viernes, 2 de mayo de 2008

El conformismo social

Voy a empezar con la experiencia personal: cada vez que hablo de política pueden caerme mil rayos. Hablar de política entre jóvenes puede suponer un serio revés. Pero, ¡si la política es la que mueve el mundo! No podemos darle la espalda sin más.

Pero la juventud actual ha caído, en mi opinión, en lo que se podría llamar el “conformismo social”:
-El actual sistema en el que vivimos no adolece de ningún peligro serio interno u externo. El terrorismo o las ideologías antisistema son incapaces de suponer un riesgo para el orden existente, para la democracia. El sistema, libre de peligros, se ha anquilosado en una normalidad que es su éxito, pero de éxito también puede morir, si no integra en la participación a las masas sociales.
-La sensación del no riesgo implica también una menor preocupación por la vida política de la comunidad. A esto se une la desilusión por una clase política anquilosada, actora de una farsa de enfrentamientos dialécticos. Por otra parte los escándalos públicos, las malas formas, la ceguera frente a las exigencias ciudadanas arrastra a muchos a perder su ilusión por cambiar las cosas y a la frustración.
-La influencia negativa del entorno familiar, de personas también frustradas por la vida política y traspasan esas ideas a sus hijos, más el círculo de amistad donde la política no “mola” y quien hable de ella tampoco “mola”.
-El sistema capitalista, independientemente de lo mal o peor que nos parezca, tiene una cosa muy reconocible: la propensión que crea al consumismo. Nosotros, los jóvenes de Europa, podemos decir que vivimos de forma privilegiada. Poca gente denuncia este hecho y pone de manifiesto la pauperización de Asia y África; más gente, al contrario, vive de espaldas a esa realidad porque sus necesidades y caprichos se hallan satisfechos.
-La televisión ha producido un “atontamiento”. La juventud tiene sus propios espacios rellenados no por programas culturales o informativos sino por “shows”, series de éxito, espectáculos basura en la que la consigna es “afuera de estas cuatro paredes no pasa nada”.
-Otra de la causas es el fracaso escolar, derivada o unida a las anteriores. La frustración que genera unida a una incapacidad del sistema escolar de integrar al mal estudiante ayuda mucho a caer en malas compañías, volviendo a la influencia negativa del círculo de amistades.

Por eso, yo pienso que pueden darse unas alternativas para invertir este proceso, tales como:
-Educación para la ciudadanía. La derecha lo combate, pero porque sabe que tiene mucho de perder: no quiere conciencias libres. Pero la Educación para la Ciudadanía y una mayor inversión en educación pueden ayudar en la concienciación social, a evitar la influencia negativa y educar en valores cívicos y de democracia, inculcando lo importante que es mantener el sistema democrático.
-La reforma del sistema hacia la democracia directa local permite llevar la concienciación a un máximo grado de responsabilidad, a controlar mucho más detenidamente la gestión local. La incorporación de mecanismos de control (revocaciones e iniciativas populares) une más especialmente a la gente en la resolución de sus problemas directos y en el control de los políticos locales. La finalidad es no dejar ningún resquicio en el sistema para evitar su corrupción y la atonía política.

En fin, en una palabra, ilusión.

1 comentario:

bitdrain dijo...

Habra que hablar de politica con los que ya no son jovenes... :(((

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger