miércoles, 21 de abril de 2010

Britain at the crossroads



Definitivamente, no sería equivocado definir el mandato de Gordon Brown como una montaña rusa. Empezó su etapa como premier dando la vuelta a los sondeos, para posteriormente hundirse en las encuestas por dudar acerca de adelantar las elecciones y volver a asegurar una cómoda mayoría laborista. Las medidas contra la crisis económica le llevaron a remontar de nuevo el vuelo, no ya volver a estar a la cabeza, pero sí mantener un apoyo bastante considerable frente a la oposición tory. La siguiente caída vino acompañada del voto de castigo de las elecciones municipales y europeas de 2009, quedando tercero en ambas convocatorias. Lo más asombroso fue que conforme se iba acercando la convocatoria electoral de este año, las diferencias entre laboristas y conservadores se iban haciendo tan estrechas que, paradojas del sistema electoral, impedirían una victoria tory.


Las circunstancias, sin embargo, han cambiado. El inicio de la campaña electoral y los debates televisivos han marcado a cada uno de los tres principales candidatos. Gordon Brown no es amable a las cámaras, pero tiene la ventaja de controlar aún el poder. El tory Cameron vende la fresca imagen del cambio, pero su partido sigue siendo el nasty party, el partido antipático. Nick Clegg, líder liberal-demócrata, ha despuntado como opción viable entre los que no quieren ni que repitan los que llevan muchos años en el gobierno ni los que temen la vuelta de los otros al gobierno.


En Reino Unido, el tercer partido empieza a ser una alternativa viable. El sistema electoral mayoritario, en contra de lo que dicen las leyes de Duverger, ha permitido la vuelta a un tripartidismo. Pese a tener ahora en los sondeos un peso más o menos igual, el sistema mayoritario puede no dar la mayoría al más votado, paradójicamente.


Todo parece indicar que los tories conseguirán tener más votos, pero con un nivel electoral prácticamente igual a las últimas elecciones. El efecto Cameron se disipa. Pero puede no tener ni mayoría absoluta ni más diputados. Los laboristas, que pueden quedar terceros bajo la ola lib-dem, podrían obtener más diputados. A los lib-dem les sigue perjudicando la distribución de sus votos y el voto útil. No es inverosímil una Cámara de los Comunes donde acaben formando mayoría laboristas y liberales, dirigiendo el gobierno la nueva tercera fuerza porque ha conseguido más escaños que todos los demás…


Aquí no hay proporcionalidad, el candidato más votado sale elegido sin más. Si Izquierda Unida se queja del sistema electoral español, imaginemos cuánto se quejará un partido con un 20% de votos, cuatro veces más que la IU española…


¿Dónde situaríamos al tercer partido? Los liberal-demócratas son un partido resultado de la fusión del viejo Partido Liberal con los laboristas disidentes del Partido Socialdemócrata. En su ideario conjugan el antiguo pensamiento liberal progresista con un programa social reformista. Su ideología social-liberal se sitúa en el centro izquierda. Una de sus propuestas más populares es la de subir los impuestos a las rentas más altas. Parece que ese liberalismo no es como lo que tenemos en España.


Podríamos decir que el Partido Liberal Demócrata compite por el mismo espacio que el Partido Laborista. Pero el electorado lib-dem es el de las clases medias urbanas británicas, y el electorado galés y escocés. También tiene mucho voto joven que no quiere votar ni a los tories ni al Gobierno. El Partido Laborista, pese a ocupar desde Tony Blair un centro izquierda muy moderado, no ha perdido en ningún momento el voto obrero, ni hay una partido a su izquierda, a menos que ese partido sea precisamente el Lib-Dem. Sus diputados salen de los distritos obreros del norte de Inglaterra, del cinturón obrero londinense y de Escocia e Irlanda. Si vemos un mapa electoral británico (como el de abajo), la fuerza del Partido Conservador se concentra en la Inglaterra rural. Por otra parte, no hay que olvidarse que la abstención sigue siendo muy alta: 61,3% en 2005, 59% en 2001.

Es esta distribución del voto la que genera la gran diferencia votos-escaños. La distribución de los distritos uninominales no ha cambiado en la última década. Mientras las comarcas rurales se han poblado de antiguos urbanitas y han seguido votando conservador, ese aumento de población no ha venido acompañada de más distritos. Los laboristas se siguen quedando con más distritos seguros pero con menos votos, mientras que los escaños seguros de los tories suben sus votos pero no les sirve de nada. Los electores liberales muchas veces deben sacrificar su voto para decantar el resultado, sea contra los tories, sea contra los laboristas.


No se sabe cómo acabará esta montaña rusa. Huele a fin de reinado laborista, un reinado largo y exitoso, a diferencia de épocas anteriores. Que se hayan convertido en thatcheristas de izquierdas, como muchos les acusan, no lo sé, pero los servicios públicos han funcionado medianamente bien, tan medianamente que pasan sin pena ni gloria. De los ferrocarriles ni hablemos. Lo Thatcher ya no vende, sus herederos siguen sin levantar cabeza.


¿Qué queda de esa Cool Britannia de la época Blair? ¿Será Nick Clegg el Obama británico? No oculto mi simpatía por Nick Clegg, pese a que venga del sector más liberal conservador de su partido, pero éste quiere un programa más izquierdista. Son, además, el único partido claramente europeísta de Gran Bretaña.


Una cosa está clara. En Europa, sea por abstención o por un tercer partido, los electores están cansados de tanto gatopardismo, tantos cambios de los mismos partidos para que al final no cambie nada.

1 comentario:

bitdrain dijo...

Clegg ha trazado una nueva politica exterior para UK basado en el no servilismo a US y una europeidad consciente (no tan europeista en la integracion de la moneda unica o el libre movimiento de ciudadanos -proteccionismo en UK-).

Especial atencion me levanta el voto independentista y nacionalista que tuve un auge importante en las europeas.

Algo clave. El voto joven. En UK los jovenes no votan!! Creo que solo el 35% de los jovenes voto en las pasadas generales.

Otro dato. UK tiene "solo" un 7,5% de paro pero para ellos es muchisimooo.

Hay zonas muy muy probes, de autentica miseria y muchisimos empresarios que quieren un gobierno tradicional al que poder controlar (sea laborista o conservador).

Una de las propuestas estrellas de Clegg es que no se paguen impuestos por las primeras £10.000 remuneradas.

En terminos practicos, Lib-dems y laboristas ocupan el mismo espacio socio politico. Los laboristas y socialistas espanyoles son liberales de centro con alguna pincelada social (gasto social de cara al marketing sin perseguir un verdadero objetivo).

Esta noche 2ndo debate :D

Todo muy curioso.

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger