jueves, 6 de marzo de 2008

La jerarquía católica incoherente


Volvió. Volvió el radicalismo a la jerarquía episcopal (aunque nunca se fue). Mantengo una sincera pena por los cristianos españoles, porque muchos de ellos no son seguidores del pensamiento único de esta Iglesia católica que engaña y que no propaga el evangelio de Cristo, sino el odio y la imposición.

No solo volvió el odio, el sectarismo, sino que ha vuelto la hipocresía. Mejor dicho, se mantiene esa hipocresía. ¡Se sigue comerciando en el templo! Hace dos mil años Cristo expulsó a los mercaderes del templo de Jerusalén; hoy, los mercaderes están de nuevo en el templo, y son los propios siervos de Dios. Hace quinientos años Lutero denunció esta infamia. Quinientos años después siguen.

La Iglesia, que debe ser institución que salvaguarde la doctrina de amor y respeto que predicó Cristo, que debe ser la institución que ayude a sus fieles, que les infunde el sentimiento de bondad, que les enseñe a seguir el ejemplo de Cristo, juega a la Bolsa. ¿Con qué dinero? Con el de sus fieles, con el del Estado que los subvenciona. Y ha perdido un 20% de ese dinero los arzobispados de Madrid y Burgos, a cargo de Rouco Varela y Francisco Gil, con una inversión de unos 80.000 euros al año a los laboratorios Pzifer. No sólo a ello, sino también invierte en compañías licoreras y en fondos opacos.

Que el dinero no vaya a instituciones humanitarias cristianas, como Cáritas por ejemplo, o a las parroquias más pobres, y vaya a una empresa que fabrica anticonceptivos y Viagra, cosas a las que la Iglesia se opone con total rotundidad.

Así pues tenemos que la postura de la Iglesia es contraria al uso del anticonceptivo, y predica unos valores conservadores en la materia afectivo-sexual, y mientras tanto invierta en empresas fabricantes, para sacar beneficio.

Que los humanos son humanos y por tanto puedan equivocarse, ser malvados, etcétera, es fácilmente comprensible. Que la Iglesia tenga un comportamiento tal de hipocresía y cinismo es repulsivo.

Esta no es, seguramente, la Iglesia que quiso Cristo, ni tampoco la Iglesia que quieren los cristianos. ¿Cuál es su fuerza moral ahora para sostener sus tan radicales y ultramontanas posturas, cuando su incoherencia es tan manifiesta?

2 comentarios:

annie dijo...

A ver a ver...
a) Rouco puffff no comments
b) ¿Invertir en empresas que fabrican metodos anticonceptivos? Si es que tienen unas ideas...cuando lo he oido esta mañana me he quedado con la boca en forma de o, como el niño que no lleva pijama a rayas en el libro del niño del pijama a rayas jeje
c) Invertir no me parece tan mal. Creo que reparten mucho dinero a los pobres, a las misiones, a los enfermos, a los proyectos...pero cada vez la sociedad en general nos dará menos y los precios suben; el dinero es necesario para mantener templos, pagar la luz, el agua, reparaciones, pagar a los curas que tb tienen que subsistir, mandar a paises menos desarrollados etc...y no creo que invirtiesen con el fin de enriquecerse. Por tanto, no me parece mal que lo hayan intentado. Eso si, a ver si invierten en algo mas productivo y que vaya menos en contra de lo que predican.
¿Comentario pepista?
Soy yo...tratame bien!!

catolico y rojo dijo...

para catolicismo coherente recuerda por donde pasar jajaja

un saludo sigue asi!

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger