lunes, 21 de abril de 2008

Un fantasma recorre Europa… es la agonía del comunismo

El pasado Sábado 19 de Abril acudí, junto a mi pareja, a una compañera de mi agrupación y al gran Alberto a la manifestación por la III República Española.

Lo primero que tengo que decir es que estoy completamente en desacuerdo con la cabecera de la manifestación: “en contra de la constitución monárquica”. No me voy a posicionar jamás en los mismos postulados del fascismo que escupe con saña la actual constitución, a la que hay que reconocer que ha sido la más integradora para la historia de esta nación: la única apoyada por igual entre izquierdas y derechas. Y para los que no quieran ver, el Partido Comunista la votó, y el Partido Socialista igual. Y ambos son y han sido siempre de alma republicana. De Alianza Popular no podemos decir tanto lo mismo.

Fui a título personal, sabiendo cómo son mis ideas republicanas y socialistas y que estoy afín a un partido que aun integrado mayoritariamente por republicanos apoya al sistema actual. No por monarquismo, sino porque es un sistema apoyado por la gran mayoría de españoles, muchos de ellos republicanos, y porque ha sido el único de España que no va contra nadie, el único integrador y el único donde la izquierda española ha podido desarrollar su programa sin peligro a la reacción. Los efímeros gobiernos progresistas de la época de Isabel II, la I República y la II República fueron barridos por la reacción militar y de derechas. Del Partido Liberal de la Restauración no lo defino como netamente de “izquierdas” por ser un partido que no quería cambiar el sistema como repartirse el poder con el Conservador en una ficción parlamentaria.

Igualmente, fui con mi bandera republicana, que decora siempre mi habitación, y mi gorro del Ejército Soviético que adquirí en Praga. No por seguir la ideología comunista, que una vez sí coincidí, y a sabiendas que a muchos les puede suponer un ejército de un sistema totalitario. Lo llevo por estima y estoy muy contento de ello.

Como otras veces, los asistentes a la manifestación fuimos muy pocos. El año pasado eso sí que fuimos más. Y no hay tan pocos republicanos en Madrid al menos. ¡Ay si solo fueran republicanos los que se sitúan a la izquierda del Partido Socialista! La República nunca llegará si se limita a solo ellos. Son minoría, no es suficiente.

Me voy a centrar en las “nuevas generaciones” que acudieron a la manifestación. Los que no conocieron como yo ni la República ni la dictadura. Hay una gran mayoría radical: no me parece tan malo las juventudes comunistas como los “castellanistas”, si es que eso existe. Gente de partidos nacionalistas castellanos, gente que gritaba por un pretendido derecho a la autodeterminación de la “nación castellana”. Otros, o los mismos, gritaban que Madrid será “la tumba del fascismo”. Madrid ya es la tumba del fascismo: cuando murió el dictador murió lo poco que quedaba de fascismo. ¿Acaso existe un Front Nacional lepenista o una Liga Norte? No. Pues poco fascismo puede quedar.

En fin, una gran disparidad. No salgo de mi asombro, ¿cómo pueden defender un sistema republicano para España gente que exige la independencia de Castilla? ¿Qué república pretenden? ¿La república cantonalista? La I República demostró su inviabilidad por ser incapaz de resolver el problema cantonalista. La división de la nación no puede sino acarrear una infinidad de problemas e impedir la realización de una sociedad más justa.

Una cosa que me temí fue encontrarnos con alguno de mente cerrada. Mi amigo Alberto portaba en su bandera tricolor el puño y la rosa y tuvo que soportar la ignorancia de un radical incapaz de entender que haya vida republicana más allá de la izquierda radical. Ni que haya republicanos en el socialismo y en la derecha española. Los hay, ¡y menos mal que los hay! Como yo le dije, las Juventudes Socialistas se proclaman republicanas.

¿En verdad quieren la república? Entonces, ¿cómo la esperan conseguir? Siendo minoría, la única forma de traerla no sería precisamente por métodos democráticos. Y sin ellos no habrá república que sobreviva. Es obvio que la república deberá ser construida entre todos los representantes de los ciudadanos.

Hay algo cada vez más claro: en verdad un fantasma recorre Europa… y sí, es el fantasma del comunismo. Porque se está muriendo. Por conservador, ¡qué contrariedad! A la vuelta a mi casa me detuve a leer la propaganda de “unión proletaria”. Parece que no haya ocurrido nada entre 2008 y 1917, año de la revolución rusa, o peor, desde 1848 cuando se publicó el Manifiesto Comunista de Marx. ¡Nada! El mundo ya no es lo que era ni con muchos de los problemas que ataban esa sociedad. El comunismo de muchos no ha sabido evolucionar, dar nuevas soluciones a la sociedad, mira al pasado soviético. El pasado no es una ideología de futuro. En el siglo XIX el romanticismo miraba al pasado, era melancólico, reaccionario. En el siglo XXI el comunismo ha tomado su papel. En España, Francia, Italia, la izquierda comunista no ha sabido tejer un programa serio y alternativo, y así ha ido. En Alemania Die Linke es más una respuesta a los errores de la socialdemocracia, igualmente que lo ha sido Ciudadanos en Cataluña, y como tal puede ser flor de un día.

¿Y en el futuro? ¿Habrá rey tras Juan Carlos? ¿Y no es más sensato pedir a la ciudadanía a que exprese su conformidad o no a que haya un nuevo rey?

3 comentarios:

Alberto Ginel Saúl dijo...

Hola gran Javi :) jeje.

Yo también leí el panfletillo ese de Unión Proletaria. Madre mía. No debí haberlo leído antes de dormir, que luego me cuesta conciliar el sueño.
Tras leerlo, no sabía que hacer: si llamar a comisaría o romperlo en 40 trozos y tirarlo a la papelera. Opté por lo segundo. Pero tenía motivos para hacer lo primero jaja.

Como pudiste leer, se sigue pensando, como en 1848, que el cambio social, que el progreso hacia una sociedad más justa no podrá llegar nunca por la vía pacífica, solo mediante las armas, la sublevación de las masas, ¿y los gulags?, se podrá conseguir la aspiración máxima de esos grupusculos.

Está claro que el comunismo y la izquierda ligada al mismo, ha muerto hace mucho tiempo. Lo dice Giddens, y no pude leerlo en un momento más apropiado.

Respecto a lo de los castellanistas.. bueno, cada loco con su tema. Te recuerdo lo que dijimos contestando a su grito de guerra: "ESPAÑOLISMO ES FASCISMO"... ¿y qué es pues, el castellanismo? jaja.

Querido amigo, acudimos a esa manifestación coincidiendo sólo con uno de los planteamientos de cabecera: "por la tercera república". Ambos renegamos a los otros dos: "no a la constitución" (por no entrar en connivencia con Blas Piñar) y nos reímos del inventado "derecho de autodeterminación".

Lo que nos sucedió es demasiado elocuente. Vimos el sectarismo en primer plano, en vivo y en directo. Nosotros seguiremos siendo republicanos y lo seguiremos siendo por convicción y por orgullo democrático. Porque no hay que olvidar, la república que quiere esa minoría, ni siquiera es democrática. ¿Como puede serla si se deja fuera (o dentro de un gulag, insisto) a socialdemócratas, conservadores, centristas, democristianos...

En fin, compañero. Más que nunca: SALUD Y REPÚBLICA

Anónimo dijo...

Soy castellanista, y tanto el autor del blog como el comentarista habeis demostrado muy poco respeto hacia este movimiento, respetais incluso más a la derecha.
Al fin y al cabo en España los socialdemocratas sois como los peperos, mientras que en Europa los socialdemocratas se acercarian a lo que aqui es IU

Javier dijo...

Podemos entender la existencia de un nacionalismo vasco y catalán en tanto que tienen más riqueza que el resto del país, podemos entender la existencia del nacionalismo gallego y andaluz, y de los dos anteriores, en tanto que periferia. Pero, ¿un nacionalismo castellanista? Castilla, el modelo aplicado a todos los reinos de la Corona española tras los decretos de Nueva Planta; Castilla, la fuente del nacionalismo rancio español. Todo nacionalismo moderno es excluyente y egoísta, muy lejos del ideal romántico del nacionalismo liberal y progresista de la Primavera de los Pueblos. No es poco respeto, pues como tal opción política en un país libre es merecedora de respeto. No está exenta de crítica, máxime habiendo estado a dos pasos de sus simpatizantes, de oír sus lemas y negar con la cabeza esos códigos de exclusión.

Dudo mucho, querido anónimo, que Izquierda Unida sea lo mismo que la socialdemocracia europea. Si algo ha demostrado la socialdemocracia española es ser capaz de seguir gobernando y seguir ofreciendo un proyecto distinto al proyecto de la derecha.

No es tanto respetar a la derecha como revelar las contradicciones de un "nacionalismo de izquierdas". La izquierda debe ser internacionalista, sus bases son las clases que menos han tenido históricamente, la izquierda es sensible a los problemas de los humildes, sean de Getafe como de Sri Lanka. El pretender que un movimiento nacionalista sea de izquierdas, querer hacer creer a los ciudadanos más humildes que no deben ser solidarios con el resto de pueblos, de retener para sí recursos que son más necesarios para lograr una verdadera igualdad de oportunidad, eso es de derechas.

Un saludo.

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger