jueves, 14 de febrero de 2008

L'Italia al voto



http://www.elpais.com/articulo/internacional/Arranca/campana/Italia/elpepuint/20080214elpepiint_6/Tes

http://www.elpais.com/articulo/internacional/partido/familia/elpepuint/20080124elpepiint_6/Tes

*Recomiendo leer sendos artículos de El País para quien pueda perderse con los datos de mi entrada.

Después de asistir al bochornante espectáculo de la caída del gobierno de centroizquierda de Romano Prodi por la traición y cálculos de la UDEUR, Italia se ve una vez más llamada a las urnas para renovar de forma prematura el Parlamento.

Y es que los italianos están hartos de sus políticos, pero los votan. No confían en ellos, no confían en Berlusconi ni en los viejos socialistas, todos unos corruptos por el negocio o la política durante el pentapartito. Ya casi ni siquiera en los herederos del partido más limpio durante aquella época, el viejo Partido Comunista Italiano. Sus herederos están en diáspora desde 1991: el actual Partido Democrático de Walter Veltroni, Izquierda Democrática, Refundación Comunista y los Comunistas Italianos, estos tres últimos unidos con la Federación Verde en la coalición La Izquierda Arcoiris.

El mapa político italiano se reconfigura: Berlusconi une su partido en coalición con la ex fascista Alianza Nacional (recalco, ex fascista, algo de alegría al menos que Fini haya dejado al fascismo italiano a la marginalidad de Alessandra Mussolini, aliada por desgracia de Berlusconi) en el Pueblo de la Libertad. No deja de ser curioso que la derecha hable de libertad y se coaligue con la secesionista y xenófoba Liga Norte de Bossi y la fascista Mussolini, en Italia; y en España clame contra los que no comulguen con su idea de España, a saber, nacionalistas, progresistas, inmigrantes y homosexuales.

Los democristianos de UDC se descuelgan de Berlusconi. Ojalá fuera verdad, pero en el caso de victoria del centroderecha no dudarán en sumarse a él y no a Veltroni: la laicidad de la izquierda para eliminar una incesante injerencia vaticana en la política (UDC y UDEUR, los más grandes restos de la desintegración de la corrupta Democracia Cristiana). Ni siquiera la UDC, pese a mantenerse partidaria de la necesidad de la reforma electoral, se ha atrevido a dar su apoyo a un gobierno de transición dirigido por el democristiano progresista Marini. El poder llama mucho, y las injerencias vaticanas mandan más.

Como ya mencioné, la izquierda comunista, ecologista y los antiguos miembros de los Demócratas de Izquierdas disconformes con el Partido Democrático, se han unido en La Izquierda-Arco Iris. Si sirve de sumar fuerzas para un grupo de izquierda a la izquierda del PD, perfecto, si dan su apoyo serio (y no repetir la experiencia de Bertinotti en 1998 abandonando al gobierno Prodi de entonces) a un futuro gobierno de centroizquierda, tanto mejor.

Llevo destacando desde hace unos meses el acontecimiento de la reunificación del Partido Socialista. El PSI se hundió electoralmente como justo castigo a la corrupción ejercida desde el poder, y los socialistas emprendieron la llamada “diáspora”. Nuevo PSI, Los Socialistas, Socialistas Democráticos, Constituyente Laica Liberal Socialista, Democracia y Socialismo, etcétera, etcétera, etcétera. Los italianos son muy aficionados a dividir y escindir a la quinta potencia todos sus partidos políticos, y así también les va. Todos ellos han vuelto a la formación de un renovado Partido Socialista, que por desgracia como pone la noticia de El País, apenas tiene un 0,5% de apoyos: quizás sea el recuerdo a los actos anteriores a 1994. Por otra parte, veo realmente mal que la alianza de Partido Democrático-Italia de los Valores (un partido loable, Di Pietro en su etapa de fiscal consiguió remover los cimientos políticos italianos con la Operación Manos Limpias y descubrir la corrupción y los contactos con la Mafia del pentapartito italiano) no recurra a la suma del PS, aunque su inicio sea un partido mínimo, pero es de esperar por todos que sus candidatos no tengan en absoluto nada que ver con la corrupción anterior. Todo socialista corrupto deja de ser socialista: es un traidor. A sus principio, a su conciencia y a lo que es peor, a los ciudadanos.

La izquierda, muerta la Unión, comete una torpeza política dividiéndose, conociendo el espantoso sistema electoral impuesto por Calderoni (quien mismamente reconoció que era “una cerdada”) para trabar la victoria de la izquierda. Calderoni puede estar orgulloso: la fragmentación parlamentaria dada por la ley se ha llevado por delante la Unión y las esperanzas de los italianos.

Veltroni es un buen líder. Su gestión en la alcaldía de Roma ha sido ejemplar, sin estridencias (no como Don Carnal alcalde de Madrid). La preservación del casco histórico de Roma es encomiable, aunque yo personalmente haya sufrido ver la mitad de los obeliscos (robados desde Augusto hasta los Papas) tapados por las obras de restauración, o el horrible empedrado de las calles para mantener su vestigio histórico.

Italia no se merece volver a Berlusconi. Si dicen que el ser humano es el único animal capaz de tropezar dos veces con la misma piedra, Italia ya llevaría tres veces. Ni me planteo, eso sí, denominar “coglioni” a quienes no voten al centroizquierda, como en 2006 él denominara a quien no le votara. Experiencias así también sufrimos en España en 2004 cuando la derecha ladraba su rencor por las esquinas. Me permito recordar esa frase de Aznar referidos a los pacifistas contra la guerra.

¡Ojalá Italia se libere de volver a una derecha berlusconiana! Libre de Berlusconis, Bossis y referéndum para un pseudofederalismo que contente al secesionismo de la Liga Norte. Pero, que aprendan de España. Al nacionalismo, ninguna esperanza. Al nacionalismo se le disminuye con los hechos, la verdad y el rigor histórico.

No hay comentarios:

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger