viernes, 11 de abril de 2008

La fractura conservadora


Apenas un mes ha transcurrido desde las elecciones generales y el partido derrotado ya ha anunciado su fractura. No solo el partido, sino todo lo que antes yo denominé Conglomerado Conservador, se ha disuelto, ha caído. La unión de la derecha política con la mediática se ha roto. La derecha social, los ciudadanos de pensamiento conservador, ni se han roto ni disuelto de nada, porque con ellos no se han aliado nadie, han sido la comparsa de la farsa conservadora.

Pasado un mes, teniendo ya desde hoy en efectivo al Presidente del Gobierno sin concesión a ninguna minoría, la veda se ha abierto en la derecha: es la guerra abierta.

Desde los medios de la derecha mediática, que antaño reñían por ver quién le daba más coba y halagos a Rajoy, han pasado a apuñalarle. Es un golpe de Estado de la derecha, pero algo que todos sabíamos: en la derecha no manda el partido conservador, mandan los mass media, y éstos se han lanzado al asalto por el control del partido.

Lo que la derecha mediática no acierta a comprender es que la derrota electoral no ha sido solo del Partido Popular: la derecha mediática ha sido derrotada. Sus mentiras no han conseguido dar la vuelta a la tortilla, porque ni Zapatero traiciona a España, ni se vende a los nacionalistas ni es un corrupto. Mentiras, odio, mentiras y odio. Es más, su política sectaria de odio hacia lo “diferente” (homosexuales, catalanes, vascos, izquierda, musulmanes…) ha causado un revulsivo general que ha ayudado a mantener la confianza de los ciudadanos de izquierda más críticos con un gobierno al que no consideran “suficientemente de izquierdas”.

El caballo de Troya de las ondas mediáticas es su esperanza madrileña. Esperanza Aguirre. Las ondas y los periódicos ya la preferían desde que saltó a escena una web diseñada desde colabores de Losantos.

Parecería lo más normal cuando la Constitución obliga a que los partidos se doten de un funcionamiento democrático interno, que existieran varias corrientes, diversos puntos de vista, diversos candidatos. No. En la derecha eso ya no puede ser así: son partidarios del caudillismo. Pero ese caudillo, desde Aznar, no existe, sino reyezuelos de cada autonomía por saltar a la arena nacional.

Resulta muy lógico el paso que emprendió Aguirre: sus ambiciones, como las de Gallardón, son archiconocidas. Y se le acaba el tiempo. Como dije, el año 2003 fue una oportunidad perdida para la izquierda para acabar con la figura política de Esperanza Aguirre, no muy significada anteriormente más que por sus “perlas” acerca de la “pintora Sara Mago”, entre otras (y continúan en el tiempo reciente). Aguirre se creció, arrinconó a Gallardón del liderazgo del PP de Madrid y ha hecho de Madrid una región de ultraliberalismo demagógico (¿es Telemadrid un ejemplo de no intervención liberal o de órgano al estilo nazi de Goebbels?) y desintegración masiva del sistema público. A los madrileños de derechas les da igual, se pagan sus problemas. A los otros los convence, tocándoles la fibra identitaria, como toda casi una nacionalista periférica. Para citar a George Lakoff y su “No pienses en un elefante”, Aguirre ha creado un marco donde los madrileños se sienten muy a gusto: les degrada el sistema público, les daña sus intereses pero se abandera como protectora de los madrileños frente al gobierno central, que es “malo”, y los nacionalistas periféricos, que son más malos y por añadidura terroristas, y por ende les “baja” los impuestos. Tomás Gómez ha caído en la trampa que Lakoff previene: girar a la derecha y copiar su discurso (supresión del impuesto de patrimonio). ¡Se cae en su discurso! Los madrileños de derechas ya tienen su partido con el que se identifican, el PP, y otro no les va a hacer cambiar de opinión. Es justamente al revés, invertir el proceso, llevar a la ciudadanía madrileña un discurso dinámico y con sentido de izquierdas para convencer a la gente de que ese programa es el mejor para su identidad como madrileños y españoles: los impuestos no son malos y son necesarios, el sistema público posibilita la igualdad de oportunidad para que todos generemos riqueza, la solidaridad territorial es lo más patriótico para ayudar a las regiones más pobres (Por cierto que el discurso del nacionalismo es exactamente igual que el de Aguirre, los votantes nacionalistas no votan por intereses, sino por lo que se identifican-> el nacionalismo frente a Madrid).

Pero, quizás, Aguirre haya cometido un error capital. Se ha lanzado al precipicio y no hay manos que se le unan a sostenerla. Teniendo en cuenta el sistema oligárquico de la derecha política, por mucho que haya militantes o diputados, por muy pocos que sean, que quieran apoyarla como sugirió Beteta, no pueden hacer nada frente a un partido controlado desde su cúspide de modo férreo. La elección de compromisarios se realiza bajo control de las cúpulas regionales y la nacional. Todas y cada una van apoyando a Rajoy: Galicia, Andalucía, Valencia, Cataluña, Murcia… Valencia que podía haber sido el otro puntal de Aguirre más Madrid se ha inclinado por Rajoy. Aguirre genera rechazo. No sólo en la sociedad más allá de Madrid, sino en su propio partido. Las guerras internas originadas por el conflicto Aguirre-Gallardón desmontaron el efecto Pizarro (si es que lo hubo, y lo dudo; como mucho sostenido artificialmente por las ondas mediáticas de la derecha), se tensó al partido cuando Aguirre quiso hacerse con la presidencia del PP madrileño, se producen obstrucciones continuas a los proyectos del Ayuntamiento y la Comunidad… eso desgasta mucho al partido, quizá no en Madrid, pero sí a nivel nacional.

Aguirre se ha suicidado. Si gana Rajoy, y acaba manteniendo el control del partido, no creo que pase por alto esta “rebelión” de Madrid y la derecha mediática. Pero el PP de Rajoy no es el PP de Aznar. Rajoy no ha ganado elecciones, Rajoy no se impone, Rajoy no decide, Rajoy no nada de nada… ahora cada uno habla con más libertad, y eso es bueno para el debate democrático.

Pero la derecha no se guía tanto por la ideología como la izquierda, sino por las personas. ¿Qué proyecto en común pueden tener liberales, democristianos y extrema derecha más que el poder? ¿Sigue el liberalismo estricto la doctrina social de la Iglesia? ¿Sigue el sector más tolerante la homofobia y retrofranquismo de los extremistas? No. El partido se fractura. O con el liberalismo de Aguirre o con el conservadurismo de Rajoy.

Si Aguirre no se presenta, se habrá suicidado. Si Aguirre se presenta y pierde, porque no la dejarán ganar, se habrá suicidado. Si ya la izquierda madrileña estuviera dirigida por un líder con convencimiento, reconocimiento y programa, ya podríamos tener puesto un pie en Sol y otro en Cibeles. Porque Gallardón también se ha suicidado por su ambición. Suicidado en su partido, porque Gallardón sabe que sus planteamientos pueden tener el visto bueno de una parte de la derecha. Al igual que Aguirre. ¿La fractura, por fin, de facto y de iure de esta derecha monolítica?

¿Cantará, por fin, victoria la izquierda durante muchos años para mejorar España?

No hay comentarios:

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger