viernes, 18 de junio de 2010

Lo que el velo esconde


La aprobación, en varios ayuntamientos catalanes, como Barcelona, Lleida o Tarragona, o pequeñas localidades de Cataluña, como El Vendrell o Vic, entre otras, de decretos o mociones para prohibir el uso del burka y el niqab en instalaciones públicas ha creado polémica. El burka es una túnica que tapa a la mujer completamente de pies a cabeza y el niqab es el velo que sólo deja los ojos al descubierto. Estas normativas no impedirían el uso del hiyab, el velo que cubre sólo el cabello, de estas tres la prenda más utilizada por las mujeres de religión musulmana y de origen árabe.

Pero, ¿qué se esconde tras estas medidas? La polémica está de actualidad en los últimos días. En Madrid impidieron la escolarización de una niña, de padres inmigrantes marroquíes y nacida española, en un colegio de Pozuelo por usar el hiyab. En Cataluña son un número importante los municipios que empiezan a restringir el uso del burka y del niqab en las instalaciones municipales. Podríamos estar de acuerdo con la medida en tanto que esas prendas son degradantes para la mujer, son de uso minoritario y no se restringe el hiyab, con lo cual no sería una medida antimusulmana sino defensora de los derechos de las mujeres.

Sin embargo, no es ésa la cuestión principal. En Cataluña las elecciones regionales están muy próximas y todos los partidos calientan motores. Mientras CiU aspira a volver al Palau de la Generalitat, el PSC mantener sus pobres resultados y el resto de pequeños partidos quedarse como están, todos temen a Josep Anglada, líder de Plataforma por Cataluña (PxC). Sí, le están haciendo una publicidad excelente (mencionarle en estas líneas es hacerle publicidad gratuita, por desgracia). Plataforma por Cataluña es una formación de extrema derecha que defiende la cultura occidental, los valores cristianos (identidad, familia...) y la exclusión de los inmigrantes, sobre todo si vienen de países árabes. No critica el islamismo radical, sino que venga aquí. "Aquí no cabemos todos", reza la web de este partido, una afirmación compartida también por el Partido Popular y su líder(?), una simplificación bastante ignorante o interesada del fenómeno de la inmigración.

Este partido extremista
va marcando la agenda política de Cataluña, provocando una neerlandización de la política catalana, a imagen y semejanza del Partido por la Libertad (PVV) de Geert Wilders, con un gran punto: el Islam como amenaza a nuestra sociedad occidental y la inmigración como invasión. Eurabia, Cataluñistán... es decir, explotar el miedo de la gente a lo diferente, dicho en otras palabras: xenofobia. Y esta xenofobia está impregnándose en el resto de partidos políticos, sin posibilidad de escaparse a este debate.

Tenemos, por una parte, la defensa a ultranza que hace el PP de prohibir los símbolos musulmanes, la complicidad de CiU y lo que es peor, la falta de posiciones firmes en la izquierda: ni PSC, ni ICV ni ERC ni sus homólogos a nivel nacional saben qué decir ni qué defender. A lo más, todos optarían por rechazar la extensión de estas medidas municipales a la vez que, sin embargo, se declaran contrarios al uso de estas prendas. En la izquierda parece existir una auténtica contradicción entre la defensa del multiculturalismo (respetar el uso del velo) y del feminismo (rechazar el velo).

Si no podemos confíar en los partidos de izquierda para defender la visión progresista de la sociedad, tenemos que hacerlo los ciudadanos progresistas. Hay que hacerse varias preguntas: primero, ¿cuántos burkas hemos visto por la calle?; segundo, ¿es contrario el uso del velo islámico a la defensa de los derechos de la mujer? Hay que tener en cuenta que en los países árabes y musulmanes existen movimientos de defensa de los derechos de la mujer, cuyas integrantes usan el velo hiyab, como también el niqab, por elección propia. Del uso del hiyab, incluso del niqab, podemos tener la constatación de que en la mayoría de casos es por propia decisión. No así del burka, prenda no islámica, sino afgana, de imposición claramente machista. Una pregunta: aquel que viste a la moda, ¿viste libremente?

¿Qué se consigue con la prohibición? Esconderlo, pero sólo de las instalaciones públicas. En la calle seguirán existiendo. Quizá los que nos preocupa es ver cosas diferentes a nosotros (xenofobia), costumbres que chocan con nuestra concepción occidental. Es un valor y una obligación respetar las costumbres. Hace poco, en un centro comercial, pude ver a la vez una monja, con su toca y su túnica, al lado de dos mujeres musulmanas, con su velo y su túnica. ¿Diferencias? Puede que solo en cuestiones teológicas...

Prohibir no hace que se deje de usar. Es más, lo puede reforzar y en mal sentido. Nuestros valores han de ser los de la integración de todos los individuos en una sociedad pluralista y libre, adaptando, incorporando o respetando aquellas costumbres que no entran en contradicción con los derechos individuales. En cambio, mantener la exclusión del diferente, que ni siquiera es ya inmigrante, es español (por adopción o nacimiento), hace que se refugien en aquellos símbolos y guetos que refuercen su identidad. No estamos muy lejos de la banlieue francesa.

Son la integración, la apuesta por la educación y la defensa de la libertad los medios que no sólo pueden arrancar los últimos vestigios del machismo, sino que realmente propicien el libre uso de la prenda que deseen, así como de la religión y costumbres que quieran seguir. Ésos son los valores progresistas que debe defender la izquierda y el resto de la sociedad.

Enlaces de interés:

"Ni imponer ni prohibir el hiyab"
Declaración programática de PxC

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que no me gusta de la foto es que el chador no lo llevan todas las mujeres iraníes al salir de casa porque no es obligatorio (si es obligatorio llevar algo como Shayla en la foto, que a veces llevan incluso más suelto).

Respecto a lo que has escrito. Me parece una buena reflexión el intentar llegar al origen de estas prohibiciones y hablar de esos conceptos que se manejan en páginas como Jihad Watch y en otras páginas repletas de sandeces alarmistas.

Lo que ocurre es que ciertos tipos de velo islámico, como el Niqab o el Burka sí van, en mi opinión, en contra de la libertad a la mujer y de mostrar su cuerpo; algo que creo que está ligado con la visión que se tiene de la mujer como culpable del deseo del hombre. Es decir, que la culpa no está en los ojos que miran "mal" sino en la mujer que viste de una forma "provocativa"; y creo que esto es algo que hay que cambiar. Si hay alguien culpable de una agresión sexual es el hombre y no la mujer, que es la víctima, y creo que esto es importante resaltarlo en lo que atañe a este tema, porque es algo a lo que poca gente hace mención.

En el fondo, detrás del velo islámico está también en parte, porque hay más factores, una "culpabilización" (y perdónenme el palabro) cultural de la mujer, que ha de cubrirse si quiere estar "segura", y por ende de su sexualidad y su cuerpo.

Por otro lado, también estos velos son un signo de oposición a la cultura dominante, y en cierto modo muestra la voluntad sobre todo lo de los inmigrantes de 1ª y 2ª generación de mantener sus señas de identidad cultural y religiosa en un entorno en el que son una minoría, y ven como las nuevas generaciones se van aculturando cada vez más y más.

Los velos son también algo cultural y no islámico, de hecho me parece recordar que en el Corán no se hace ninguna mención al mismo. Pero no estoy segura.

También remarcar que el uso del burka y del niqab es minoritario en nuestro país y estas prohibiciones son más de cara al público que a la realidad; aunque sí hay extremistas que obligan a sus mujeres a llevarlos aunque no correspondan con su cultura.

En todo caso, me parece un debate interesante el que has abierto :)

Dion dijo...

Buena reflexión, Javi. Y soberbio comentario anónimo :)

La verdad es que a este tema no le he prestado una gran atención, pero a priori mi opinión se acerca bastante al comentario anónimo que entecede.

Creo que el Niqab (y el Burka, por supuesto) son lesivos para la dignidad de la mujer tal y como la entendemos en nuestro país y nuestro contexto sociocultural. No me vale lo que comentas de que las defensoras de los derechos de la mujer los lleven en países árabes y musulmanes; seguramente también muchas defensoras de los derechos de la mujer en occidente se hubieran opuesto hace un siglo a cosas que hoy son inherentes a la liberación de la mujer, desde el derecho al aborto hasta al de llevar pantalones. Como bien dices con tu pregunta (¿"aquel que viste a la moda, ¿viste libremente?") la apreciación de la propia libertad y las decisiones personales están mediatizados por multitud de factores históricos, sociales y psicológicos muy complejos. Que una joven en un instituto "quiera libremente" llevar velo no significa necesariamente que haya llegado a esa querencia por medio de un sano y libre desarrollo de su personalidad, tal y como en nuestra cultura y sociedad se entiende.

No se trata de ponernos huntingtonianos en plan "choque de cilizaciones", pero es objetivamente cierto que hay concepciones sociales de lo aceptable muy ditintas en diferentes culturas. Si yo entro en una mezquita o una casa japonesa, por respeto lo haré quitándome los zapatos. Si una joven musulmana va a un instituto, por respeto a nuestra sociedad debería hacerlo sin velo, tan fuera de lugar en un centro de enseñanza occidental como lo está un tanga, un bañador o un cilicio. Y para asegurar el buen funcionamiento de un servicio público de capital importancia como la educación, en mi opinión los centros deben poder regular esos aspectos básicos de la indumentaria.

Y también creo que no hay conflicto entre feminismo y multiculturalismo. El feminismo occidental (el de nuestra izquierda) sólo tiene sentido en el contexto de nuestra cultura occidental. No veo a indias o yemeníes quemando sujetadores o abogando por el uso de la píldora. El respeto por las diferentes culturas empieza por preservar la cultura propia, y nuestra cultura no podrá sobrevivir si no exigimos respeto por nuestra forma de entender la identidad de la mujer en nuestros centros públicos.

Anónimo dijo...

Anglada president ja!! visca pxc

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger