miércoles, 18 de noviembre de 2009

Por qué triunfa la izquierda en América Latina



Más de la mitad de las visitas a este blog se realizan desde América Latina. Es un dato del que estoy orgulloso, y es a ellos, a los visitantes americanos, a quienes dedico esta entrada. Quizás sea una entrada larga, pero intento condensar todo lo posible la economía de un siglo. América lo merece.


El próximo 29 de noviembre Uruguay celebrará la segunda vuelta a las elecciones presidenciales, en las que hay muchas probabilidades que triunfe el candidato del izquierdista Frente Amplio José Mújica frente al derechista Luis Alberto Lacalle, del derechista Partido Nacional.


Dos semanas después tendrá lugar la primera vuelta de las elecciones presidenciales chilenas, donde un candidato, el derechista Sebastián Piñera, lidera las encuestas frente al candidato de la oficialista Concertación, el ex presidente Eduardo Frei, y el socialista independiente Marco Enríquez-Ominami, ambos en disputa por el segundo puesto para alcanzar la última vuelta electoral. En este caso el favorito es Piñera, pero todo está en el aire.


Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Perú, Bolivia, Venezuela, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, países con una democracia consolidada o formal, caso venezolano, forman el grupo de países con Gobiernos de izquierda surgidos en la última década del siglo pasado y más especialmente en la nueva década del siglo XXI. Independientemente de las circunstancias o limitaciones de cada estructura democrática, cuenta mucho la economía para entender que el giro en América Latina no es sólo a la izquierda política, sino económico.


El nuevo ciclo político y económico latinoamericano tiene su antecedente en el ascenso de la cuestión social en la primera mitad del siglo XX. La respuesta de las élites, en muchos casos, fue el golpe de Estado y el establecimiento de dictaduras militares. Tras la Segunda Guerra Mundial la nueva política económica, auspiciada por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), significó el protagonismo del Estado para favorecer la industrialización y atender a la demanda interna, sustituyendo las importaciones. La reforma agraria era un punto ineludible, foco de tensión con las oligarquías terratenientes.


Sin embargo, la tendencia al monocultivo, a exportar uno o pocos productos, restringió mucho la producción. Por ejemplo, en Argentina las reformas industrializadoras de Perón ahogaron la producción agraria. En consecuencia, los Estados tuvieron que endeudarse y, cuando los países desarrollados entraron en recesión y subieron los tipos de interés, ocurrió que era imposible pagar la deuda.


El fracaso de este modelo se resolvió con nuevos golpes y dictaduras. En otros casos, los dos partidos principales se alternaron en el poder y mantuvieron la misma política económica (Partido Conservador y Liberal colombianos, COPEI y Acción Democrática en Venezuela…). El nuevo modelo económico arranca con las recetas económicas de los Chicago Boys en el Chile de Pinochet.


Se trataba de apartar al Estado de la actividad económica y en crear un desarrollo industrial exportador. El sector público fue privatizado a la par que se seguía una política de austeridad presupuestaria para reducir el elevado déficit y se eliminaban los controles al comercio y a los precios. La actividad económica se hundió, el paro creció, cayeron los ingresos y niveles de renta y la pobreza se situó entre un tercio y la mitad de la población.


En los noventa la economía se reactivó, pero sin verse beneficiada la inversión interna o reducidos los niveles de pobreza y extrema desigualdad, ni tan siquiera resuelta el problema de la deuda. Los problemas de esta política neoliberal son fácilmente constatables en el corralito argentino de 2001 y, derivada de ésta, en la crisis bancaria de Uruguay del año siguiente.


La caída del modelo neoliberal abre la puerta la nueva izquierda latinoamericana. Ésta es una izquierda con multiplicidad de orígenes: partidos históricos (peronistas, partidos socialistas, izquierda cristiana), antiguas guerrillas (sandinistas, Frente Farabundo Martí, Frente Amplio), movimientos sociales y sindicales de oposición (Polo Democrático, Partido de los Trabajadores, Partido de la Revolución Democrática mexicano), populistas, indigenistas… pero su política económica se resume en un punto: que la economía beneficie a las amplias masas sociales.


Extensión de la asistencia social y la educación a capas sociales antes excluidas, potenciación del comercio exterior, control de la inflación… permiten un gran beneficio social con la mejora de los salarios y la bajada del paro, incidiendo en el aumento de la demanda del comercio interno. La atenuación del conflicto social con las minorías más ricas pasa porque esta “lucha de clases” sui generis tiene como paradigma una frase del socialista español Alfonso Guerra: “Nosotros no queremos acabar con los ricos. Queremos acabar con los pobres”. Dejando a un lado las tensiones sociales con las antiguas élites más recalcitrantes, principalmente en Bolivia y Venezuela, la ausencia de inestabilidad crea una sensación de confianza óptima para atraer la inversión internacional.


Esta nueva política económica, ¿se mantendrá si se producen alternancias en los Gobiernos? Con toda probabilidad, sí. El partido opositor a Lula, el Socialdemócrata, afirma que, en caso de ganar las elecciones presidenciales del año que viene, mantendrá la política económica del actual presidente brasileño. Ése es el éxito de la izquierda latinoamericana. Siguiendo las enseñanzas de Gramsci, la nueva izquierda ha conquistado la hegemonía. Será muy difícil volver atrás para los partidos opositores. La democracia consolidada crea o permite la existencia de una opinión pública y un movimiento social muy libre y maduro, liberados del viejo control caciquil y del ruido de sables.

La izquierda latinoamericana tiene, así, la iniciativa de la izquierda mundial, conquistando los éxitos de la vieja socialdemocracia europea de la posguerra.


Textos recomendables:

Empleo, pobreza y la nueva meta del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio

Informe de Desarrollo Humano de 2009

11 comentarios:

Dion dijo...

Bueno, Javi. Como progresista, personalmente me avergüenzo de una dictadura de izquierdas como la de Cuba o de un gobernante maleducado y autoritario como Hugo Chávez. No olvides que Napoleón III aparentemente tampoco manipuló los plebiscitos con los que se legitimaba en el poder, al igual que a Chávez le bastaba con poner a su servicio los recursos del Estado. Mientras, la inflación ha permanecido desbocada y la bajada del precio del crudo este año ha puesto en evidencia la debilidad del entramado social que el presidente ha pretendido crear.

Por otra parte, no olvides que ahora mismo la impopularidad de Cristina Fernández es bastante notable en Argentina, y que su partido sufrió un importante varapalo en las pasadas elecciones legislativas. En las presidenciales de Chile parece que se va a imponer también la derecha, y en las elecciones del año que viene en Brasil el opositor Partido Socialdemócrata también es favorito.
Tampoco creo que se pueda analizar de un modo conjunto la situación en todo el subcontinente, ya que cada país es un mundo. No hay que olvidar que el mandato de Evo Morales en Bolivia se ha cimentado en una profunda división social y que ha supuesto una terrible inestabilidad constitucional y prácticamente el amago de secesión de algunas provincias.

De momento estoy muy lejos de compartir tu análisis optimista sobre la situación de la izquierda en América latina. De hecho, si esto es lo mejor que la socialdemocracia puede ofrecer al mundo, apaga y vámonos.

Andrés Boto dijo...

Yo no soy ni optimista ni negativo, más bien creo que hay un paso intermedio, con claros éxitos de la izquierda en países como Brasil con Lula da Silva y claros fracasos como la Venezuela de Hugo Chávez, populista donde los haya, y luego casos intermedios.

De todos modos me ha gustado el análisis. Ha sigo muy claro.

Un saludo!

Javier dijo...

He intentado reflejar una síntesis del modelo económico latinoamericano, más que hacer un análisis detallado de cada país (lo que llevaría a múltiples y largas entradas, este tema es más para tesis o monografía que para un blog) y que separar a los gobiernos netamente democráticos de los "dudosos" o visiblemente autoritarios. Por eso preciso "Independientemente de las circunstancias o limitaciones".

Bolivia y Venezuela no más un caso aparte que la manifestación de responder a la resistencia de las antiguas oligarquías. Sin negar, eso sí, que sus métodos amenazan las libertades y su propia supervivencia.

Tenemos que tener en cuenta que no es lo mismo el continente europeo donde nos situamos que el continente americano. Circunstancias distintas, respuestas distintas, pero, lo sabemos bien, en Historia pocas cosas son originales.

Esta oleada de izquierda no se diferencia en sus objetivos de la socialdemocracia europea de entreguerras e inmediatamente posterior a la II Guerra Mundial.

En un análisis sintético de la socialdemocracia europea de la guerra fría podemos ver un resultado global positivo, teniendo en cuenta que hay grandes éxitos, grandes fracasos y resultados intermedios. Esto es lo que he querido trasladar al análisis de América Latina.

Espero haberos contestado/replicado bien a los dos, jeje.

Un saludo a ambos! ;)

Dion dijo...

Entiendo tu razonamiento de conjunto, pero sigo pensando que no se puede aplicar. Con permiso de España, en Europa occidental hay tras la segunda guerra mundial un modelo sociopolítico comparable(aunque formalmente latinoamérica sea más homogénea en su forma de gobierno, porque no hay monarquías)en casi todos los países: unas clases medias de profesionales liberales y una clase obrera dentro del marco de un Estado liberal consolidado. La realidad de países como Chile, México o Bolivia (por ejemplo) me parece mucho más heterogénea y difícil subsumir en un mismo objeto de análisis: por la situación de las instituciones, por la complejidad del conflicto social (dentro de los movimientos de izquierdas que citas hay un componente social "indigenista" muy variable de una zona a otra), y un largo etcétera.

Por otra parte, discrepo de tu comparación con la socialdemocracia europea. No soy un experto, pero hasta donde sé la izquierda ha llegado al poder en América latina como fruto de una gigantesca fractura social y de la creciente miseria. Es por tanto fruto de la división, no del acuerdo; sus actuaciones son en consecuencia de naturaleza compensatoria y por tanto dividen necesariamente (como se ha visto en Venezuela y Bolivia o en la campaña de Humala en Perú). En nuestro continente, la socialdemocracia se fundamentó precisamente en el acuerdo social (el "post-war consensus" de Clement Atlee)y su relativo éxito se debe precisamente a que la sociedad era en 1945 notablemente homogénea y resultaba posible el surgimiento de una amplia clase media que se beneficiara del Estado de bienestar. Tanto es así, que Hobsbawm llega a decir que si el comunismo no triunfó en Europa occidental fue gracias a la socialdemocracia.

Pero bueno, todo es opinable. Por cierto: veo que el mapa señala a Alan García como "de derechas", pero se supone que el APRA es una formación de izquierdas, aunque después de la desastrosa experiencia de su primer mandato, García se cuide muy mucho de enfrentarse a los empresarios y los bancos como hizo en los 80.

Bueno, un saludo Javi.

Borja dijo...

Estoy de acuerdo con Dion en que no se puede aplicar una perspectiva de análisis desde la realidad política europea una región tan diversa como América Latina. Yo soy optimista en el fondo de los gobiernos populistas, aunque quizá no en la formas. Hay que destacar el gobierno de Chávez que está haciendo escalar el IDH venezolano desde su gobierno, ha reducido los porcentajes de población que se encuentran bajo el umbral de la pobreza y además ha conseguido colocar a Venezuela en el mapa de la comunidad internacional. Hay muchas cosas que se hacen mal en Venezuela, es cierto que es un gobierno bastante autoritario y el ápice de populismo es innegable. Aún así rescato tanto de Rousseau como de Maquiavelo la necesidad de un gobernante fuerte para conseguir avanzar.

El patio trasero de EEUU ha experimentado numerosas dictaduras militares, numerosos gobiernos clientelistas y posteriormente neoliberales. Este tipo de gobiernos solo buscaban saciar los intereses yankees, o en su defecto lucrarse a costa de las materias primas de su país. No era más que neocolonialismo. Parece que las conciencias han despertado, y no solo eso, si no que también hay que tener en cuenta un elemento político fundamental: “el indigenismo” una de la minorías políticas está despertando y pidiendo su lugar a una élite criolla, que siempre ha mantenido el poder de las repúblicas americanas. Por lo tanto el indigenismo propone vías de izquierda que son muy distintas a las socialdemocracias o la Third Way, que ya fueron aplicadas con dudosos resultados. Hay que tener en cuenta que en estos estados el Estado del Bienestar no ha llegado a los niveles que tenemos en Europa, y curiosamente el país más prospero de América del Sur es Chile el 9ª país más libre del mundo en materia económica según el índice de la Heritage Foundation.

En Brasil Lula goza de una popularidad desmesurada, el problema es que su delfín político no consigue ese grado de aprobación y parece que el PT perderá las elecciones. Por otro lado a Bachelet le ocurre una situación similar, Frei que es democristiano no convence tampoco, pero la presidente goza de una popularidad y aprobación de hierro. Aunque el gobierno de los Kirchner han vuelto a políticas más izquierdiestas, la nacionalización de las pensiones da buena fe de ello. Aún así nunca me fiaré de un político argentino, la corrupción la tienen en los genes, la unión de los dos pueblos más corruptos del mundo, italianos y españoles, solo podía producir la política más corrupta a nivel universal…

Javier dijo...

Sólo vuelvo a hacer un inciso: no hay que preocuparse por posibles derrotas electorales. Una derrota electoral de un partido no significa el fin de su programa económico. Ésa es la lección que se puede extraer en Brasil, pues con la aceptación del programa económico de Lula, el PSDB es un verdadero oponente al candidato o candidata del PT, porque lo esencial no se verá afectado, ¿y acaso no es el mejor símbolo de normalidad democrática? Cambiar para no cambiar nada... jeje

(perdonad la tardanza) ;)

yoelmatrix dijo...

Ya puedes actualizar tu mapa incluyendo a Chile en los paises de Derecha

hermelinda pacheco dijo...

solo quiero saber quien hizo el mapa porq como paraguaya me siento ofendida porq me cambiaron el color de la bandera, solo muestra el poco conocimiento que tiene esta persona, menciona a paises y ni siquiera conoce algo minimo de ello y creo que los uruguayos estarán de acuerdo conmigo

Javier dijo...

El mapa no lo he realizado yo y ya me percaté que tiene errores, así que considero que es muy tarde para cambiar una entrada que ya tiene sus meses de antigüedad aquí.

No hace falta llegar a esas palabras, creo que sé lo suficiente de esos países como para hablar de lo que hablo, para algo los estudio, muchas gracias.

Si alguien se percata de un error que yo he pasado lo alto, lo más lógico es advertirlo con buena educación.

Javier dijo...

Para evitar problemas, he procedido a cambiar el mapa de inicio del post. Confío en no herir la sensibilidad de nadie y en recibir futuras críticas o advertencias de error con buena educación.

Bak Imre dijo...

NEED LOAN CONTACT US TODAY FOR MORE DETAILS.
Are you looking for a loan to clear off your dept and start up your own Business? have you being going all over yet not able to get a legit loan Company that will loan you? Here is your final solution, We can give you any amount you need provided you are going to pay back within the period of time given without any problem. Apply now and contact us for more details via email below.
APPLICATION DETAILS:
Full Name:
Address:
Amount of loan:
loan duration:
Nationality:
country:
State:
Zip Code:
Gender:
Age:
Marital status:
Phone:
Mobile phone:
Email: lbg.bakimre6336@gmail.com

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger