jueves, 4 de marzo de 2010

Discursos sin preguntas, preguntas sin respuesta


Quiero hacer mención a una situación que se viene consolidando en el tiempo, hecho gravísimo que viene erosionando el sistema democrático y subvertiendo la relación entre el poder político y los ciudadanos.


En realidad son dos situaciones, pero son a la vez las dos caras de la misma moneda. Una es la celebración de ruedas de prensa concedidas por los partidos y los políticos, pero sin aceptar preguntas de la prensa. Esto es cada vez menos frecuente y despierta la amargura de muchos periodistas, que se encuentran con que no pueden formular sus propias preguntas y se convierten en simples correas de transmisión de los discursos y mensajes de la clase política.


Otra es la proliferación de actos políticos de los partidos, mítines y conferencias que, en vez de celebrarse con motivo de algún hecho especial o de llegar hasta el ciudadano para interactuar con él, son cada vez simples macroescenarios del despliegue de la fuerza del partido. El público no es tal, los ciudadanos que acuden de forma libre son demasiado pocos, sustituidos por la convocatoria de la militancia para ejercer de mero relleno ante las cámaras, con profusión de banderas, aplausos y ovaciones. Un hecho que, desgraciadamente, convierte, nos convierte, en palmeros de oradores que no hablan al público que tienen delante, sino a las cámaras y a los telediarios del mediodía. Igualmente, la capacidad de controlar al orador mediante preguntas y respuestas es imposible.


Es triste, podría compararse a las grandes movilizaciones de los totalitarismos comunista y fascista, podría achacarse como inevitable en una sociedad de masas, podría darse a múltiples razones… pero lo cierto es que es la conversión de la política en un espectáculo comparable a la telebasura que invade los canales televisivos, donde cala el mensaje que más grite, más insulte y menos contenido tenga. No sé si Montesquieu habrá muerto, como dijo en su día Alfonso Guerra, pero lo cierto es que Goebbels sigue vivo.


Hay, no obstante, cierto mantenimiento de un control público. Hace poco veía en televisión un acto de Rajoy (también podría decirse de Zapatero) con discurso, sin preguntas, con palmeros y con prensa sin interactuar. Justo después una rueda de prensa de IU en el Congreso con apenas diez periodistas. Es obvio que a las dos situaciones las separan la falta de medios económicos de la tercera fuerza política española. Esa es la desgracia de la existencia del control público, la disponibilidad de fondos. Cuanto más dinero a más sitios se llega, pero paradójicamente más se alejan. No es de extrañar la poca afiliación o participación en un partido o asociación.


Otro ejemplo es lo que actualmente está realizando Tomás Gómez en Madrid, recorriendo barrios y asociaciones para charlar con la gente que, sin embargo, siguen siendo mayoritariamente convocados por el partido, con minoritarias excepciones de representantes del comercio y “espontáneos” que añaden una pequeña variedad al debate, que al final acaba siendo más un discurso ya preparado de antemano que una respuesta precisa al ciudadano que eleva su pregunta. Pero, como en el caso de IU, es poco mediático y con poco recorrido, pues no sobrepasa el ámbito del partido. Por otra parte, es muy loable esta vuelta a las viejas asambleas de barrio o a este sano ejemplo estadounidense, cuyos políticos se enfrentan a verdaderos debates en las asambleas locales con sus votantes.

1 comentario:

David dijo...

Es evidente que los partidos políticos actúan por y para mayor gloria de ellos mismos. Es extraño que aún siga habiendo algunos que realmente se preocupen por la gente a la que dicen dirigirse y le informe de todas sus propuestas sin pararse únicamente a criticar a la oposición.

Con este ejemplo temo lo que pueda salir de las organizaciones que les siguen.

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger