ajenas a la participación, y la España del presente, la de la democracia, el Estado del bienestar y el radicalismo democrático. De ser el portavoz del movimiento obrero socialista pudo ser el aglutinante de las fuerzas progresistas, socialdemócratas, liberales y radical-democráticas con un proyecto de progreso por España. Ese proyecto es el que ha contribuido, con otras fuerzas a buscar, esa España liberada de su maldición histórica. Es por eso que el PSOE es algo más que un simple partido político, no pertenece a sus líderes asustados ni tampoco a su militancia cada vez más desorientada; el PSOE y su patrimonio de pensamiento político y de acción de gobierno pertenece a los ciudadanos y es algo que no se puede perder por el conservadurismo y miedo de unos pocos.

Me gustaría que el Congreso Extraordinario no discuta, sino que difunda, el resultado de la Conferencia Política. Me gustaría que en el Congreso Extraordinario se pensara seriamente en cambiar la estructura del partido y buscar los medios de abrir el partido a la sociedad. Me gustaría que el Partido aceptara que la elección abierta y democrática de sus órganos internos por la militancia no quedara restringida o derogada por los intereses de uno o unos (porque si nos benefician estaremos contentos, pero si no se hablará en otros términos, ya se ve). Sobre todo, me gustaría que el Congreso no elimine las primarias, como parece pretender una baronesa o ciertos barones asustados. No estoy particularmente convencido de que unas primarias resuelvan el problema del PSOE, pero si son un medio para buscar la participación de la ciudadanía para elegir qué candidato, equipo y programa quiere que se presente a las elecciones, bienvenido sea.

Sobre todo, pido que reflexionemos, que nos rebelemos democráticamente como militantes contra un grupo que quiere cerrarnos el futuro. No quiero que luego nos lamentemos. El enfado de la sociedad es muy grande y el de muchos militantes también. El tren de la historia puede no volver a pasar de nuevo.
"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger