martes, 21 de abril de 2009

La solución de los hipócritas


Parece mentira que en la actualidad se digan tantas tonterías, contradictorias al sentido común. Luego no lo parecen tanto sabiendo de quién viene y a qué sector se clasifica.


Es muy fácil decir lo que dice para quien ahora se gana la vida con discursos, en uno de esos retiros dorados que sólo pueden gozar los futbolistas, los famosos, los concursantes de Operación Triunfo o los políticos bien situados o los que necesitan ser apartados. Esos siempre tendrán algo para llenar sus bolsillos y los titulares del corazón.


En la vida real, las propuestas de Aznar, el dueño del dedo que señaló al Señor de los Hilillos, no tienen ni pies ni cabeza. ¡Cuán fácil es para el invitado de las Azores criticar que en la Unión Europea existan los subsidios del paro! ¿Sabe lo que él significa realmente “estar en el paro”? Él, el creador del decretazo, él, el que fue contestado con una gran huelga general.


Quiere que se “incentive” al desempleado a buscar un nuevo trabajo, cosa que, según él, no se hace porque el sistema actual el poco flexible y falto de dinamismo. ¡Claro, al parado lo que más le gusta es que su familia pase hambre!


¿En qué mundo vive Aznar ahora?


La misma condición de parado es ya un incentivo para buscar trabajo. Porque, a diferencia del señor Aznar, el común de los mortales tiene ingresos para ir tirando, muchos tienen dificultades para llegar a fin de mes, Aznar no tiene ni dificultades para ir a la pista de pádel.


Una pregunta, en esta coyuntura económica, ¿cómo va Aznar a incentivar la búsqueda del empleo, si el empleo se está destruyendo actualmente? Lo que el Gobierno hace, en cambio, es promover el empleo por iniciativa pública, ya que la privada está por los suelos en este moribundo capitalismo. Lo que hace el Gobierno socialista de este país es no sacar las tijeras por lo más fácil, que es la inversión social. ¿En qué espiral entraríamos si se dificultan las pequeñas economías? En un círculo vicioso sin salida. En un círculo, además, en el que las grandes economías, de las que Aznar es adalid, no tienen grandes problemas. A menos que ganar un porcentaje menor que el año pasado sea una tragedia… Para el Banco Santander, pero que Aznar se lo pregunte a alguien que gane mil euros al mes, y ve como le suben los gastos y puede perder su empleo.


Esta derecha dice proponer mucho, pero no es concreta en nada, más que de doce puntos de demagogia de arriba abajo, porque lo que quieren es lo que ha dicho Aznar, cuyas tesis son las defendidas por los halcones del Partido de los Presuntos, los mismos presuntos que espían o reciben trajes como regalos, más su brazo mediático.


Pese a lo que proponen, lo que sueñan se acerca más a esto: facilidad del despido, contratos precarios, salarios de pena, descontrol del precio de la vivienda y muchos, muchos tratos de favor, muchos negocios y muchas mentiras. ¿Por qué? Porque incluso en la oposición demuestran todos sus chanchullos y porque son los adalides de la explotación, los títeres de las grandes fortunas.


Sin embargo, lo que ellos hagan o dejen de hacer no es sinónimo de no hacer nada. Ahora, con un Gobierno con nuevas fuerzas, se deben dar los pasos económicos por la vía de lo social. Fracasar es permitir que los presuntos vuelvan a hacer de las suyas, no volverán porque tengan nuevas ideas, sino porque los que gobiernan demostrarían no ser capaces de llevar a cabo las propias. O las exigidas por el sentido común, por mucho que duela.


Lo que hace esta derecha es un ejercicio de insensibilidad, más propio de la burguesía del siglo XIX que de la sociedad del siglo XXI. La socialdemocracia está en el siglo XXI, ellos… ¿dónde están?

No hay comentarios:

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger