sábado, 23 de febrero de 2008

Manifiesto del Árbol Socialdemócrata

La campaña más reñida de la historia de la España democrática ha comenzado. Se enfrentan de nuevo dos conceptos de entender España: por un lado la España reformista, social y abierta y por otro la España nacionalista, reaccionaria y crispadora.

Y estos calificativos son ciertos, en referencia a la derecha, me atrevo a decir que por desgracia. Nunca antes ha estado tan en peligro los avances sociales como en 2008: la izquierda que no se mueve a defender el mantenimiento de las reformas y la derecha monolítica con un solo pensamiento, que es que la izquierda jamás, jamás y jamás.

La movilización de la izquierda es más esencial que nunca. La victoria no puede ser por la mínima: la izquierda o es fuerte en el Parlamento o caerá, y ahí está Italia para dar una muestra de que no hay que depender de una amalgama de partidos. La izquierda debe gobernar y apoyarse en sus votos, como única garantía del mantenimiento de la política reformista.

La izquierda ha cometido errores, se ha quedado corta, no ha sabido imponer su postura. Ese último error es el fatal: marcar el discurso político frente al adversario da mucha más ventaja. El Gobierno socialista ha realizado grandes logros en este cuatrienio en muchos campos: no ha sabido darles la importancia necesaria. Porque esos logros son lo que se hayan en peligro, no se han vendido como deberían haberse hecho para ahondar la distancia frente al partido conservador, no se ataca con la suficiente dureza los puntos flacos conservadores: el caso Gallardón, el desinfle Pizarro, la no renovación de la cúpula, la deriva ultraconservadora, la fragilidad de Rajoy, la caída de los centristas y la subida de los halcones son cada vez más y más alarmas rojas que se ciernen sobre el futuro. Unido a un sector de sus apoyos mediáticos y sociales envalentonados y rayando la petición de revancha. Hay quien no aprende de la historia, hay quien insulta el evangelio de Cristo en su nombre.

La necesidad de la victoria de la izquierda radica en mantener las reformas, y en propiciar un nuevo terremoto en el seno de la derecha española, que lleve bien a la rectificación y se homologue a la CDU alemana, los Moderados suecos, la UMP francesa y el PSD portugués; y se aleje de las tácticas berlusconianas, del populismo de Haider y cualquier xenofobia y extremismo como el Vlaams Belang y Fortuyn. Sólo entonces la alternancia izquierda-derecha podrá ser bien aceptada por todos los españoles. Bien eso, bien llevar a la verdadera fractura de la derecha entre el búnker conservador y el centroderecha moderado, y que cada uno busque la hegemonía derechista. El partido conservador actual es peligroso porque es un atrapalotodo, una amalgama del centro a la extrema derecha unido por el objetivo que antes comentaba: la izquierda jamás, jamás y jamás.

Por ello, yo recomiendo el voto para el Partido Socialista Obrero Español, y para Izquierda Unida, ésta última con muchas reservas. Si algo es la izquierda es protesta, es presión. Protesta por un mundo mejor, presión para no desviarse del camino marcado. Y cuando más apoyos consiga la izquierda más libre será de seguir esa vía: la vía de la socialdemocracia, sin cortapisas, sin peligros, con toda una mayoría social para abrir y asentar la sociedad alternativa, la sociedad libre.

Os pido que votéis ante todo, con libertad. A quien sea, por supuesto. Votad conforme a vuestra conciencia e interés, votad por amor a la democracia y al mantenimiento de los derechos que se hayan en peligro.

No hay comentarios:

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger