miércoles, 11 de febrero de 2009

La tragedia y la farsa de Italia

Mussolini y Berlusconi, dos caras de la misma moneda


Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y otra vez, como farsa.”

Karl Marx, El 18 de Brumario de Luis Bonaparte

En 1851 Marx escribía un libro muy acertado sobre los hechos acaecidos en Francia que llevaron de aquella primavera de los pueblos al despotismo “bajo la autoridad de un individuo sin autoridad”.

Estos días, aquellas líneas del padre del materialismo histórico vuelven a tomar todo su valor. En 1922 Benito Mussolini consigue el Gobierno, pese a que su Partido Nacional Fascista fuese el partido más minoritario de la Cámara. Con una gran estrategia, se había ganado a los conservadores y a los liberales: él era la salvación frente al comunismo. Entonces, no obtiene problemas para implantar su ley electoral, la ley Acerbo, que establece que la lista más votada obtiene los dos tercios de la cámara de diputados. Hechas las elecciones en 1924, el conocido Listone de fascistas y políticos burgueses obtiene 356 diputados de 535. Silenciado Matteotti con su vil asesinato, la dictadura fascista ya no tenía oposición.

En 2006, intentando un último esfuerzo para frenar la victoria de la izquierda italiana, coaligada en l’Unione, el liguista ministro de reformas Roberto Calderoni promulga la conocida como porcata, la ley electoral que da automáticamente una mayoría o premio de 340 diputados a la lista más votada. La izquierda consiguió por la mínima la victoria y, con ello, la mayoría parlamentaria. En el Senado el premio fue por regiones, y el equilibrio era más inestable. La izquierda quiso entonces cambiar la ley electoral, para abandonar las intenciones partidistas con las que fue promulgada. Pero con la deserción de la UDEUR de Mastella, por corrupción, de la mayoría gubernamental, la gobernabilidad se hizo imposible y se volvió a elecciones en 2008, con el desenlace conocido por todos: la vuelta de Berlusconi. No habrá reforma electoral. Volvió el Listone.

Así, es muy terrible constatar que la historia, aun con diferentes actores y circunstancias, se repite. Italia vuelve a ver su democracia en peligro, imprevisible o predecible, según se mire.

¿Agita Berlusconi el peligro del comunismo para cargar contra la izquierda? Sí. ¿Somete a tensión las instituciones del Estado para someterlas a sus intereses? Sí. ¿Alberga pretensiones de concentrar el poder político lo máximo posible en su persona? Sí. ¿Manipula o hace propaganda a favor suyo desde la casi totalidad de los medios de comunicación, que controla? Sí.

Mussolini, Berlusconi, qué más da el sujeto, la acción es la misma. Quedará por ver si la oposición repite el error de la marcha al Aventino, y entonces el dominio berlusconiano quedará asentado. Es previsible, o impredecible. Me inclino por equivocarme profundamente.
"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger