domingo, 13 de enero de 2008

La necesidad del partidismo serio

¡Y siguen las reclamaciones de reforma de la ley electoral! El argumento es el mismo: los partidos nacionalistas tienen un poder sobrerrepresentado y son la llave de las mayorías.

La realidad es simple: el sistema electoral está elaborado para favorecer a los partidos más votados en detrimento de los pequeños; así, Partido Socialista y Partido Popular tienen un poder mayor que el que por votos les corresponde, Izquierda Unida aunque sea la tercera fuerza política de España tiene el voto disperso por toda la geografía española de alrededor el 5% del voto, y en muchos distritos electorales no le es suficiente por bajo número de escaños, los partidos nacionalistas al tener el voto concentrado en sus pocas provincias y ser de los partidos mayoritarios en ellas se ven representados, ¡casualmente son los que tienen una proporción de escaños prácticamente exacta a su proporción de votos!

Muy fácil:
PSOE 42,59% de votos 46,82% de escaños (+4,27%)
PP 37,71% de votos 42,29% de escaños (+4,58%)
CiU 3,23% de votos 2,86% de escaños (-0,37%)
ERC 2,52% de votos 2,29% de escaños (-0,23%)
PNV 1,63% de votos 2% de escaños (+0,37%)
IU 4,96 % de votos 1,43% de escaños (-3,53%)
CC 0,91% de votos 0,86% de escaños (-0,05%)
BNG 0,81 de votos 0,57% de escaños (-0,24%)
CHA 0,36% de votos 0,29% de escaños (-0,07%)
EA 0,31% de votos 0,29% de escaños (-0,02%)
NaBai 0,24% de votos 0,29% de escaños (+0,05%)

Sumando los votos de los partidos nacionalistas y regionalistas obtenemos 10,01% de votos y 9,45% de escaños, con una diferencia de -0,56%. ¿Sobrerrepresentación?

El principio electoral es que no existe el sistema electoral perfecto. El más justo podemos decir que es el proporcional, pero si ningún partido alcanza el 50% de los votos es justo que no exista mayoría absoluta, que es lo que los partidos mayoritarios desearían. El sistema griego es proporcional pero otorga la mayoría absoluta al partido con más votos al superar el 41,5% de los votos. No está mal, pero impide al resto de partidos poder ser partícipes de gobierno.

Rajoy, el (creemos que) “líder” del Conglomerado Conservador, propuso en una de sus pataletas por perder el gobierno de Galicia que el sistema permitiera gobernar al partido más votado, y Fraga le dio forma en el sistema británico, consistente en pequeños distritos de un diputado bajo el sistema First-Past-The-Post (el ganador es el más votado), de una sola vuelta.

En la página web http://www.game-point.net/misc/election2005/ hacen un análisis de ese sistema. Los gráficos son los siguientes:

Inglaterra:
Labour 35,4% de votos 54,1% de escaños (+18,7)
Conservative 35,7% de votos 36,7% de escaños (+1%)
Lib Dem 22,9% de votos 8,9% de escaños (-14%)
RESPECT 0,3% de votos 0,2% de escaños (-0,1%)
IKHH 0,1% de votos 0,2% de escaños (+0,1%)

Escocia:

Labour 39,5% de votos 69,5% de escaños (+30%)
Lib Dem 22,6% de votos 18,6% de escaños (-4%)
SNP 17,7% de votos 10,2% de escaños (-7,5%)
Conservative 15,8% de votos 1,7% de escaños (-14,1%)

Gales:

Labour 42,7% de votos 72,5% de escaños (+29,8%)
Lib Dem 18,4% de votos 10% de escaños (-8,4%)
Conservative 21,4% de votos 7,5% de escaños (-13,9%)
Plaid Cymru 12,6% de votos 7,5 de escaños (-5,1%)
Peter Law 1,5% de votos 2,5% de escaños (+1%)

General en Gran Bretaña:

Labour 35,3% 55,2% +19,9%
Conservative 32,3% 30,7% -1,6%
Lib Dem 22,1% 9,6% -12,5%
UKIP 2,2% 0% -2,2%
SNP 1,5% 0,9% -0,6%
Green 1% 0% -1%
BNP 0,7% 0% -0,7%
Plaid Cymru 0,6% 0,5% -0,1%
RESPECT 0,3% 0,2% -0,1%
IKHH 0,1% 0,2% +0,1%
Peter Law 0,1% 0,2% +0,1%

Aquí lo que tenemos es una enorme sobrerrepresentación del partido más votado. Y ni siquiera ser el partido más votado permite una fuerte mayoría: en 1951 el Labour Party obtuvo el 48% de los votos frente al 44% de los conservadores, y por el contrario tuvo 7 diputados menos, y por ello fue el conservador Churchill quien formó gobierno por tener mayoría en la Cámara de los Comunes. (Quizás en esto fue lo que pensó Rajoy al decir que el Partido Popular puede gobernar con más escaños aunque pierda en votos).

Y hay muchos ejemplos más de sistemas electorales: el francés, el alemán, el italiano, los del Benelux.

Alemania es un buen caso de sistema proporcional. Prácticamente ningún partido ha obtenido mayoría absoluta desde el establecimiento de la República Federal en 1949, y, sin embargo, ha sido todo un ejemplo de estabilidad. Suecia ha conocido alguna mayoría absoluta de los socialdemócratas, aunque generalmente hayan gobernado con los comunistas y sus herederos, y su alternativa, el conglomerado de partidos conservadores, liberales y democristianos ha tenido también su cierta estabilidad.
¿Por qué?

Porque son partidos que tienen seriedad y capacidad de ser gobierno. La Alianza90/Los Verdes y el Partido Liberal alemanes son partidos que han demostrado capacidad y seriedad cuando han participado como socios minoritarios de los gobiernos alemanes. El Partido Moderado, el Partido del Centro, el Partido Liberal y el Partido Cristiano Demócrata suecos, de los cuales ninguno supera en votos al Partido Socialdemócrata sueco, son capaces de pactar un programa común, y, al ganar al bloque de izquierdas, ser capaces de gobernar de manera responsable (sin entrar en su labor de gobierno que no parece ser muy buena, por conocimiento de la actualidad y del pasado, al no mantenerse prácticamente más allá de una sola legislatura).

En España más allá de Partido Popular y del Partido Socialista (y del Partido Popular me guardo mis dudas), pocos de los otros partidos pueden ser serios para participar del gobierno, ni siquiera CiU. Son partidos nacionalistas y regionalistas, y sólo con su región en su mente y en cuánto dinero se les destina. Izquierda Unida tiene en su mente exigir cuanto más mejor (el escandaloso ejemplo de Leganés y el ridículo que hizo vivir a la izquierda por exigir más de lo que por su peso le corresponde) y la imposición de su programa y poco de llegar a un pacto programático. Pero ellos se consideran la única izquierda (sería una pesadilla para España si la izquierda fuera sólo eso), y al Partido Socialista como adversario a derrotar, ¡y no a la derecha! Cualquiera pensaría qué tipo de izquierda es IU torpedeando en cada oportunidad que tiene de impedir victorias o gobiernos de izquierda con su actitud, porque la reacción es el gobierno de la derecha, y traicionar al ciudadano de izquierda.

UPyD ha nacido hace poco. Primero de todo la duda de que consiga apenas un escaño y de que sobreviva, por no decir la verdadera ideología que esconde tras de sí. ¿Puede ser un partido serio? ¿O, por el contrario, caerá en los usos de esos mismos partidos nacionalistas que dice querer combatir, viendo a ver qué partido le ofrece más o menos si puede ser clave de mayorías? En realidad su no-nacionalismo parece más bien ocultar un nacionalismo español un poco excluyente. España es una nación democrática, desarrollada, ricamente plural y libre, surgida de una historia convulsa. ¿Nace España con los romanos? ¿Con los visigodos? ¿Cuándo se puede hablar de la España propiamente dicha, 1492, 1519, 1714, 1808? Muchas fechas, muchos acontecimientos, muchos surgimientos de reinos (que no naciones), muchas uniones… Dudo que antes de los acontecimientos liberales se pueda hablar de naciones modernas, de conciencias nacionales en un mundo donde los reinos eran patrimonio personal de los monarcas. No hay más que ver el devenir histórico de Navarra, de León o de Aragón, y ninguna de ellas tenía una conciencia nacional propia (es más, todas tenían claro que pertenecían al mismo ámbito geográfico y político, la vieja Hispania). Ni siquiera con los romanos Hispania era solo Hispania: el bajo imperio dio una denominación a todas esas provincias: la Diocesis Hispaniarum (diócesis de las Hispanias), por su claro carácter plural de sus diversas poblaciones. Diócesis de la que, por cierto, participaba la Mauritania Tingitana (el norte de África), de ahí los intereses de las monarquías ibéricas de controlar ese territorio (¿os suena? Ceuta, Melilla, colonia española de Marruecos, Perejil…)

Bueno, finalicemos ese apunte histórico para continuar con el tema principal. El nacionalismo no debe ser derrotado por la manipulación al antojo de unos del sistema electoral. ¿Va a verse privados de representación en el Parlamento nacional el 40% de vascos que dan su voto a partidos nacionalistas? ¿Tendremos que sufrir el paradójico sistema electoral canario, que sólo da representación a quien obtiene un mínimo en TODAS las islas, y privar al Partido de Independientes de Lanzarote, con un 22% del voto, a no tener nada, frente a Coalición Canaria y Partido Popular, con menos votos que ese partido en Lanzarote, y sin embargo sí tienen representantes por Lanzarote?

El nacionalismo no se puede derrotar por maniobras torticeras, es la manifestación de la derrota ideológica frente a esa ideología egoísta y desfasada: al nacionalismo, igual que al conservadurismo liberal, se le derrota mediante la palabra, mediante la capacidad de ofrecer un programa mejor, abierto a todo el mundo, lleno de valores y hechos como la justicia social, la necesidad de construir el Estado de Bienestar, la solidaridad territorial, el europeísmo y la construcción europea… eso sí levanta de verdad una verdadera nación de libertad, y no una bandera, un himno, una historia pasada. Los Reyes Católicos hace mucho que murieron, retrotraernos a un supuesto pasado glorioso no es más que contar un bonito cuento. Pero los cuentos, se cuentan antes de irse a dormir.

Si España quiere, España puede. España puede partidos serios, España puede un sistema pluripartidista serio y estable. Eso o próximamente acabarán derrumbándose las terceras opciones y se configurará un sistema bipartidista: izquierda o derecha, Partido Socialista o Partido Popular. No habrá más, no habrá pactos de gobierno, no habrá alternativas de contrapeso. Un bipartidismo a la americana, con todo lo que conlleva: en Estados Unidos la participación electoral es irrisoria, si llega al 50% lo califican de milagro. ¿Y aquí? Aquí ya acusaron al Estatuto catalán de poco democrático al ser votado con una participación parecida. Y son los mismos que tienen a Estados Unidos de paraíso ideal.

Yo miro a Europa, miro a Alemania y a Suecia, entre otros.

No hay comentarios:

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger