miércoles, 20 de febrero de 2008

La necesidad de la participación política


Estamos a poco más de un día del inicio de la campaña electoral. No viene de más recordar lo que significa el acto de elecciones y la democracia.

No somos ya siervos, no somos ya súbditos. En este país muchos han luchado por conservar el derecho a ser considerados y reconocidos ciudadanos; mucha sangre vertida por luchas, odios y viejos rencores.

Mucha gente se aparta de la política. Es un tabú, un foco de discusión, de sentimientos viscerales y siembra de rencores. Los políticos son perversos, maquiavélicos, ambiciosos, carentes de escrúpulos, mentirosos, corruptos… etcétera etcétera. Eso, achacado a todos los políticos. Algunos lo dicen, pero esos algunos hablan desde el estereotipo y la información inexistente.

Porque nosotros, como ciudadanos, no solo existimos a la hora de pagar impuestos o emitir el voto. Somos, como colectivo unido, la soberanía nacional, el poder supremo. Como tal, ejercemos nuestra opinión, crítica y protesta ante los actos de nuestros representantes elegidos, que son, no lo olvidemos, quienes detentan el poder efectivo.

Pero esos representantes no dejan de ser eso, representantes elegidos. No están ahí por obra de la gracia divina, nacimiento o sorteo. Emanan de la voluntad popular, y, lo que se puede dar, también se puede quitar.

Detrás de muchos ellos siempre hay una gran masa de personas, ya sea desde los asesores hasta los militantes de los partidos. Todos son gente en su casi unánime mayoría personas humildes y honradas, con ideas firmes y sinceras, que trabajan por construir un proyecto positivo, sea cual sea su ideología.

El político es, ante todo, una persona, y como tal es víctima de los mismos defectos y virtudes que el resto de los mortales. No es un dios, no es un ser todopoderoso, no lo sabe todo ni conseguirá arreglarlo todo. Podemos creer o no en su palabra, podemos dejarnos guiar ciegos o hacerlo desde la sensatez, podemos darles una total confianza o una valoración crítica.

No somos borregos, no somos una masa ignorante. El ser humano siente muy en lo profundo de su ser la necesidad de creer en algo, un sentimiento cuasirreligioso, tener la fe en algo, pase lo que pase. Muchos sienten esto hacia muchas ideologías, pero en ideologías no hay dogmas de fe. No tenemos que creer a nadie ciegamente, simplemente tener presente las limitaciones que le son impuestas a todo ser humano y que la realidad condiciona mucho nuestras aspiraciones y actos.

De ello es necesario participar. Participar siempre. La democracia participativa es la aspiración del socialismo. Socializar los medios de producción es un término que se va quedando obsoleto. La socialización de la democracia, la extensión de las responsabilidades y decisiones del poder es la nueva aspiración. El poder participativo local, el control ciudadano, la elaboración de normas rígidas de rendición de cuentas. La mejora, en fin, del sistema actual a uno mejor.

No participar es la muerte de la democracia. La democracia no es un sistema rígido y fuerte, no es una vieja autocracia, no es un sistema totalitario, basado su poder a base del terrorismo de Estado. La democracia se asienta sobre el poder ciudadano, si pierde ese apoyo, la democracia muere a favor del sistema totalitario. Ejemplos la historia nos los ha dado, bastantes dramáticos, por cierto.

El descontento al sistema tiene su opción del voto el blanco: se participa, se expresa la crítica. Que muchos lean “Ensayo sobre la lucidez” de José Saramago, y lo comprendan.

La espalda a la democracia de quienes no quieren participar, no importará mucho para ellos, porque el día que se deje de votar, no pasará nada, porque no habrá más elecciones. No habrá más elecciones, más voluntad popular, más soberanía nacional, más libertades ni más derechos. La democracia habrá sido asesinada para investir con el poder absoluto a un nuevo Hitler.

No hay comentarios:

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger