jueves, 21 de febrero de 2008

De fascistas de siempre y fascistas por un día


Estos días hemos sido testigos de actos de verdadero bochorno y vergüenza colectiva. Dolors Nadal, María San Gil y Rosa Díez han sido abucheadas en diversos actos de sus partidos por militantes de extrema izquierda. Independentistas catalanes, independentistas gallegos y no sabría calificar a los jóvenes de la Complutense que insultaron a Rosa Díez más que de completos fascistas.

Como muchas veces he dicho, los extremos se tocan, “antifascistas” y los verdaderos fascistas pierden las pocas diferencias para alcanzar las mismas características: odiar, insultar, vejar, reprimir, silenciar, crispar…

España es un país democrático, muchos defendemos hasta la saciedad su mantenimiento, que es el mantenimiento de la libertad.
Nadal, San Gil, Díez…por mucho que sus planteamientos nos puedan parecer anticuados, erróneos, conservadores, taimados, y existen también los que le parecen que tienen razón; ellas, como todos sin excepción, tienen derecho a manifestar su opinión y hacer llegar la de su partido, como si viniera Le Pen a hablar en un mitin de xenofobia o Aquilino Polaino de homofobia, nuestra obligación es respetar la libertad de expresión. Si no nos gusta lo que dicen, nos callamos y punto, somos libres de ni escuchar, ni de asentir, ni de ir.

Los que impiden esa libertad son fascistas. Vistan como se vistan, ni quieren “liberar” Galicia, ni piden socialismo los jóvenes de Esquerra (raro y penoso que un partido nacido como burgués, liberal, progresista y federalista en 1931 se haya denigrado en radical, populista, independentista, ilógico y cercano a la izquierda extraparlamentaria, pero es seguro que los orígenes de ERC sus jóvenes los desconocen, sino, se habrían ido a otro sitio).

Ralla la hipocresía que los que defiendan con uñas y dientes a estas tres señoras sin embargo se congratulen de que otras personas, por el mero hecho de ser de partidos que no son el que prefieren (prefieren a Ciutadans, UPyD o PP, tres caras para una misma moneda). Que prefieren un partido más que a otro, es legítimo, es perfecto. Que callen a unos actos y ataquen a otros, es hipocresía y poca vergüenza.

Lo mismo podríamos decir de Díez o San Gil, aquí voy a dar una de cal y otra de arena. Porque como denuncian y recuerdan blogs como, entre otros, A torre da derrora, A sueldo de Moscú o el de José Luis Prieto, en 2003 ocurrió algo.

Y es que en 2003 en Andoain, María San Gil, Rosa Díez y Gotzone Mora insultaron con idéntica pasión que estos fascistas a Josu Jon Imaz. ¡Otro demócrata! Eso que tanto PSE, como el PP y el PNV y un miembro de Batasuna condenaron el asesinato de Joseba Pagazaurtundua. ¡Qué habría pasado si el PNV no lo hubiera condenado! Al PNV, partido que no defiendo y considero en una órbita ilógica, lo insultaron, ¿a santo de qué? Ese día esas tres mujeres se convirtieron en fascistas por un día, lo mismo que esos tres grupos de radicales.

Es decir, que es muy fácil pedir respeto para uno mismo, pero no para dar ejemplo de ello. ¡Cristo predicó con el ejemplo! Por eso no puedo recibir a bien nada de lo que digan estas personas, su sentido de la realidad es tan retorcido que me inspiran mucha lástima, y espero que lleguen un día a recapacitar sus actos, no lo que piensen.

Por eso digo, una de cal y una de arena. Por muy heroínas que se consideren, no están por encima del resto de ciudadanos, y, como el resto, también están obligadas, por decencia y sentido de la moral y ética, a dar ejemplo y mostrar un mínimo de educación y ejercicio democrático.

No hay comentarios:

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger