martes, 6 de enero de 2009

Il Divo


El fin de semana pasado acudí a un pequeño cine a ver en versión original subtitulada "Il Divo", la película de Paolo Sorrentino sobre la vida de Giulio Andreotti, que fue varias veces primer ministro italiano, líder de una de las facciones democristianas y juzgado, y también absuelto, de delitos de corrupción, asociación mafiosa y autor intelectual de asesinatos de jueces, periodistas, políticos y mafiosos arrepentidos.

La naturaleza oculta del poder de la república italiana. Los escándalos que socavaron la credibilidad de toda una clase política. El mal como método de mantener el bien. A mí me ha encantado el filme, y recomiendo que lo veáis; a ser posible, en su versión original.

Claro que el filme hace de Andreotti y las personas que se mueven a su alrededor una caricatura, que forma una fantasía hilarante o una deformación humorística de la verdad. O la verdad misma. No deja de ser una película necesaria, para tener en la mente a un superviviente nato de la política, que, a sus casi noventa años, aún hoy ocupa un escaño como senador vitalicio de la república.

El filme te plantea hacerte muchas preguntas muy directas, como qué se hizo, qué no se hizo y qué se pudo haber hecho cuando Aldo Moro, otro democristiano, fue secuestrado y asesinado por las Brigadas Rojas en 1978; quiénes estaban tras la logia Propaganda Due; quién ordenó matar al periodista Mino Pecorelli; hasta qué punto la política italiana estaba manchada de dinero y sangre. Otras preguntas a las que llegas tras ver la película es si lo que retrata es, aunque se parezca en lo más mínimo, la realidad, en Italia y en el resto de países.

Para Italia, la realidad es que el país mantiene a esa gerontocracia corrupta, libre de condenas, y a sus aprendices. Sigue habiendo corruptos en todos los partidos, siguen los contactos con la Mafia. Existe un corrupto manifiesto en el Palacio Chigi, sede del Consejo de Ministros, mil veces legislador de leyes que le amparen y le proporcionen inmunidad frente a sus juicios pendientes. Para el resto, a los ciudadanos les corresponde, como poseedores de la soberanía, evitar que se cambie algo por lo que mucho se luchó durante años: que la política la forman servidores de los ciudadanos, no dominadores.

2 comentarios:

Dion dijo...

¡Hombre, la has visto al fin! La verdad es que como película me parece inaguantable. Por repetitiva (con uso y abuso de todo tipo de efectos "modernillos") logra ser a la vez aburrida e históricamente inservible para el debate, porque ni siquiera te cuenta claramente cuál fue su trayectoria y sus diversos periodos de gobierno. Yo aguanté hasta el final sólo por lo fascinante del personaje y la gracia que tiene su caricatura.

Sólo salvaría la recreación del lenguaje político italiano (ese cardenalicio "soy de talla media...pero no veo gigantes a mi alrededor" me encantó) y por la literatura de algunos diálogos. Por cierto,aprovecho para comentarte que a lo mejor te interesa cierto monólogo que estoy pensando en usar...;D

La que sí recomiendo vivamente es la excelente "Frost-Nixon".

Javier dijo...

Sii, la vi, no podía soportarlo más. Pues a mí me ha encantado. Aunque David y yo también nos perdimos en alguna ocasión, con tantos nombres y tantas cosas. Yo creo que ha querido hacer una película más humorística que histórica, pero creo que con un retazo de su vida te imaginas que ha sido igual el resto de su experiencia política. Por desgracia.

¿Qué monólogo? Jejeje, espero que sea el de Andreotti, o cualquiera así que esté chulo, molan. Por cierto, ayer leímos a Eloísa y está muy bien, muy divertido, aunque los diálogos entre dos sean muuy largos.

Saludos!!

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger