martes, 21 de septiembre de 2010

Análisis de las elecciones generales de Suecia

Resultados:
Participación: 82,1% (+1,7%)
Partido Socialdemócrata: 30,9% (-4,4%) y 113 diputados (-17)
Partido Moderado: 30% (+3,9%) y 107 diputados (+10)
Partido Verde: 7,2% (+2%) y 25 diputados (+6)
Partido Liberal: 7,1% (-0,4%) y 24 diputados (-4)
Partido de Centro: 6,6% (-1,3%) y 22 diputados (-7)
Demócratas de Suecia (extrema derecha): 5,7% (+2,8%) y 20 diputados (+20)
Partido Demócrata Cristiano: 5,6% (-1%) y 19 diputados (-5)
Partido de la Izquierda: 5,6% (-0,3%) y 19 diputados (-3)

Alianza para Suecia (Moderados, Liberales, Centro y Democristianos): 49,3% (+1,2%) y 172 diputados (-6)
Alianza rojiverde (Socialdemócratas, Verdes e Izquierda): 43,7% (2,7%) y 157 diputados (-14)

Las recientes elecciones suecas nos enseñan varias cosas. A diferencia de lo que escribe la prensa, sin memoria, no es la primera vez que el "bloque burgués" repita victoria en las elecciones legislativas, ya ganó en 1976 y repitió victoria en 1979, para perder en 1982. Sin embargo, el gobierno de centroderecha de Fredrik Reinfeldt ha tenido mucha suerte en el último año de legislatura: la recuperación económica dio la vuelta a todas las encuestas que desde 2007 devolvían el apoyo a la coalición rojiverde.

Su victoria, empero, no ha sido total, ya que la entrada de la extrema derecha de Demócratas de Suecia en el Riksdag le ha arrebatado la mayoría absoluta a su coalición de cuatro partidos. El devenir de los acontecimientos dirá qué ocurrirá en la nueva legislatura. El primer ministro prometió no pactar con la extrema derecha; en cambio, tiende la mano al Partido Verde para ampliar su mayoría. Pero, de momento, los ecologistas le niegan todo apoyo por su política de extensión de la energía nuclear y el miedo que tienen a que la derecha recupere su obsesión por desmantelar el Estado de bienestar, la gran herencia de la socialdemocracia sueca.

Hay quien apuesta por una gran coalición, imposible ya que debe pasar por los socialdemócratas, aún primer partido más votado. Y sería a ellos, como minoría más grande, a quien competería encabezar un gobierno... La solución pasará, de mantener su integridad de aislar a la extrema derecha, por acuerdos puntuales con la oposición rojiverde. Ello impediría cualquier desmantelamiento serio del Estado de bienestar, dejando en manos de los socialdemócratas, si se recuperan, la posibilidad de darle fin a la colaboración y finiquitar prematuramente esta nueva legislatura conservadora.

No es el estreno parlamentario de la extrema derecha sueca lo que debería alarmarnos, sino los motivos que han hecho posible este resultado. Como en otros países, como Francia, Italia, Alemania... la crisis económica ha dado nuevas energías a aquellos dispuestos a centrar los problemas del paro, la inseguridad y los recortes sociales del Estado en los inmigrantes, como extranjeros y como delincuentes. No han sido los dirigentes extremistas los que han hecho posible este trabajo, sino los gobiernos: el gobierno francés, como el italiano, intenta entrener a su opinión pública de otros temas, y el gobierno sueco, al igual que otros tantos, han hecho mucho daño lanzando desde sus altas instancias el mensaje de que inmigración=delincuencia.

Hay que decirlo de una vez: el peligro no es la inmigración, sino los gobiernos que no saben hacer sus políticas.

El Partido Socialdemócrata ha cosechado unos resultados muy malos, en comparación con su pasada y exitosa historia electoral. Parece que incluso la poderosa socialdemocracia sueca, modelo para el resto de partidos socialistas, no es inmune a la ola derechista que arrincona a la izquierda a la minoría y la oposición. No obstante, hay que recordar que el bloque burgués gobernante mantiene su mayoría en tanto que no reduzca el Estado de bienestar. "La nación durmiente", ése es el título de un libro crítico con el modelo sueco, escrito por el que era entonces líder de las juventudes conservadoras, el hoy primer ministro Reinfeldt. No es la nación, sino las verdaderas intenciones de la derecha las que duermen.

Pero dejando a un lado su ideología por el pragmatismo, Reinfeldt no hecho de Suecia una nación alineada con postulados económicos neoliberales, sino que ha convertido a su Partido Moderado en una versión edulcorada del Partido Socialdemócrata. Basta conocer uno de sus lemas de campaña "Hay un nuevo partido de los trabajadores", que parece haber hecho tanto éxito como para que aquí otro partido de derechas copie el mismo lema. La socialdemocracia, en horas bajas o en su cénit, sigue siendo influyente y su herencia intocable. Ése es el éxito histórico de la socialdemocracia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pero que triste eres tio.

Osea, los "progres" perdeis sin frenos en toda Europa incluso habiendo previsto tener éxito por la crisis que según vosotros la derecha ha provocado, y aún así toda Europa vota igualmente a la derecha. Alemania, Holanda, Reino Unido... estos solo lo que va de este año 2010, y mira que te hablo de países pesados. Ahora Suecia. Lo mismo en el resto del planeta (Colombia, Filipinas, Chile...) Y entonces me encuentro con este blog donde un autentico pringau como tu sigue escribiendo artículos del país de las maravillas, la socialdemocracia que la esperanza no se pierde y el estado debienestar y blablabla. No tienes ni 4 gatos que te leen, ¿que pretendes con esto crear un nuevo partido alternativo en el futuro? Tio dejalo, deja de malgastar la vida y dedica el tiempo a cosas mas "reales".

Que pena me das tio, perdona por ser tan directo pero esque es así.

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger