miércoles, 12 de mayo de 2010

Las nuevas medidas anunciadas por el Gobierno de España

- Reducción de las retribuciones del personal del sector público en un 5 por ciento de media en 2010 y congelarlas en 2011. La rebaja será proporcional a los ingresos.

- Reducción en un 15 por ciento del sueldo de los miembros del Gobierno.

- Se suspende para 2011 la revalorización de las pensiones, excluyendo las no contributivas y las mínimas.

- Eliminación del régimen transitorio para la jubilación parcial previsto en la ley 40/2007.

- Eliminación del "cheque-bebé" de 2.500 euros a partir del 1 de enero de 2011.

- Adecuación del número de unidades de los envases de medicamentos para ajustarlo a la duración estandarizada de los tratamientos. Se podrán dispensar unidosis mediante el fraccionamiento de los envases.

- Reducción del precio de aquellos medicamentos no genéricos excluidos del sistema de precios de referencia.

- La ayuda oficial al desarrollo se reducirá entre 2010 y 2011 en 600 millones de euros.

- Se prevé una reducción de 6.045 millones de euros entre 2010 y 2011 en la inversión pública estatal.
- Previsión de un ahorro adicional de 1.200 millones de euros por parte de las Comunidades Autónomas y entidades locales.

- Las solicitudes para dependencia tendrán que resolverse en seis meses y se eliminará la retroactividad.


En total, alrededor de 15.000 millones de euros para los dos próximos años. El déficit de 2009 fue de casi 100.000 millones de euros.


¿Qué se puede decir de estas medidas? Ayer me planteaba el optimismo y reconocía que la realidad me impedía ser optimista. Hoy ocurre lo mismo. Son medidas drásticas, son medidas incompletas, son medidas inevitables. Son, por supuesto, medidas que no gustan.


¿Por qué no me gustan? Ha sido, es y (como no se evite al tiempo) será más fácil hacer la vida más difícil a los de siempre, a los que menos tienen. Otros “los de siempre”, las rentas altas, los de la casa en Miami, los de la cuenta en las Caimán, los Botín, los Florentino, etcétera, no tendrán problemas. Nos tenemos que hacer la pregunta “por qué siempre tenemos que sufrir nosotros”. Va siendo hora de levantarse y decir algo.


¿Por qué son inevitables? Sostener un Estado de Bienestar no sale gratis. Sin una sociedad desarrollada, que genere riqueza y funcione un sistema fiscal racional es imposible. Nos ha pasado como a la compañera de la hormiga, la cigarra. Nos hemos dedicado a vivir de las rentas del anterior ciclo económico y no se ha sido capaz de desarrollar una alternativa de crecimiento distinta. Que todo ello se hubiera realizado antes no nos hubiera librado de la crisis económica, pero sí por lo menos habríamos sentado las bases para salir de ella lo antes posible.


Los datos dados por el Presidente del Gobierno son vagos. ¿Cómo van a hacer las comunidades, gobernadas por conservadores o socialistas, para reducir su enorme déficit? Parece que las medidas propuestas son fáciles, pero no lo son. El ahorro es mínimo y no servirá de nada si la economía no se recupera y se recaudan más ingresos; no sólo combatiendo el fraude fiscal, tocado de pasada, sino por generación de empleo y riqueza. Lo mismo ocurre con la subida del IVA, que afecta al consumo de todos los ciudadanos: el que más tiene poco le importa, el que menos lo sufre más. No me parece más a las rentas del capital, pero no se tocan los de las rentas del trabajo de los que más ganan.


La reducción en la inversión pública estatal, ¿a qué sectores afectará? ¿A las universidades, muchas ya con verdaderos problemas económicos? ¿A la educación en general? Si se estrangula inversión en educación estamos condicionando nuestro futuro en varias generaciones, estamos prolongando los efectos de la crisis en una peor cualificación de todos los licenciados o profesionales y en un mayor fracaso escolar. La mejor forma para salvar el presente es destruir el futuro.


La reducción y congelación de salarios de los funcionarios, ¿será tan general? ¿Por qué no se dice la verdad? Y la verdad es que el funcionariado que más crece es el de las comunidades autonómicas. Tienen cada vez más competencias, es verdad, pero no compensa su crecimiento exponencial con su calidad. Menos cuando se da la existencia de muchos cargos públicos creados ad hoc para colocar a las clientelas de cada grupo político que, además, ¡no hacen nada! Dinero tirado, pero los salarios de aquellos funcionarios esenciales, como profesores, maestros o médicos… serán recortados. Además de pocos, peor pagados.


¿Por qué no se reconoce en todas esas medidas no sólo la responsabilidad del Gobierno, que es loable, sino la de los otros poderes públicos? ¿Es que todo deberá pasar por el debilitamiento del poder central? ¿Cuándo se tomarán medidas, no sólo para repartir el pastel de la financiación, sino para el control del déficit autonómico?


¿Por qué no se renuncia a la hipocresía? El Gobierno es reacio a tomar medidas drásticas por miedo a que quiebre la paz social, y es comprensible. Pero no ha dejado de dar en todo momento la idea de improvisación, y eso no da confianza ni a los mercados ni a los ciudadanos. La oposición conservadora, ¿qué tiene que decir? ¿Acaso no controlan comunidades y ayuntamientos que colaboran a engrosar paro y déficit? ¿Antes sus éxitos eran propios y ahora los fracasos son ajenos? Curioso reparto de competencias.


¿Estaríamos mejor si estuvieran otros? En absoluto, pero eso no es un consuelo para el Gobierno o para los progresistas, es un dato desolador. Aquí no valen dogmas, consignas o una dualidad de buenos contra malos, aquí solo cabe reconocer la verdad.


Está dejando de valer que los de siempre soporten todas las medidas contra la crisis. Cuando hay una enfermedad, se combate a la enfermedad, no se mata al cuerpo. ¿Qué queda de todas aquellas promesas pomposas de combatir el fraude y los paraísos fiscales? Los gobiernos han cedido la soberanía de la nación al mercado, el nuevo internacionalismo, cruel ironía del destino.

9 comentarios:

bitdrain dijo...

Que creatividad puede haber cuando se improvisa y acude a recetas tradicionales? Que hubiera diferenciado al PSOE y al PP si el PP hubiese estado gobernando? Pues nada.

No hay viabilidad posible y los impuestos subiran porque hay que pagar deudas, muchas y a alto interes.

Ademas, esa presion fiscal sobre las clases bajas y medias provoca menos poder adquisitivo que sumado a la subida del IVA, hara aumentar a corto y medio plazo el deficit de consumo lo cual implica menos generacion de "riqueza".

Habia numerosas maneras de sortear o lidiar con las deficiencias estructurales del pais. Tiene sentido que las CCAA supongan el 50% de gasto del Estado y que no aporten nada al mismo proyecto de Estado.

Hemos vivido un modelo de desarrollo financiado en base a deuda, ganando 1 peseta y gastando 4. Una carrera hacia adelante, sin mirar atras.

Ahora nos toca "correccion". Normal. Sin embargo, el ciclo alcista volvera -quizas en 5 anyos- y todo se volvera a repetir.

Yo mandaria a paseo a ambos partidos y clamaria al cielo por una verdadera regeneracion politica cuya meta sea el Estado y el bienestar comun de los ciudadanos.

pilar dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Javi. Los ricos nunca pierden y siempre perdemos los mismos. Lo que sí esta claro es que la oposición en vez de ayudar no deja trabajar. Basta ya de politizar todo y un poco más de cooperación y ayuda entre los dos partidos fuerte de este país, porque sin esa cooperación es casi imposible salir de esta crisis que ya se esta alargando demasiado.
Realmente no se me ocurren otras medidas posibles, la sociedad española esta demasiado poralizada en los extremos que cualquier medida más drástica no sólo quebrantaría la paz social, tal y como tu expones, sino que se convertiría en un verdadero caos y la "oposición" sabria utilizar para su beneficio propio.
Lo que esta claro que con la clase política que existe en España es dificil cualquier tarea y que los únicos perjudicados como siempre somos los ciudadanos.

Dion dijo...

Bravo Javi, estoy bastante de acuerdo con tu planteamiento.

Sólo enfatizar: ¿Cuánta gente dejó los estudios para hacer un trabajo de baja cualificación y forrarse en los años de bonanza? ¿Alguien obligaba a la gente a firmar hipotecas? ¿Nadie se preguntaba cómo era posible que de repente los españolitos nos pudiéramos permitir cambiar cada dos años de coche y gastarnos un montón de dinero en pijadas de importación como televisores de plasma, ordenadores, reproductores de todos los tipos y tamaños, toneladas de ropa...?¿Cómo podían contratarse 10.000 nuevos policías al año y subir las pensiones manteniendo un superávit en las cuentas públicas?

De repente entramos a formar parte de una moneda fuerte que nos permitía mantener una balanza comercial vertiginosamente deficitaria y disfrutamos unas tasas de interés que nos facilitaban crédito fácil en el banco, y nos aprovechamos TODOS. Incluso la gente responsable y austera (aunque no sea responsable) también indirectamente y sin pretenderlo se han aprovechado de la bonanza. ¿Es que las barras de los bares y las carteras de pedidos de las empresas se llenaban solas? ¿Si las cosas iban "bien" y nuestro trabajo rendía más no era porque estaban hinchados por la especulación?. Es cierto que los más listos se hicieron millonarios, pero de la crisis no sólo son responsables los ricos y los gobiernos (que no nos obligaron a ser unos irresponsables) sino que lo es mucha gente. Pero el deporte nacional de este país es no aceptar la propia responsabilidad y echarle la culpa siempre a los gobiernos.

En una economía globalizada, desgraciadamente no se puede hacer el gesto de arreglarlo castigando a los ricos: si lo haces de forma simbólica es el chocolate del loro (y no cambia que lo tenemos que pagar "a escote" igual); si te pasas, los capitales huyen a otra parte(y es mucho peor).

Así que bravo por Zapatero, que está siendo muy valiente en sus medidas. Sólo hay dos formas de acabar con la deuda: monetizándola e inflando (lo cual no deja de ser una forma de cobrar más incontrolable e injusta que subir los impuestos, porque se come los ahorros de la gente responsable), o bien reduciendo sueldos y salarios.

En todo caso, la conclusión es clara: a Zapatero le ha llegado la cuenta. Y de esta mesa hemos comido unos más que otros, pero todos.

pablo dijo...

tijeretazo social, pues Huelga General. Encima Salgado dice que no saben qué hacer con las rentas altas.
Pero a esto sumarle la subida del IVA próxima, y las ya subidas de la energía y restas las reducciones de las estimaciones del IPC, con la consiguiente no subida de sueldos (gran parte mileuristas).
Yo me vuelvo a preguntar ¿Partido SOCIALISTA OBRERO? ¿Europa SOCIAL?

Javier dijo...

Voy a intentar responder a todos lo mejor posible, perdonadme si hago un comentario demasiado largo:

Bitdrain: de acuerdo contigo en el 98% de lo que dices. Creo, sinceramente, que aún habría diferencias sustanciales si a día de hoy gobernara el PP en vez del PSOE. Principalmente estas medidas de recorte se habrían hecho antes y con mayor profundidad, a la vez que una bajada de impuestos a las rentas altas y al impuesto de sociedades, además de aumentar la presión fiscal y los impuestos indirectos sobre los de siempre. Por lo demás, comparto todo lo que dices, hasta el último párrafo.

Pili: me alegra que comentes por aquí, jeje. Igual que con Bitdrain, pienso lo mismo que tú, y si te veo por la facultad estos días te diré lo mismo. El uso partidista de la crisis y el efecto social que van a producir estas medidas me está dando verdadero asco. Lo que debería ser alentador, que el PSOE esté gobernando en lugar del PP en estos momentos de crisis, es desalentador, porque si los conservadores lo harían peor los socialistas lo están llevando muy mal. Sensación de improvisación, tardanza, medidas incompletas (exactamente como dices, los ricos nunca pierden)…

Javier dijo...

Dion: obligar, como dices, no se obliga a nadie. Pero el ciclo económico alcista iniciado desde 1995 y consolidado con los gobiernos conservadores y el inicio del de Zapatero ha ido a la par que todas las burbujas. Como la inmobiliaria. Como con todo. Esto siempre ha pasado, fíjate el consumo de los años 20 en Estados Unidos o en estos años. Si es que todo se repite, no sé cómo no nos damos cuenta. Todos a comprar casas, todos a comprar coches, no importaba endeudarse porque para eso estaban los préstamos a bajo interés, los plazos y la ilusión de que esto duraría. Como dije, hemos sido cigarras y no hormigas. El sistema capitalista demuestra que siempre hay crisis, que siempre fracasa y que nadie se quiere dar cuenta, siempre sufren los que menos tienen.

No nos obligan, Dion, pero nos incitan. Todo el mundo quiere vivir bien, tener muchas cosas y “fardar”. Eso es un caramelo muy apetitoso para los gobiernos: que consuman, así se entretienen en otras cosas. Mientras hubiera consumo, créditos baratos, Liga y el programa de telebasura de turno no hay peligro de violentar la paz social. Claro que en esto es culpable mucha gente, pero lo son más quienes han incitado a inflar todas las burbujas económicas.

Voy a poner un ejemplo extremo que me gusta, ¿acaso no hubo un 40% de alemanes que votaron a Hitler en las dos elecciones de 1932, aún con gobiernos no nazis? ¿Es culpa de los alemanes que estuviese Hitler? ¿O no es más bien que los empujaron a hacerlo, con todas las consecuencias del Tratado de Versalles, de la hiperinflación, de los pagos de guerra, de la humillación, de la crisis económica…? Entonces aquí, ¿es que la gente tiene toda la culpa por querer vivir bien, que les pongan todo lo que quieren frente a ellos, y que así contribuyan a la burbuja?

Cierto que si cayésemos en la mentira barata, la de la extrema izquierda de “que la crisis la paguen los ricos” no hacemos nada. Pero es que ni siquiera ellos hacen un esfuerzo mayor. Que la CEOE pida el despido libre o el contrato basura, ¿qué está comunicando a los trabajadores? Que ellos pagarán con todo el estropicio, mientras la patronal exige ayudas y no cambia nada. Por la mañana he escuchado en la SER que un empresario recibió 90.000 euros de ayuda y ahora no puede pagar a sus trabajadores. ¿Cómo es eso posible? ¿Cómo se puede despilfarrar el dinero que sale de los impuestos de los ciudadanos?

Es que por todo esto es como se demuestra que el sistema capitalista, globalizado, pero dividido en mercados nacionales, en paraísos fiscales, en miles de trampas, escondites para capitales, fábricas cuasiesclavistas en Asia y guerras por el control de los recursos… simplemente, tiene que dejar de existir. Esto no es una cosa que sólo pueda arreglar Obama desde la Casa Blanca o el FMI o los gobiernos de la Unión Europea. Esta crisis mundial requiere una respuesta mundial.

Se deben acabar las trampas, de deben acabar las huidas de capitales, las cuentas secretas de las Caimán, Gibraltar o Luxemburgo. Mientras exista eso, mientras los millonarios tengan la poca decencia de llevar sus capitales a otra parte para no poner su parte, que sólo los que no pueden, los que no tienen recursos, lo hagan, es simplemente insultante.

Por supuesto, Zapatero ha hecho bien en hacer esas medidas, ¿qué otra cosa podía hacer? Como escribí, eran inevitables. Pero han llegado tarde. Mantener el gasto actual nos habría llevado al desastre. Esa es la desgracia. Y tanto me gustaría que se mantuvieran muchas ayudas, que se racionalizaran, que se ampliara, que se siguiera el camino a ser un Estado de Bienestar real y que se llegase a tener una ciudadanía tan comprometida, educada y laboriosa como en el norte de Europa, y vencer la maldición mediterránea del pan y el circo, de la corrupción, del fraude a hacienda y de aplaudir a los que roban. Por eso, Zapatero ha hecho bien porque no tenía otro remedio, pero esto no debe alegrarnos.

Javier dijo...

Pablo: la respuesta que le he dado a Dion. A todos nos gustaría mantener la inversión social y que el mundo fuese un mundo feliz y contento. Pero sin crear riqueza es sencillamente una ilusión. Y si queremos plantearnos un mundo alternativo, hay que hacerlo bien, porque, y es la desgracia, mucha de la llamada “izquierda alternativa” tiene más ideas destructivas que constructivas. Y destruir todo para no tener nada no lo puede aceptar nadie. Acabar con el sistema capitalista no sirve de nada si no se tiene un modo alternativo. Y a lo mejor, como ha pasado siempre en la Historia, es mejor llegar a un nuevo sistema poco a poco que de golpe. Es triste, pero es la Historia, que está ahí para servirnos de ejemplo. El hombre no dejó de cazar y se puso a cultivar los campos en un día.

Pili, si me permites acabo mi larga respuesta con tu frase, que me encanta: “Lo que está claro que con la clase política que existe en España es difícil cualquier tarea y que los únicos perjudicados como siempre somos los ciudadanos”.

Saludos a todos.

(perdón por poner 3 comentarios, pero excedía el número de caracteres)

pablo dijo...

Estás confundido, la riqueza y el dinero no crea mundos mejores. Ahí está la trampa del consumismo y de esta sociedad capitalista, nos meten por los ojos que confort es tener más.
"Para qué 5 TV en casa, si luego lo que echan por ella es porquería?"
Y lo que hay que hacer y tener es aplicar ideología y enfrentarse a este sistema controlado, no por los Gobiernos, si no por la multinacionales. Un par de huevos coño, que no pasa nada por dejar de votar al PSOE y protestar contra ellos!!!!
Cierto, las ideas de muchos son destructivas, pero también alternativas e innovadoras, que la ortodoxia socialdemócrata ni quiere hacer referencia a ellas. Por otro lado, las ideas y medidas de la actual socialdemocracia sí que destruyen empleo y luchas sociales conseguidas años atrás.
Ahora te pregunto ¿cómo cambias a un nuevo sistema si se siguen aupando y votando gobiernos que son súbditos del capital?... ahora nos queda la reforma laboral, que ya verás.

Javier dijo...

Pablo, en una economía monetaria basada en el crecimiento económico es imposible sostener un Estado de Bienestar sin financiación, sin la generación de riqueza para recaudar, gestionar y redistribuir los recursos en la sociedad por parte del Estado. Creo que a la economía monetaria le queda mucho recorrido en la Historia de la Humanidad, pero con lo que tenemos que acabar es con la visión de vivir para trabajar. El dinero debe existir sólo para ser una medida de valor del trabajo y la riqueza de cada uno para gestionarlo y redistribuirlo, como dijo Marx, de cada cual según sus capacidades y a cada cual según sus necesidades.

Cierto que se deberían poder plantear otras alternativas. Pero alternativas bien definidas. Como socialdemócrata, no estoy ni quiero estar sujeto a la rigidez de un dogma y de un dualismo bueno-malo.

Te recomiendo la entrada del blog de Bitdrain, que comentó más arriba, sobre la teoría del decrecimiento http://bitdrain.wordpress.com/2009/06/14/%C2%BFteoria-del-decrecimiento-como-alternativa-al-capitalismo/

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger