viernes, 1 de octubre de 2010

Insurrección policial en Ecuador


Ayer, la policía de Ecuador llevó a cabo una sublevación contra el Presidente de la república, Rafael Correa. Los policías protestaban por una ley que reducía los beneficios salariales, pero sus actos han sobrepasado los límites de las legítimas manifestaciones. Tomaron la Asamblea, las calles de la capital y el aeropuerto, además de intentar impedir emisiones de televisiones afines al presidente. En el enfrentamiento, el presidente fue agredido por los rebeldes con gases lacrimónegos y tuvo que ir a un hospital de Quito, donde permaneció acorralado por los policías sublevados.

¿Qué ha pasado? ¿Es una protesta que se les ha ido de las manos a sus organizadores? ¿Hay una conspiración detrás para derrocar al presidente legítimo? Los sucesos de ayer presentan un aspecto de golpe de Estado fallido o mal preparado. Sin embargo, el apoyo del ejército es esencial para un golpe y el control del país, y éste permaneció leal al presidente, siendo clave en su rescate del hospital quiteño.

La sublevación ha terminado y Correa promete depuraciones. Los mandos militares recomendaban la revisión de la ley que ha provocado las manifestaciones. No debería haber problema, como gesto de buenas intenciones del presidente, pero eliminando de las fuerzas policiales a todos los que hayan participado en la sublevación.

¿Ha sido una advertencia? Los policías podrían haber sido manipulados por intereses ocultos, contrarios al proceso de reformas del mandato de Correa. También, esta insurrección le puede venir muy bien al presidente. Puede culpar a la oposición, puede volver a un discurso populista, puede disolver la Asamblea y tener una nueva mayoría afín.

A diferencia de Honduras, esta vez la comunidad internacional, sobre todo la ONU, España y América Latina han reaccionado con dureza frente a cualquier intento de golpe de Estado. Pero esta sublevación ha sido abortada desde dentro del país, ¿qué habría pasado si, en el peor de los casos, esto se hubiera revelado como un golpe y con el derrocamiento del presidente?

En los noventa, cuando ya la mayoría de países de América Latina poseían sistemas democráticos, había quienes profetizaban que la democratización era un proceso irreversible. Esto, y muchos otros casos, nos demuestran que no. La democracia nunca está asegurada, es un bien muy preciado pero muy frágil, que tenemos que mantener entre todos, siendo ciudadanos comprometidos con la libertad en el mundo, permaneciendo vigilantes frente a los intereses privados. Los enemigos de la democracia nunca duermen.

3 comentarios:

Manuel dijo...

El fantasma del golpismo planea otra vez por Sudamérica. Aunque también es cierto que poca democracia tienen unos paises con tanta desigualdad social, tanta corrupción y tanta dependencia económica respecto a los paises ricos. A lo mejor los poderes económicos ecuatorianos e internacionales saben algo de este golpe como lo sabían de otros golpes de estado que hubo en ese continente.

Borja Fernández Nava dijo...

La legitimización del golpe de estado de Honduras por parte de los gobiernos europeos y americano hace que esta práctica vuelva a resurgir en América Latina. Todos los que no están del lado del Imperio pueden ver sus gobiernos tambalear por estos movimientos, no es ninguna casualidad.

Anónimo dijo...

pobres infelices los de alianzza país y a la cabeza el arrogante y loco correa estúpidos imbéciles

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger