lunes, 14 de julio de 2008

Cesarismo


Os invito a participar de una reflexión.

En el siglo XIX conocimos el fenómeno del cesarismo democrático. Su paradigma fueron los Imperios franceses de Napoleón I y Luis Napoleón, regímenes profundamente autoritarios revestidos de una supuesta legitimidad popular. Napoleón I sometió a plebiscito su régimen, volvió al sufragio universal, dio instituciones decorativas, pero todo con el “apoyo” popular. Luis Napoleón eliminó la II República Francesa, volvió a crear esas mismas instituciones decorativas con el sufragio universal, fue sometiendo su régimen continuamente a varios plebiscitos de conocido resultado. Sus imitadores, que no llegan ni a la suela de los zapatos de los Bonaparte, que, al menos, tacto político tenían, fueron las dictaduras latinoamericanas, sobre todo.

Todos, regímenes personales; todos, otorgados por la “voluntad” popular. La ficción de que el pueblo decide, que el pueblo gobierna, que el pueblo delega toda decisión a una sola persona, ratificado periódicamente.

¿Seguirá existiendo?

Porque, he aquí la pregunta, ¿gobierna el pueblo? ¿Existe realmente la soberanía popular?

O más bien, ¿es el pueblo engañado cada poco tiempo para otorgar la legitimidad a unos representantes con su voto? ¿Y son realmente esos a quienes se “delega” el poder verdaderos representantes?

Puede que todo no sea más que una serie de jerarquías con intereses definidos que luchan por alcanzar el poder para sus fines, engañando a la ciudadanía con simples promesas que cumplen para acallar bocas y seguir con su reparto del pastel. El clientelismo alcanza su máxima expresión con el acceso al poder y el reparto de prebendas como premio a todo aquel que ha colaborado en apoyar a las jerarquías en su camino al poder, convirtiéndose de facto en parte de la jerarquía y un parásito del poder, sin más oficio ni beneficio.

Así pues, ¿es posible que los ciudadanos abran los ojos y se sacudan de estas jerarquías? Da igual régimen: feudalismo, liberalismo, democracia… siempre hay unas jerarquías luchando por el poder, y la masa es su instrumento. ¿Podrán los ciudadanos elegir a los optimus, a aquellos que sean merecedores por el mérito, el conocimiento y unas ideas de futuro, de administrar esa delegación de la soberanía?

¿En realidad quieren las personas guerras, expulsiones, odios y mentiras? ¿O es que esas jerarquías intrigan y pergeñan una serie de mentiras para lograr sus fines y sus intereses?

No tendremos optimus, tendremos optimates.

2 comentarios:

El Lungalto Taliban dijo...

Curiosa reflexión sobre Napoleón III, sobre todo viniendo de un republicano.

Me imagino que conocerá los avances sociales que se lograron en Francia con este señor:reconocimiento del derecho de huelga y de organización de los asalariados (antecedentes de sindicatos) concedidos en 1864, elevación del nivel de vida de los obreros y de los campesinos, los comedores de beneficencia organizados para los pobres, primeros sistemas de jubilaciones y de seguros para los obreros, desarrollo de la educación de masa, etc.

Simplemente para poder valorarle en su justa medida.

Saludos.

bitdrain dijo...

Voy a tener que dejar de hablar contigo, un día de estos contarás mi trama para dominar a las masas :(

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger