martes, 11 de noviembre de 2008

Coglioni

Huelgas de transporte, huelgas estudiantiles, protestas… Italia vuelve a protestar una y otra vez contra las políticas de Berlusconi, en una Italia dividida siempre a la mitad: los que le detestan y los que le votan.

Mientras, il cavaliere cometió su última ocurrencia: “Obama es guapo, joven y está bronceado”. Ante la reacción de los italianos indignados, Berlusconi les atacó diciendo: “Esos que me critican no saben lo que es el sentido del humor; son unos imbéciles y unos coglioni”. Y en Bruselas, en una rueda de prensa, respondió a un periodista de Bloomberg que le preguntó si había pedido disculpas: “Usted también está en ese grupo [de imbéciles]. Pídale excusas a Italia”.

Italia no ha tenido mucha suerte con sus políticos. La república italiana se cimentó sobre una red de clientelismo, sobornos y silencio, al mismo estilo de la Mafia. La crisis de los 90 echó a los viejos partidos, pero no a los viejos políticos. Incluso siguen las viejas prácticas. Berlusconi no termina de hacer leyes que le protejan de los juicios, y media Italia, de una Italia escandalizada por la corrupción, le vota. Pues, ¿en qué se diferencia de Bettino Craxi?

Bettino Craxi, líder del antiguo Partido Socialista Italiano y primer ministro de 1983 a 1987, quería una reforma constitucional en Italia que diera como resultado un régimen presidencialista, con él en la cabeza del Estado. Italia ha tenido tradicionalmente mucho temor respecto a cualquier idea presidencialista, que pudiera acercarse a lo que en su día fue Mussolini. Por añadir, cabe decir que el PSI fue igual, o más, corrupto que sus compañeros del pentapartito italiano, y las relevaciones de su labor infame les redujeron al ostracismo electoral y a la disolución. Igualmente, Berlusconi, que fue amigo de Craxi, tiene las mismas ideas presidencialistas. Ya hizo en su segundo período de gobierno una reforma para dotar al primer ministro de más poderes, y ahora busca una nueva fórmula presidencialista para quedarse en la máxima magistratura, y a salvo de cualquier juicio.

Así, ¿en qué se diferencia de Craxi? En que puede conseguirlo, si los italianos le renuevan la confianza.

Para el gobierno Berlusconi es más importante echar la culpa de todo a los inmigrantes que a preocuparse de destruir a las mafias del sur, que ésas si que son la lacra del país, la semilla del crimen y de la impunidad. No le preocupa que escritores como Roberto Saviano estén en su punto de mira.

1 comentario:

Rodrigo Parra Fernández dijo...

Al final la eterna pregunta, ¿los ciudadanos tienen los dirigentes que se merecen o los que más se parecen a ellos?

Tuve la magnífica oportunidad de estar en las elecciones italianas de este año, participando en la campaña de Veltroni, gracias a JSM y JSE, y sinceramente tu post refleja un elemento clave, la edad de sus dirigentes.

Italia, los italianos, nuestros primos con marketing, están en una profunda crisis, tan profunda en la que la mafia tiene una influencia sino real, al menos, lo parece tan grande que corrompe todo. Pero también la corrompen la apatía de los ciudadanos y sobre todo, unos partidos políticos clientelares increibles. Si se ven las subvenciones a los partidos estas multiplican por mucho las españolas, por no hablar de los sueldos de los cargos políticos que a todas luces son desmesurados y que generan ese clientelimos que antes mencionaba.

Lo digo por aquí pero no estaría mal hablarlo en la Plataforma Juvenil, la cual la tenemos algo abandonada, o en otros foros para dinamizar la reflexión política. Lo hablamos,ok?

UN saludo

"Instrúyanse, porque necesitaremos toda vuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo vuestro entusiasmo. Organí­cense, porque necesitaremos toda vuestra fuerza".

Antonio Gramsci, Fundador del Partido Comunista Italiano
Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenidos

Bienvenidos al Árbol Socialdemócrata, un sencillo blog que pretende dar su pequeña aportación a los ideales del socialismo democrático y de la libertad.

Os invito a leerme, no sólo por afinidad, conformidad a lo escrito o discrepancia, sino para que cada uno cree conciencia propia y ajena. Todos tenemos que contribuir a la libertad, ser una nueva ventana a la esperanza por un mundo mejor.

¡Piensa por tí mismo!

"El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo"

Seguidores

Lo más leído

Archivo del blog

Mi lista de blogs

Socialistas en Red

Blogs de Socialistas en Red

Karl Marx

Karl Marx

Friedrich Engels

Friedrich Engels

Karl Kaustky

Karl Kaustky

Eduard Bernstein

Eduard Bernstein

Antonio Gramsci

Antonio Gramsci

Enrico Berlinguer

Enrico Berlinguer

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

Se habla de

11 M (4) 20 Minutos (5) África (7) Alemania (26) Alexis de Tocqueville (3) Aluche con Zapatero (4) América (5) anarquismo (5) árbol socialdemócrata (101) Asia (8) Austria (3) Azaña (2) Aznar (9) Bélgica (4) berlusconi (36) Bernstein (10) bisexualidad (7) BNG (6) Bolivia (1) Brasil (6) Burke (3) C's (3) Canadá (5) Canarias (2) capitalismo (32) Carme Chachón (1) Cataluña (24) censura (7) Chávez (12) Chile (9) China (13) cine (8) Comunidad de Madrid (91) comunismo (36) conservador (13) Constant (4) constitucionalismo (24) Convergència i Unió (15) COPE (21) corrupción (74) cristianismo (18) Cuba (2) Dani rectifica (3) Debate del Estado de la Nación (7) democracia (190) derecha (196) derechos humanos (23) dictadura (41) Dictadura de Aguirre (12) EA (6) economía (114) educación nacional (24) educación para la ciudadanía (12) El Mundo (18) El País (146) El Periódico de Andorra (1) elecciones (160) elplural (16) Engels (6) ERC (12) España (105) Esperanza Aguirre (85) Estados Unidos (43) ETA (33) Euronews (3) Euskadi (49) eutanasia (3) familia (14) fascismo (23) feminismo (5) Fichte (1) filosofía (3) Foreign Policy (5) Francia (46) Franco (8) fundamentalismo islámico (7) Galicia (14) Gallardón (9) Gobierno (20) Gordon Brown (7) Grecia (8) Hegel (4) heterosexualidad (1) Hispanoamérica (14) historia (104) homofobia (35) homosexualidad (24) I República (2) Ibarra (3) Ibarretxe (8) Iberismo (2) Iglesia Católica (19) II República (15) III República Española (12) Ilustración (3) inmigración (19) Irán (11) Irlanda (3) Islam (10) islamismo (12) Israel (13) italia (53) IU (47) izquierda (275) Izquierda Republicana (3) Japón (1) José Cepeda (6) jóvenes (12) justicia (13) Juventudes Socialistas (28) Kaczynski (5) Kant (4) Karl Marx (16) Kautsky (9) laicidad (3) LaSexta (1) Le Chemin Rouge (1) Le Monde (2) Lenin (6) Ley de Memoria Histórica (3) Ley electoral (12) liberalismo (57) libertad (152) Libertad Digital (15) literatura (13) Locke (3) Losantos (9) Louis Blanc (2) Lula (7) machismo (3) Marruecos (4) marxismo (24) mass media (23) medio ambiente (3) México (1) MinutoDigital (12) monarquía (13) Montesquieu (4) mundo árabe (9) música (13) Na Bai (2) nacionalismo (69) Navarra (8) NPA (2) Obama (28) Oriente Próximo (4) Ortega y Gasset (2) Pablo Iglesias (8) Países Bajos (1) Palestina (11) Parlamento (9) Partido Comunista Francés (2) Partido Laborista británico (14) Partido Socialista Europeo (5) Partido Socialista francés (17) PCE (4) pederastia (2) periodismo (4) Plataforma Avanza (2) PNV (27) pobreza (5) poder ciudadano (44) Polonia (7) Por la Izquierda (2) Portugal (16) PP (158) Presupuestos Generales (6) PRI (1) progresismo (29) prostitución (3) PSM (35) PSOE (165) Público (83) Rajoy (54) Reino Unido (23) relaciones laborales (29) religión (25) republicanismo (42) Rouco Varela (5) Rousseau (4) Royal (10) Rusia (12) sanidad (18) Sarkozy (28) SER (9) Sieyes (3) sistemas de transporte (1) socialismo (245) solidaridad (1) SPD (17) Stuart Mill (2) Suecia (8) teatro (2) Telemadrid (10) televisión (10) teorías (58) terrorismo (54) The Times (2) Tomás Gómez (28) Tradeunionismo (2) trotskismo (6) Trotsky (3) Turquía (5) Unión Europea (80) UPyD (14) Valencia (17) Veltroni (9) Venezuela (16) vídeos (13) violencia (24) xenofobia (9) Zapatero (60)

Manuel Azaña

Manuel Azaña

"Causas de la guerra de España", Manuel Azaña

En nuestros conflictos políticos, la República tiene que ser una solución de término medio, transaccional y la válvula de seguridad contra sus desaciertos es el sufragio universal. Lo que se pierde en unas elecciones, puede recuperarse en otras. Nada duradero se funda sobre la desesperación y la violencia. La República no puede fundarse sobre ningún extremismo. Por el solo hecho de ser extremismo, tendría en contra a las cuatro quintas partes del país.

Enlaza mi blog

Enlaza mi blog


socialdemokraterna

socialdemokraterna
Árbol Socialdemócrata

Últimos comentarios

Lo más leído

Diseñado por Iván Llera empleando la tecnología Blogger