lunes, 30 de marzo de 2009

El distanciamiento (VI)


Es acertado caracterizar a la socialdemocracia como el gran triunfador tras la Segunda Guerra Mundial. Tras el conflicto bélico, la mayoría de Gobiernos practicó políticas socialdemócratas o respetuosas con sus principios. Se sentaron las bases de la seguridad social, el Estado de bienestar, la política económica keynesiana… cosas que no eran desconocidas, ya que se empezaron a aplicar tímidamente en la época de entreguerras. Pero, sin duda, el gran empuje a su éxito es que fue respetado por los contrincantes electorales de la socialdemocracia: los partidos conservadores mantuvieron esas políticas, incluso en algunos casos fueron sus adalides, como Adenauer en la Alemania occidental, o hasta entraron en competición en materia social, como en la política de vivienda de los tories británicos.


Y por esta victoria, es igualmente acertado pensar que, en cierto modo, se ha muerto de éxito. La socialdemocracia no ha muerto como tal ni, de momento, tiene grandes y sólidos competidores por la izquierda. Pero no se puede negar que ha existido un desgaste y una falta de acomodo en la nueva sociedad. Las bases socialistas han cambiado: el proletariado industrial ha disminuido y han obtenido el apoyo de las clases medias y de los trabajadores del sector servicios. La nueva sociedad es más volátil ideológicamente, al romper los moldes de las viejas clases, por clases más difuminadas, que no ejercen una gran influencia para orientarse políticamente.


El ejercicio del poder, como alternativa aceptada en el mundo occidental de la Guerra Fría, hizo entrar a sus líderes dentro de las elites dirigentes. Muchos grandes economistas, empresarios, intelectuales, miembros de organismos internacionales, proceden de las filas de la socialdemocracia. Al sustituir a los viejos partidos liberales progresistas, asumieron su papel y lo ensancharon. Fue bueno en tanto que cambió la sociedad a las nuevas exigencias, fue malo en tanto que el ejercicio del poder distanció a los líderes de la socialdemocracia de la base.


La crisis en la socialdemocracia no llegó de un momento para otro, sino que ha sido un proceso largo. Empieza en 1973, con la crisis económica, que puso en entredicho el sistema económico keynesiano. Bien aprovechado por la derecha, ésta, bajo el liderazgo de Thatcher y Reagan en los años 80, negó todas las políticas socialdemócratas y desarrolló su programa neoliberal, con las consecuencias que ahora se dejan ver. La incapacidad de la socialdemocracia de dar una buena respuesta a la crisis económica primero, y al neoliberalismo después, le apartó de los Gobiernos o de la imposibilidad, por temor, de practicar su política en el poder. El fin del comunismo, en 1991, fue un añadido más a ese “final de la historia” neoliberal. Había desaparecido esa “hegemonía” de la izquierda; los valores estaban en entredicho.

1 comentario:

fonts dijo...

Hola Javier, antes de nada felicitarle porque comparto su visión de las cosas de una manera casi perfecta. Pero me gustaría añadirle un matiz. Habla usted del keynesianismo. No lo voy a negar soy un entusiasta keynesianista. Profundice en su obra y llegará a la conclusión que este señor tenía una mente privilegiada.Me estoy leyendo un libro de Joan Robinson (escuela Keynesiana)"Carta de una economista keynesiana a un economista marxista''. Esta mujer mediante un enfoque ecléctico sintetizó una brillante conclusión. A ver qué le parece:
''Marx representa el socialismo revolucionario.... Marshall, la defensa complaciente del capitalismo.... Keynes, la defensa desilusionada del capitalismo. Marx intenta comprender el sistema para acelerar su destrucción... Marshall intenta hacerlo aceptable .. KEYNES BUSCA DESCUBRIR QUÉ ES LO QUE FALLA EN EL SISTEMA CON EL OBJETO DE ENCONTRAR MEDIOS DESTINADOS A SALVARLO DE LA AUTODESTRUCCIÓN''
Por otro lado recordar que el gran artífice de hacer añicos la teoría fue la administración Nixon: en 1971 la Administración Nixon lanzó una serie de medidas que acabó con el patrón oro por dolares. Se cambiaron los tipos cambiarios (si le gusta la política monetaria le aconsejo que se informe del colapso de Bretton Woods) a partir de aquí se creyón en la maldita mano invisible. El sistema financiero comenzó su senda de ''déjenme en paz'' que está la mano invisible que lo arregla todo. Tristemente hoy nos hemos dado cuenta que no. Que todo era un inventos que descansaba en unos pilares de cartón piedra. Mire se inventó una crisis para cargarse el sistema¡¡¡ todas las crisis de oferta (crisis del petróleo) se inventan para hacer cambios. Hoy aquí estamos...
un saludo

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger