lunes, 24 de diciembre de 2007

El nacionalismo como fuerza desintegradora



Bélgica, después de 196 días tras las elecciones legislativas, tiene un nuevo Gobierno. Pero interino, puesto que la gran amalgama de partidos nacionalistas flamencos y francófonos ha sido imposible concordar un nuevo gobierno pos las presiones de Flandes de aumentar las autonomías regionales, vaciando el poder central de cuantas más competencias mejor, y así tener a la vuelta de la esquina una futura independencia de Flandes.

Flandes es ahora la región más rica y poblada de Bélgica frente a Valonia, más pobre y menos poblada. Las dos comunidades, de hablas distintas, viven a la espalda una de la otra. Flandes como región más rica está cansada de que su dinero vaya a parar al desarrollo valón. La solidaridad no funciona. El socialismo belga está bajo mínimos, vendiéndose al espíritu desintegrador y dividiéndose igualmente en dos partidos, cada uno soportando como puede al resto de partidos de derecha o extrema derecha como el Flaams Velang.

Bélgica no puede ser modelo para España. ¿Cuales son las regiones ricas de España? Cataluña y País Vasco entre otras, las dos con un fuerte nacionalismo, pero únicamente de menos de la mitad de la sociedad. En las dos prima para su nacionalismo la idea de haber sido expoliados por el “malvado” Estado español y de negarse a contribuir al desarrollo de otras regiones españolas como Galicia, Andalucía, Castila o Extremadura que necesitan de inversión para estar a la par con estas regiones más ricas y dotar a España de una uniformidad económica y de desarrollo. Algo que es una verdadera política de izquierda y que muchos no defienden.

Quedamos al ir y venir de partidos nacionalistas de diverso cuño pero con una misma máxima: arrancar todo el dinero posible para sus regiones. Cuando oigo hablar de nacionalismos de izquierda no se puede evitar hacer una sonrisa de incredulidad. El nacionalismo es una antigualla liberal del siglo XIX y ahora un movimiento reaccionario, insolidario, y de historia inventada allá donde no existe una “nación” oprimida (que diga alguien en qué España oprime a Cataluña o a Euskadi, en qué Francia oprime a Bretaña o Córcega, en qué Italia oprime a la denominada “Padania”…) Nacionalismos como el kurdo que sufre opresión de Turquía, de Irán y cuando Saddam Hussein; el irlandés que también tenía que luchar contra el terrorismo paramilitar del unionismo (no por ello defendiendo la violencia del Sinn Fein contra gente inocente), son necesarios en cuanto liberen a sus regiones del control despótico de gobernantes ajenos a ellos.

El gobierno de España no puede depender de nacionalistas en tanto que ellos no renuncien a un comportamiento egoísta y aboguen por política seria de verdad y acepten la realidad plural e integrante de España como nación de todos, no por sólo motivos históricos sino por ser nación con voluntad de dotar a sus ciudadanos de conceptos como la libertad, la igualdad, la justicia social y el desarrollo de sus regiones para alcanzar el bienestar.

Necesitamos que el nacionalismo tome en cuenta su posición, o prescindir de él, y dotar al país de una mayoría clara libre de nacionalismos: la mayoría de la izquierda. Puesto que la izquierda española es el único segmento no nacionalista, la derecha representa a un caduco y reaccionario nacionalismo español y centralista, igual que los periféricos, cegado en pasados gloriosos y fantasías inventadas.

No hay comentarios:

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger